X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Illueca: "No hay ningún acuerdo por las acciones del Hércules"

Foto: Estrella Jover
8/04/2017 - 

VALÈNCIA. El director general del Instituto Valenciano de Finazas (IVF), Manuel Illueca, negaba este viernes a Alicante Plaza que haya un acuerdo con Juan Carlos Ramírez y Enrique Ortiz por el paquete mayoritario de acciones del Hércules.

Lo anterior era anunciado a bombo y platillo el pasado miércoles, a las puertas de la sede social del Hércules por el socio de Ortiz en este y otro negocios. Ramírez iba más allá y dejaba entrever incluso el precio de 300.000 euros por el 72% de las acciones que son titularidad de la Fundación.

Pues bien, ni lo uno ni lo otro. En el marco de un entrevista que publicaremos el próximo domingo en la que el director general del banco del Consell también repasa otras cuestiones candentes de la relación entre el Instituto y los clubes de fútbol de la Comunitat, Illueca responde con "un no rotundo" a la pregunta sobre si hay acuerdo alguno y confirma algunas de las informaciones adelantadas por Alicante Plaza en las dos últimas semanas respecto a este tema.

El director general insiste en la intención de sacar a subasta "cuanto antes" las acciones, pero tanto las que son aún titularidad de Aligestión (el 15,07% de los títulos del Hércules) como el 72% del capital social del Hércules que está embargado a la Fundación por la deuda de 18 millones de euros que mantiene con el Instituto.

Las acciones del Hércules en manos de Aligestión

Para lo anterior, continúa existiendo un problema, que ya adelantamos hace diez días en este medio: los socios de Enrique Ortiz en Aligestión se oponen a que la puja del banco del Consell en la subasta de los bienes y derechos de la mercantil sea la ganadora, alegando que es demasiado baja. Esa postura, que es calificada por Illueca como una "maniobra dilatoria que tiene poco recorrido", está afectando a la convocatoria de la subasta que permitiría que el Hércules cambie de manos y es que, si bien el director general del IVF deja claro que el estadio José Rico Pérez no será subastado ahora, sino "cuando el fútbol se recupere en Alicante", remarca la voluntad del banco del Consell de deshacerse del 87% de los títulos, "en cumplimiento del mandato del President de la Generalitat, que exige que el Consell ponga en cuanto pueda fin a su relación con los clubes de fútbol". Ahora bien, puntualiza que de no ser posible sacar a subasta el 87% de los títulos, el IVF subastará el 72%.

"De 400.000 euros en adelante"

Bueno, realmente subastaría el derecho de crédito de 18 millones de euros contra la Fundación del Hércules que está garantizado con el 72% de los títulos (vía embargo). Eso sí, el precio de salida de la subasta no serán 18 millones de euros: Illueca reflexiona en voz alta sobre cómo puede el Consell recuperar la citada suma millonaria de dinero público: "La sociedad alicantina tiene que entender que la expectativa de cobro de dicha cantidad la mantenemos pero en relación con el estadio, con su subasta "cuando el fútbol se recupere (...), haya necesidad de modernizar la instalación". Para el Consell en general y el IVF en particular, era fundamental que el Rico Pérez "estuviera en manos de todos y no de un especulador", asegurando también la expectativa de recuperación de la deuda: "Imaginemos qué sería ahora de la situación si controlaran el estadio los mismos que no hacen frente a sus obligaciones de pago en el club".

Mientras la instalación se vende, Illueca insiste en que "el Instituto pondrá a disposición de los alicantinos una infraestructura de ocio de primer nivel, cediendo el uso de Rico Pérez al Ayuntamiento" a cambio de un canon anual que no concreta, pero podría ascender a los 200.000 euros anuales, suma que considera "razonable". Además, el director general del IVF pone el acento en que la titularidad pública del estadio garantiza "la transición hacia una nueva realidad que garantice el fútbol en la ciudad si al Hércules, Dios no lo quiera, le ocurre algo".

Volviendo con las acciones y su subasta, Illueca habla "de unos 400.000 euros (...), de ahí en adelante" como precio de salida en una "subasta pura", abierta a todos los interesados. El director general del IVF recuerda que el administrador concursal de Aligestión le otorgó un valor de cero euros al 15,07% de los títulos que son propiedad de la mercantil, pero que el IVF cree que las acciones, todo y las obligaciones que se contraen al hacerse con la propiedad de "un club en Segunda División B, en fase de cumplimiento de un convenio que no cumple y con la amenaza de los siete millones de euros que le reclama la Comisión Europea", valen "algo más", tratándose de una institución "de la magnitud del Hércules y en una ciudad con el potencial de Alicante", y de ahí esos 400.000 euros como punto de partida: "la sociedad alicantina tiene que entender que no podemos pedir el oro y el moro (...), la capacidad de recuperación de los 18 millones de euros está en el estadio y no en este paquete accionarial".

"Hay más interesados"

Además de remarcar que "no hay acuerdo alguno" con Ramírez y Ortiz, de los que llega a decir que "creen que solo acudirán ellos", reconoce haberlos sondeado como a otros interesados, "porque es lo lógico" de cara a saber si puede ser viable la subasta, el procedimiento que reúne los principios de publicidad y concurrencia: "Hay interesados", insiste Illueca, cuando se le pregunta por las peticiones de información recibidas que confirma "desde el extranjero", si bien es muy prudente ya que la delicada situación del Hércules no permite ser optimistas respecto a que todas esas intenciones se transformen en una oferta final una vez se convoque la subasta.

Noticias relacionadas

next