X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 24 de mayo y se habla de benidorm operación erial eduardo zaplana la vila joiosa

polémica por el ruido generado en gabriel miró y plaza nueva 

Guanyar exige los informes que justificaron los permisos para las barras del Carnaval

13/02/2018 - 

ALICANTE. El grupo municipal de Guanyar en el Ayuntamiento de Alicante fiscalizará la concesión de permisos para la instalación de barras en la vía pública durante el sábado de Carnaval. "Ante las denuncias públicas de los vecinos de la Plaza de Gabriel Miró y de la Plaza Nueva por exceso de ruido y por la desprotección de elementos protegidos del patrimonio natural y cultural de la ciudad", la plataforma electoral que lidera EU ha solicitado por registro "los decretos e informes que autorizaron poner en ambas plazas del centro tradicional barras, música y escenarios". 

Su portavoz municipal, Miguel Ángel Pavón, ha denunciado a través de un comunicado que, pese a que las autorizaciones fueron solicitadas por las Hogueras Gabriel Miró y Hernán Cortés para un concurso de disfraces, los vecinos tuvieron que soportar un macrobotellón en el que se invadieron las zonas de jardines y arbolado protegido de la plaza de Gabriel Miró, con música ininterrumpida desde las cuatro de la tarde a las cuatro de la madrugada en verdaderas discotecas callejeras que generaron niveles de ruido superiores a los contemplados en la Ley Valenciana de Prevención contra la Contaminación Acústica. 

"Es intolerable que los vecinos hayan tenido que aguantar 57 decibelios, y hasta en algunos momentos, 87 decibelios", apunta el portavoz de la confluencia de izquierdas. "Habría que valorar también los posibles daños a los ficus y los olmos protegidos de Gabriel Miró o a la misma fuente, también protegida, de la Aguadora, elementos del patrimonio de la ciudad que estuvieron completamente desprotegidos ante la avalancha de personas que ocuparon la plaza", ha señalado. "También debería valorarse el impacto que los niveles de ruido y vibraciones pudieron tener sobre la fauna marina de la pecera de la Plaza Nueva", ha abundado. "Por no hablar de las montañas de basura que aparecieron al día siguiente: el coste de su recogida debería repercutirse a los titulares de las autorizaciones municipales", ha añadido el edil.

Por lo pronto, al margen de posibles anomalías en la concesión de esos permisos, Pavón ha considerado que "no deberían autorizarse en el futuro más actividades como las permitidas durante este carnaval en ambas plazas, parece que el espacio público de la ciudad estuviera supeditado a los negocios de discotecas y macrobotellones callejeros que hacen la vida imposible a los vecinos".

Noticias relacionadas

next