X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

CUATRO MESES DE CULTURA DE VANGUARDIA EN ALICANTE CON EL CICLO ENSO

“Hay una escena electrónica más allá de las pistas de baile y el techno-dance”

18/09/2017 - 

ALICANTE. Si hay un instrumento musical que genera sorpresa y admiración, incluso una cierta irritación después de escuchar una demostración de su uso por un intérprete no excesivamente experto, es el theremin, esa antena sobre la que se hacen bailar las manos como un pase de magia, produciendo oscilaciones en las ondas electromagnéticas que taladran los oidos de la audiencia, sometiéndolos a una experiencia sonora que casi todo el mundo describe como “futurista”. Pero el theremin se inventó en la década de los años veinte del siglo de cifra homónima. Desde entonces, la evolución de la música producida con herramientas e instrumentos electrónicos ha evolucionado hasta llegar a la situación actual, en que la sintetización de sonidos y su manejo a través de teclados, pedales y moduladores al uso, como en los Moog que nacieron en los años sesenta y entre los setenta y los ochenta vivieron su época dorada, traspasando las fronteras de la experimentación y llegando a la música popular a través de su uso por la música pop, han dejado paso –propuestas vintage, puristas o viejunas a parte- a los midi, el sampleado y el control mediante ordenadores e interfaces cada vez más sencillas.

La escena electrónica, gracias a todo ello, ha ido evolucionando en paralelo a la técnica, y el abanico de intérpretes, investigadores y compositores es tan amplio que lleva desde música clásica electoacústica al extensísimo panorama de la música techno-dance. Entre estos dos extremos, en Alicante se creó Momutec (Modern Music & Technology), Curso de Producción Musical, en 2013,  centrado en la síntesis del sonido, su mezcla, la armonía de la música electrónica y el manejo de Ableton Live, la aplicación de secuencia de audio y MIDI. Desde Septiembre del 2015 comenzaron a colaborar con FabLab Alicante y los cursos pasaron a desarrollarse en sus dependencias en la Universidad de Alicante. Ahora Momutec se ha reconstituido y ampliado con SoundLab, donde están haciendo piña todo un grupo de creadores, técnicos e interesados por la producción electrónica.

Su última propuesta es ambiciosa, la organización de las Jornadas ENSO, un ciclo de masterclass y workshop impartido por profesionales del sector audiovisual dirigido a músicos, productores y público interesado en producción musical, programación, música e imagen digital que tendrá lugar entre los meses de septiembre y diciembre de 2017 en el Centro Cultural Las Cigarreras de Alicante.

ENSO es un ciclo organizado por SoundLab con una intención muy clara: desarrollar la cultura de vanguardia en Alicante, fomentar la creatividad e investigar la impronta experimental del medio audiovisual, llevando a cabo una propuesta diferente e innovadora en la provincia. Pablo Fernández-Cid (Hispasonic. Cicloquintas), Edu Comelles (creador sonoro y músico), Jesús Jara López (Live Code Mad, Medialab Prado), músico y programador, Patrick Soria (Productor Warner Music, Berklee College of Music), Ingeniero de sonido, diseñador de sonido, productor y compositor,  José Manuel Berenguer (Artista InterMedia y compositor Orquesta del Caos. Sonoscop) y Miguel Alsem (Fab Lab Alicante. Ingeniero y productor musical), serán los ponentes de las seis masterclass programadas. Además, Edu Comelles y José Manuel Berenguer acompañarán sus sesiones con dos “live” totalmente gratuitos, tras sus ponencias del 19 de octubre y 21 de diciembre respectivamente, empezando a las ocho de la tarde los dos eventos.

Aunque toda la programación se puede encontrar, enlace para entradas y abonos incluido, en su página de facebook, hemos mantenido una charla con Javier García Fernández, músico y diseñador gráfico, y Miguel Alsem, músico, productor y alma máter de Momutec, aglutinadores del colectivo SoundLab:

Alicante Plaza: ¿Teniendo en cuenta el perfil de los participantes y la especialización de los temas, si cuaja esta propuesta, quiere decir que la escena electrónica alicantina está más madura de lo que parece?

Javi García Fernández: Todo empezó a raíz del curso de síntesis del sonido que impartía Miguel en la Unviversidad de Alicante, y que yo seguí, en FabLab y Momuntec, y coincidimos con Juan Carlos, entonces director del FabLab, nos presentó un amigo común, y decidimos colaborar en un proyecto musical con cacharros analógicos, trabajamos con Miguel y, poco a poco, nos fuimos dando cuenta de que la ciudad de Alicante, y en toda la provincia, hay gente haciendo cosas en sus casas, movidas de experimentación sonora, muy floreciente, y justo aquí, con un concepto y una idea muy interesantes, más allá de la escena de la electrónica de baile. Así es que montamos el grupo SoundLab en Las Cigarreras como asociación, para que sirva de lanzadera de proyectos y masterclass de música electrónica y nuevas tecnologías, que pueda abarcar todo, tanto lo clásico como lo nuevo.

