X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

SE SUSPENDE EN 2017

Elche pierde un triatlón con 12 años de historia y un impacto económico de 400.000 euros

El concejal de Deportes, Jesús Pareja, señala que esta carrera debe revertir en el deporte local y añade que a pesar de la suspensión, Elche seguirá contando con triatlón de élite

20/12/2016 - 

ELCHE. La decimotercera edición del Triatlón de Elche – Arenales 113 no se celebrará en 2017 tal y como anunciaron los organizadores del evento, A300w Levante S.L. y el A300w Elche Triatlón Club, en un comunicado en el que aseguraban que el Ayuntamiento de Elche no ha autorizado la prueba porque las características del evento no se ajustan a la política deportiva de la Concejalía de Deportes ya que este evento no tiene como finalidad principal el de fomento del deporte ilicitano y porque los costes que supone, en relación a lo que aporta a la ciudad, son inasumibles para el Ayuntamiento.

Esta carrera, prevista para abril de 2017 en Arenales del Sol, es la prueba popular de media distancia no franquiciada más importante de España y para la próxima edición se esperaba la participación de un millar de triatletas.

El triatlón de Elche – Arenales 113 cuenta con 12 ediciones celebradas y durante toda su historia han participado 9.000 deportistas.

Desde la organización lamentan los daños que esta “decisión política” va a ocasionar a la ciudad de Elche en general y a la pedanía de Arenales del Sol en particular por su impacto económico

En este sentido, según los datos preliminares del estudio sobre la dimensión económica de la última edición de esta carrera que está realizando un grupo de profesores de la Universidad Miguel Hernández de Elche, esta prueba tiene un impacto económico cercano a los 400.000 euros de los cuales el 68%, unos 255.000 euros son facturados por empresas ilicitanas.

La hostelería se lleva el 60,2% del gasto con una cantidad que gira alrededor de los 225.000 euros y el segundo sector productivo que se beneficia directamente de esta carrera es el textil con un impacto cercano a los 40.000 euros.

En cuanto al alojamiento, apuntan que las pernoctaciones estimadas por la celebración de esta prueba rondan las 2.700 de las cuales el 54,6% se producen en Elche y añaden que el 77% de los participantes visitan Elche dos o más días.

En el comunicado, firmado por Ximo Rubert, director de carrera y José Ramón Vives, Presidente del A300w ELCHE TCP, aseguran que la “tropelía que se ha cometido es muy grande” y acusan a los responsables municipales de “falta de visión política”.

“Nunca nos imaginamos que la terquedad personal, la inquina para con nosotros y el poco nivel técnico y político demostrado en la gestión de este asunto tuviera como desenlace la suspensión de la prueba".

Tras la suspensión de la carrera ilicitana, los organizadores han anunciado que la prueba se desarrollará en abril de 2017 en una localidad cercana y añaden que para todas aquellas personas que decidan anular su inscripción se hará una devolución íntegra de cualquier pago realizado.

Pareja dice que debe revertir en el deporte local

Por su parte, el concejal de Deportes, Jesús Pareja, señala que Elche seguirá contando con triatlón de élite a pesar de la suspensión de la tradicional prueba de Arenales del Sol y añade que la competición está organizada por una sociedad limitada con ánimo de lucro y que una carrera de esta magnitud debe tener reversión en el deporte local porque ocasiona gastos a la ciudad.

“Lo que le hemos pedido al organizador es que tuviera un gesto, a modo de convenio, de reversión al deporte, que son las prioridades de esta concejalía. Nosotros no tenemos ningún inconveniente en que se realicen este tipo de pruebas, pero hay que tener en cuenta que está pilotada por una sociedad limitada que tiene ánimo de lucro. Esta sociedad ha venido organizando durante muchas ediciones este circuito de triatlón y nunca ha abonado un céntimo a las arcas municipales”.

Para Pareja, la organización es una sociedad limitada “que tiene un negocio montado con esta prueba. Nosotros no nos oponemos a eso pero les pedimos un pequeño gesto de reversión al deporte base, o en actividades escolares, algún detalle. Lo que no podemos hacer es asumir todos los gastos, y el organizador se va y hasta el año que viene no vuelve”.

El concejal de Deportes también cuestiona las pérdidas de 8.000 euros presentadas por la empresa y añade que en esta prueba los 200 primeros pagan 100 euros y de los 200 al mil hasta 200 euros. “No es una carrera popular de cinco euros o de ocho euros. Multipliquen mil triatletas por esas cantidades y saquen los números”, indica el edil.

A pesar de estas cuestiones, Pareja tendió la mano a la organización a que replantee su renuncia y tranquilizó a los aficionados al triatlón al garantizar que Elche seguirá contando con "una prueba exactamente igual que ahora".


Noticias relacionadas

next