X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

la firma volvió a beneficios en 2016 tras la inyección de capital

HI Partners sanea el hotel Villaitana para poder cumplir el convenio de acreedores en 2018

5/12/2017 - 

ALICANTE. El nuevo propietario de Xeresa Golf (la sociedad que explota el hotel Villaitana, en Benidorm), HI Partners, ha llevado a cabo un importante saneamiento de la firma, que en unos meses tiene que afrontar el cumplimiento del convenio de acreedores aprobado en 2013. Así lo refleja la memoria de las cuentas anuales de 2016, un ejercicio en el que Xeresa Golf volvió a beneficios tras la importante inyección de capital y de recursos financieros que supuso la entrada de la antigua división hotelera del Banco Sabadell, recién vendida al fondo Blackstone.

La compra del 80% del capital de Xeresa Golf por parte de la firma que dirige Alejandro Hernández-Puértolas, desvelada por Alicante Plaza el pasado mes de febrero, se cerró en diciembre de 2016. Según las cuentas del pasado ejercicio, Xeresa Golf terminó el año con un beneficio de 29,6 millones de euros, que han ido directamente a cubrir las pérdidas de años anteriores. No obstante, la cifra de negocio (los ingresos que genera el alquiler del complejo al grupo hotelero Meliá, que paga una renta variable en función de la actividad) fue de solo 3,3 millones de euros (2,73 millones en 2015), por lo que el grueso del beneficio llegó vía ingresos financieros.

Así, el capital social de la firma que explota el hotel Villaitana ha pasado de 900.000 euros a más de 4,5 millones. Además, la ampliación de capital incluyó una prima de emisión de más de 45 millones de euros, que son los que han permitido obtener el espectacular beneficio. Un año antes, la sociedad cerró el año con unas pérdidas de 41 millones, según la reformulación de cuentas llevada a cabo por los nuevos dueños (debido a una corrección por deterioro de valor de las inversiones inmobiliarias).

La memoria señala que "con motivo de la adquisición de la participación en Xeresa Golf, S.A. por parte de HI Holdco Value Added, S.L.U. (entidad directamente participada por HI Partners), los administradores de la sociedad consideran que el convenio aprobado se cumplirá adecuadamente y la deuda actual mantenida con los acreedores será liquidada atendiendo a los plazos y términos incluidos en el mismo". En este sentido, el convenio aprobado el 24 de enero de 2013 contemplaba una quita del 33% de la deuda y una espera de cinco años, que está a punto de vencer. Una vez llegados a ese punto, la cantidad pendiente se abonará de una sola vez.

Buena parte del optimismo de los nuevos administradores de Xeresa Golf se basa en que el crédito pendiente de devolución se ha reducido de forma considerable. De hecho, 85 de los 100 millones de pasivo contemplados en el convenio correspondían a un crédito privilegiado del Banco Sabadell (la entidad compró su crédito al resto de bancos) que se compensó en la ampliación de capital para la entrada de HI Partners. Esta operación se llevó a cabo en dos tiempos, primero con la compensación con el banco, y luego con la aportación dineraria por parte del nuevo propietario, más la prima de emisión (que se calculó con la diferencia entre el valor del pasivo dado de baja y el incremento de los fondos propios). Así, quedan por devolver 3,3 millones en créditos ordinarios, 430.000 euros en subordinados, y 2,12 en créditos con partes vinculadas. 

Una vez compensado el crédito privilegiado con el Sabadell, la entidad concedió otro préstamo de 25 millones a Xeresa Golf, que vence en junio de 2018 pero puede mediante la constitución de hipoteca de primer rango sobre el derecho de superficie (otorgado por la Sociedad Proyectos Temáticos de la Comunitat Valenciana, que ahora va a sacar a subasta las parcelas con derecho de tanteo para sus actuales ocupantes) y los activos inmobiliarios propiedad de la sociedad, según recoge la memoria.

La familia de empresarios hoteleros Cremades, originaria de Gandía, puso en marcha el hotel Villaitana junto a varios accionistas 'de postín', entre los que se contaban actores, deportistas, toreros o productores de cine. El complejo abrió sus puertas en 2006, y en 2010 se acogió al concurso de acreedores, golpeado por una crisis que se inició al poco de nacer. La entrada de HI Partners se articuló mediante la 'compra' de la deuda, que permite a Xeresa Golf mirar con optimismo el cumplimiento del convenio de acreedores. La familia Cremades sigue manteniendo el 20% del capital a través de dos sociedades (pese a que en un primer momento la antigua división hotelera del Sabadell, vendida al fondo Blackstone por 631 millones de euros, intentó hacerse con el 100% de la sociedad), y también ha condonado un crédito de 6 millones a la firma, según la memoria.

Noticias relacionadas

next