Miguel Alsem: Hemos detectado mucho interés por parte de los creadores, también institucional, de ahí la posibilidad de utilizar un espacio tan atractivo como Las Cigarreras, además de haber recibido una subvención, pero sobretodo de los creadores. El año pasado comenzamos un proyecto piloto, a instancias de Juan Carlos, director del FabLab, que nos propuso salir de la universidad e impartir una masterclass gratuita en Las Cigarreras, a la que esperábamos una asistencia de unas cinco o seis personas. Setenta fueron los creadores que nos sorprendieron, y nos dieron tanto feedback, que nos hizo darnos cuenta de que podíamos ser más ambiciosos. A partir de aquí, todo el trabajo ha sido colaborativo, ya que se hizo una convocatoria abierta a la que acudieron músicos, productores, artistas sonoros y experimentales, etc. Con todos ellos pusimos en marcha un proceso de brainstorming que dio como resultado la necesidad de un ciclo de masterclases y workshops. También surgió la posibilidad de montar un festival, pero esa es una idea que de momento se ha quedado en cartera.

AP: ¿Estáis intentando consolidar primero la red de creadores, antes de localizar al público?

JGF:  Sí, sí, después de aquella primera masterclass todavía hicimos una más, con Narcoléptica como ponente, una chica que hace loops en directo, que nos parecía muy interesante, y ya la queríamos conocer en Madrid...

MA: ... y la acabamos conociendo porque vino a la masterclass. Ese es otro de los objetivos de este grupo y las jornadas, servir de intercambio de experiencias, de networking, de gestión del conocimiento entre los diferentes creadores que ya forman –yo llevo dando clases desde 2013- un colectivo sólido, músicos, proyectos de músicos y gente que tiene una atracción por la música y que ahora, con la universalización del acceso a los ordenadores, todo se ha democratizado mucho.

AP: Estáis siendo, si me permitís el símil, como una luz para las polillas...

MA: Sí, es algo así, el perfil de las personas que se dedican a esto es el de gente que se queda metida en el estudio, con mucho ego, en su rollo y su creación, lo que hace que no se genere mucha sinergia. El juntarte con gente para hacer cosas no es lo más habitual, y tener un punto de encuentro que te permita reunirte crear esas sinergias esperamos que ayude.

JGF: Es que el núcleo central de esta historia es el de compartir conocimientos, inquietudes sonoras y también técnicas, que el contexto de la asociación sirva para aprender de los otros, desde cómo soldar cables de audio para tus cacharros a clases de armonía, si alguien tiene conocimientos de ello. Aprovechar la asociación y el espacio que nos ha cedido el Ayuntamiento, a través de Las Cigarreras, para los conocimientos individuales de cada uno, transformarlos en conocimiento colectivo, siempre con el eje de las nuevas tecnologías. Aquí en Alicante, donde todo estaba muy amortecido, el interés por abrir las arcas públicas a la cultura y la creación artística, dar pequeñas subvenciones que nos permiten poner en marcha proyectos es una mejora sustancial. Además lo justo, ya que como tampoco da para cubrirlo todo, te obliga a generar ingresos por otros medios, a conseguir sponsors, a buscar financiación o, directamente a generarla tú. Siempre es bienvenido más dinero, pero tener la oportunidad de contar con el mínimo necesario para arrancar es lo que va a permitir que la escena cultural alicantina evolucione, se consolide e intente ser un referente, o al menos acercarse a los que lo son.

AP: El perfil de asistentes, por lo tanto, es el de iniciados, como mínimo, ¿no?

MA: Sí, alguien que no tenga ningún conocimiento, puede asistir, pero no va a poder aprovechar totalmente la posibilidad de contar con gente como Patrick Soria, que es productor e ingeniero de sonido para Warner, Universal o Sony, y profesor en el campus de Valencia del  Berklee College of Music, o Pablo Fernández-Cid, que es un referente en España en la producción de música con sintetizadores. Pero por otro lado, también está la opción de asistir a los directos que van a ofrecer Edu Comelles o José Manuel Berenguer, músicos con repercusión internacional y absolutamente reconocidos en sus ámbitos. Berenguer, por ejemplo, en el paisajismo sonoro y con la Orquesta del Caos, ha recibido un montón de premios internacionales a la música electroacústica y a la videoperformance sonora. Aquí va a utilizar los metadatos de la bolsa para generar sonidos y modificar imágenes en directo.


Noticias relacionadas

next