X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

raúl vidal, nieto de la fundadora, asume la presidencia

Germaine de Capuccini culmina su segundo relevo generacional tras la 'guerra' de 2013

18/11/2016 - 

ALICANTE. La firma alcoyana de alta cosmética Germaine de Capuccini acaba de culminar el proceso de su segundo relevo generacional al frente de la empresa, tras cerrar las heridas provocadas por la 'guerra' familiar desatada en 2013 en la familia Vidal, fundadora y propietaria de la mercantil. Según publica el Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme), Raúl Vidal ha sido nombrado presidente de la firma, en sustitución de su padre, Jesús Vidal.

Padre e hijo encarnan la segunda y la tercera generación de la familia de empresarios, después de que Carmen Vidal fundase la empresa (en sus orígenes, una simple tienda) en 1964. Jesús Vidal, hijo de la fundadora y responsable de los años de mayor crecimiento de la firma, ha cedido el testigo a su vástago después de protagonizar una controvertida operación en 2014 para desbancar del cargo a su sobrina María Ángeles Vidal, quien lo había relevado poco antes.

La fundadora de Germaine de Capuccini falleció en 2003. Su hijo Jesús, que ya venía dirigiendo los pasos de la empresa tiempo atrás, asumió la presidencia por un periodo de ocho años, hasta 2011, e incorporó a su vez a su hijo Raúl como director general. Entonces, una de sus sobrinas (y accionista), María Ángeles, logró que abandonase el puesto y saliese de la empresa junto con su hijo (que fichó por la competencia, Ainhoa), y fue nombrada presidenta por el resto de accionistas. Sorprendentemente, Jesús volvería a la empresa dos años después, como consejero delegado.

Pero la guerra no había terminado y explotaría definitivamente en 2014. María Ángeles había puesto en marcha una ampliación de capital en 2012 para consolidar su posición en el accionariado, que Jesús Vidal denunció. En mayo de 2014, los tribunales le dieron la razón y devolvieron el reparto de acciones al equilibrio anterior a 2012. Entonces, Jesús se alió con otra de sus sobrinas, Isabel, para destituir a María Ángeles como presidenta. El hijo de la fundadora ocuparía el cargo dos años y medio más, hasta ceder el testigo a su hijo hace unos días.

El nuevo consejo de administración queda así formado por Raúl Vidal como presidente, su padre, Jesús Vidal, como vocal, Carlos Puyuelo también como vocal, y José Giner como secretario. El nuevo responsable de la empresa, nieto de su fundadora, tiene ante sí el reto de consolidar el crecimiento de la firma y dotarla por fin de cierta estabilidad, superados los enfrentamientos familiares. 

Según el balance de 2014, último disponible de la firma, Germaine de Capuccini facturó 26,4 millones de euros y registró un beneficio de 820.000 euros. La firma alcoyana tenía filiales en Venezuela, República Checa e Italia, aunque ya ha liquidado la sociedad checa y, debido a la situación política del país sudamericano, su intención es también cerrar la filial venezolana en cuanto sea posible. Al mismo tiempo, antes de dejar la presidencia Jesús Vidal estudiaba la posibilidad de abrir una nueva filial en Estados Unidos.

Noticias relacionadas

next