X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

saldum eyewear

Hawkers crea una nueva empresa para vender también gafas graduadas

11/04/2017 - 

ALICANTE. El grupo propietario de la marca Hawkers, Saldum Ventures, sigue diversificando su negocio. El siguiente paso de la firma ilicitana especializada en gafas de sol puede parecer hasta lógico, tras subir como la espuma con sus conocidas lentes y haber coqueteado con el textil: vender también gafas graduadas. Para ello, el grupo de Hawkers ha creado una nueva empresa, Saldum Eyewear, que será la que se encargue de comercializar las nuevas lentes de la enseña dirigidas al público que necesite corregir su visión.

El grupo Hawkers creó la firma Saldum Eyewear S.L. a mediados del pasado mes de febrero, según se refleja en la inscripción publicada esta semana en el Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme). La nueva sociedad, participada al 100% por el grupo matriz, tiene como objeto social el "comercio al por menor de artículos médicos y ortopédicos en establecimientos especializados". Abundando en su actividad, la inscripción del Borme señala que la nueva firma se dedicará, como intermediario, a importar, exportar y distribuir "gafas de vista, graduadas, elementos para la corrección de la vista, lentes oftálmicos y cualquier producto complementario".

Hawkers, fundada en 2012 por cuatro estudiantes universitarios de Elche, comenzó a comercializar sus populares gafas de sol hace cuatro años, dirigiéndose a un público joven al que ofrecían el atractivo de obtener unas lentes de diseño (basadas, de hecho, en modelos clásicos cuya licencia de explotación había caducado) a mitad de precio respecto a las marcas más conocidas del mercado. Sin embargo, al tratarse de un negocio que (al menos, hasta la fecha) funcionaba exclusivamente a través del comercio electrónico, no existía la posibilidad de adquirir unas gafas previamente graduadas, en el caso de necesitarlas. El cliente, eso sí, tenía la posibilidad de acudir luego a un establecimiento especializado para graduarlas, es decir, para añadirle los lentes oftálmicos.

Con la creación de la nueva sociedad, Hawkers cubre ese segmento del mercado que hasta la fecha había descuidado. Saldum Eyewear nace con un capital social de 3.000 euros, aportado íntegramente por la matriz del grupo, y está domiciliada en Elche Parque Empresarial, junto al resto de sociedades dependientes de Saldum Ventures, que ha situado al frente como administrador único a Pablo Sánchez, uno de los cuatro fundadores de la firma, quien sigue además como responsable de marketing de la marca matriz.

Como ha contado Alicante Plaza, la startup ilicitana más conocida de los últimos años prepara la apertura de su primera (y, por el momento, única) tienda física, que si todo sale según lo previsto, levantará la persiana este verano en la calle Carretas de Madrid, muy cerca del icónico reloj de la Puerta del Sol donde cada año millones de españoles siguen las campanadas de nochevieja. El momento idóneo para comenzar a vender lentes graduadas, pese a que algunas empresas ya ofrecen el envío de este tipo de producto por internet a partir de los datos que les facilita el comprador, sin necesidad de acudir a graduarse la vista a una óptica.

Hawkers venía buscando emplazamiento para su primera tienda física desde mediados del año pasado, cuando cerró la incorporación a su accionariado del inversor venezolano Alejandro Betancourt y de dos de los fundadores de Tuenti, Félix Ruiz y Hugo Arévalo (a través del fondo O'Hara Financial), que inyectaron 50 millones de euros al capital social del grupo y se integraron en su consejo de administración (con Betancourt como presidente). Inicialmente, los planes eran abrir para la pasada Navidad, pero la búsqueda del local idóneo se ha demorado algo más de lo previsto. Hawkers abrirá sus puertas junto a otras marcas como Pull and Bear (precisamente, la única tienda física donde por el momento se pueden adquirir las gafas Hawkers), Stradivarius, Oysho, Tiger, Calcedonia o Zara.

Primera tienda física

Los fundadores de Hawkers han encargado el diseño de su futuro local en Madrid a la consultora creativa valenciana CuldeSac, especializada precisamente en otorgar valor añadido a las marcas a través de la imagen de sus marcas y comercios. En principio, la apertura de la tienda de Hawkers en Madrid se concibe como una prueba piloto. Es decir, ahora mismo no hay previsto nuevas aperturas, pero si el negocio funciona, la marca de gafas de sol se plantearía extender su red. De hecho, uno de sus últimos fichajes es Carlos Maíz, exdirectivo de Desigual, que llegó al grupo para capitanear precisamente el salto de la pantalla a la calle.

Los planes de Hawkers para el ejercicio 2017 pasan por alcanzar una cifra de negocio de 100 millones de euros, y finalizar el ejercicio con un total de cinco millones de unidades vendidas. En el último ejercicio cerrado la firma ilicitana alcanzó una facturación de 70 millones de euros. Por su parte, uno de los cuatro fundadores de Hawkers, Iñaki Soriano, ha abandonado el grupo para montar otro negocio online en la localidad alicantina de San Vicente del Raspeig. Soriano ha creado tres sociedades: una de comercio al por menor, otra de componentes informáticos y una tercera de deportes náuticos.

Noticias relacionadas

next