X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

planes de expansión de la multinacional en la comunitat

Ikea ratifica su interés por Alicante 'sin fechas' tras anunciar su primera tienda urbana en Valencia 

La multinacional insiste en que su intención es desarrollar "un proyecto viable en el mercado de Alicante" pero asegura que todavía no puede concretar ni formatos ni un posible calendario de esa deseada implantación   

21/12/2016 - 

ALICANTE. Ikea sigue marcando a Alicante como uno de sus espacios preferentes en sus planes de expansión. Pero continúa sin tener ninguna concreción sobre posibles fechas ni formatos para su aterrizaje. Es decir, existe la firme voluntad de adentrarse en el mercado de Alicante con un proyecto viable. Pero no se conoce todavía a ciencia cierta si se trata de instalar una tienda al uso, como las que ya existen en Murcia o en la localidad valenciana de Alfafar (por citar las más próximas); si se piensa en una tienda urbana o 'pop up store', como la que se anunció este martes para la ciudad de Valencia; o si se planea compatibilizar ambas fórmulas. De hecho, los dos modelos pueden coexistir, ya que la multinacional sueca reserva las tiendas urbanas, de barrio, exclusivamente para la venta de artículos de decoración, lo que excluye a los muebles voluminosos que se pueden encontrar en sus establecimientos tradicionales, de mayor tamaño.

Portavoces del gigante del mueble precisaron a Alicante Plaza que, por el momento, su único proyecto claro a corto plazo en la Comunitat es la apertura de ese establecimiento de proximidad en Valencia, para el se sigue buscando ubicación céntrica definitiva. De ahí que tampoco esté fijada una fecha para su apertura, aunque ya se trabaje para establecer una línea de bus propia que facilite los desplazamientos hasta la tienda de Alfafar.

Fuentes municipales consultadas por este diario aseguraron desconocer si la compañía pretende ensayar ese concepto de pop up store en la ciudad. No hay constancia de que se esté buscando un posible local comercial para ello, pero sí se tiene la certeza de que muy probablemente lo acabarán haciendo, ya que, según las mismas fuentes, "la tendencia que están siguiendo todos los grandes operadores comerciales en toda Europa es imitar el pequeño comercio y tratar de captar su valor añadido con una apuesta por la calle y por la proximidad, en lugar de seguir abriendo en el extrarradio". 

Por lo que respecta a las negociaciones entabladas entre el Ayuntamiento, la Generalitat y la propia Ikea sobre la instalación de una tienda de gran formato, la situación sigue siendo la señalada por el alcalde, Gabriel Echávarri (PSOE), la semana pasada: contactos discretos hasta que se cierre una acuerdo definitivo sobre el que el equipo de Gobierno considera que es el gran asunto nuclear al que se debe dar solución el próximo año. Con todo, continúa existiendo disparidad en el seno del tripartito (PSOE, Guanyar y Compromís) sobre cuáles deben ser los tiempos de tramitación y sobre la fórmula urbanística escogida para facilitar su encaje, aunque ya se coincide en que uno de los emplazamientos con más opciones para acoger a la multinacional es la franja de suelo del sector de Rabasa que linda con la avenida de la Universidad.

Como viene publicando este diario, el primer edil defiende que la llegada de Ikea no puede aplazarse hasta que se tramite el nuevo Plan General Estructural, mientras que el edil de Urbanismo, Miguel Ángel Pavón (Guanyar), sostiene que los dos asuntos están ligados necesariamente y que deben tramitarse en paralelo. El portavoz de Compromís, Natxo Bellido, defiende que la implantación de Ikea debe cumplir dos condiciones: quedar desvinculada de cualquier sombra de corrupción y no estar ligada a un macrocentro comercial anexo. Bellido volvió a reclamar la semana pasada la celebración de un encuentro con Ikea para retomar el diálogo pese a la llamada a la discreción de Echávarri. El PP y Ciudadanos, por su parte, exigen la convocatoria de la comisión creada para compartir información sobre las negociaciones. 

Noticias relacionadas

next