X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

a su compañero de partido e imputado, Bernabé cano

Entre peticiones de dimisión: César Sánchez desata las críticas de la oposición por otra ayuda "a dedo"

28/09/2017 - 

LA NUCÍA. Una nueva subvención nominativa, es decir, directa y conocida como "a dedo", ha despertado los recelos de la oposición en la Diputación de Alicante, que ya estaba vigilando estos movimientos en las últimas semanas por las ayudas concedidas a Mutxamel y Busot. Esta última la ha llegado a impugnar Compromís, con un recurso de reposición contra la decisión del pleno. En esta ocasión se trata de la subvención a La Nucía, por 1.079.964,95 euros con destino a la “Modificación y ampliación de infraestructura eléctrica para la ciudad deportiva de La Nucía”. Es decir, dirigida a la ciudad que gobierna el popular Bernabé Cano.

A consecuencia de esta decisión, de nuevo Compromís salió a la palestra pidiendo al Partido Popular que retire todas las "subvenciones a dedo otorgadas con claros fines electoralistas por la Diputación de Alicante a pueblos de sus vicepresidentes o pedirá la dimisión de su presidente, César Sánchez". 

El ultimátum de la coalición valencianista venía minutos después de la aprobación de la ayuda este miércoles. Como así hacían también los socialistas. Su portavoz, José Chulvi, acusó al equipo de gobierno del PP en la institución de “saltarse todos los límites del sentido común y la ecuanimidad” con las ayudas nominativas  -las directas y al cien por cien-, y anunciaron su voto en contra a la misma.

Según explicó Chulvi, hasta la fecha el grupo socialista había optado por otorgar un margen de confianza al equipo de gobierno ante subvenciones recientes –Busot, y Mutxamel- absteniéndose en algunas de ellas, con la esperanza de que el equipo de gobierno “enmendara su forma de actuar y abriera una vía de diálogo con el resto de grupos políticos de la Diputación, pero los últimos anuncios delatan que el PP no tiene ninguna intención de cambiar su actitud”, comentó.

En este sentido, el portavoz socialista lamentó que hayan elegido el camino de “la arbitrariedad, del amiguismo y del ordeno y mando” en lugar de “el del sentido común, el diálogo, la ecuanimidad y los criterios objetivos”, denunciando que “se ha pedido diálogo y no ha habido. Se ha pedido objetividad y no ha existido. Se han pedido criterios objetivos y no se han dado ni uno solo. Se ha pedido ecuanimidad y han hecho oídos sordos”, señaló.

Tanto PSOE como Compromís tienen claro que la vía para conceder estos fondos no son los correctos. Ya en el último pleno el portavoz socialista señaló que la Diputación “necesita tener claros cuáles son los criterios por lo que se concede una subvención nominativa, y que deben ser motivos muy concretos, por emergencia, por generar empleo, o cualquier otra razón objetiva, y que tenga un criterio político y posteriormente un sustento jurídico y técnico. Si esto lo conseguimos evitaríamos muchas suspicacias y dudas”, indicó Chulvi. 

En el caso de la coalición, siempre ha sido partidaria de que el reparto sea por cuestiones objetivas (población) o en los cauces establecidos, como los planes de obras o de proyectos financieramente sostenibles.

Como así recordó Compromís, todos estos pueblos agraciados por la Diputación, ahora junto a La Nucía, "no pagaran entre un porcentaje importante del proyecto ni tampoco tendrán que pasar entre 2 y 4 años para volver a reclamar la subvención de ningún plan, como sí harán los 107 pueblos de la provincia de Alicante que se presentaron al concurso de obras y servicios. Todas las obras han hipotecado este presupuesto anual y el futuro, se prevé que estén acabadas antes de las elecciones de 2019".

Cabe recordar que en Mutxamel está el diputado Sebastián Cañadas, mientras que en Busot el vicepresidente Alejandro Morant. Asimismo, en Calp, Sánchez es el alcalde y recibirá 2,2 millones de euros (la inversión más alta en toda la legislatura) "para realizar una obra competencia del Estado sobre terrenos que son propiedad de su suegra", sentenció la formación de Mónica Oltra. Unas asignaciones que también criticó Ciudadanos.

Por último, Compromís anunció que no solo reclamará la dimisión de Sánchez si no devuelve las nominativas otorgadas, sino que insistió en que el PP ponga a disposición del Pleno su contabilidad derivada de la asignación presupuestaria concedida a los grupos políticos para su actividad del día a día, cuyo gasto a de estar siempre relacionado con cuestiones de la institución. "En el caso del PP, son 172.000 euros los que se derivaron al PP de Madrid, como confesó el propio portavoz de los populares Carlos Castillo durante un pleno negando al resto de grupos el destino que se dio a ese dinero", apuntaron.

Por su parte, en los anteriores casos, el PP salió en defensa de estas actuaciones asegurando que "cumplen con todos los requisitos que exige la ley en materia de subvenciones, están auditadas y son absolutamente transparentes", como afirmó en su momento Castillo.

Noticias relacionadas

next