X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

el contrato podría acercarse a los 30 millones de euros

Elche perfila la nueva contrata de limpieza: más presupuesto y tecnología y vida útil de diez años 

20/02/2018 - 

ELCHE. El Ayuntamiento está trabajando en la nueva contrata de limpieza, que es la más grande de la ciudad. Actualmente es Urbaser la encargada de prestar el servicio, no sin polémica y trabas varias, ya que la contrata fue prorrogada en la legislatura anterior sin renovar la maquinaria. Esto se ha traducido en maquinaria vieja y en malas condiciones, que ha superado la vida útil de las mismas, lo que de vez en cuando genera quejas vecinales como consecuencia de el estado de la flota de camiones, por ejemplo. De hecho el equipo de gobierno ha reforzado con nueva maquinaria el servicio hasta la llegada de la nueva contrata, que tendrá unas premisas de eficiencia y vida útil ajustada a la realidad.

La pasada semana tuvo lugar la primera reunión entre el alcalde Carlos González y el edil de Limpieza, Héctor Díez, y representantes del comité de empresa de Urbaser, con el objetivo de dar a conocer cómo será la nueva contrata y cuáles serán sus líneas maestras. Una de las premisas es que sea una contrata corta, de diez años en total, cinco años y opción de prórroga de otros cinco. Además, que sea una concesión de servicio. Otra de las novedades es que el equipo de gobierno no quiere que la contrata se divida en lotes, aunque tiene que motivar por qué no, ya que así lo recoge la nueva ley de contratos públicos.

Una contrata ambiciosa para renovar la actual, desfasada

Asimismo, el presupuesto de la contrata actual, que finalizaba el 31 de diciembre de 2016 y se prorrogó en 2012 hasta el 31 de diciembre de 2019, es de unos 22.5 millones de euros. La nueva, que tendrá más tareas encomendadas y un mayor peso de la tecnología, pues la anterior está desfasada a este respecto, tendrá mayor presupuesto, aunque aún está por determinar. Hay que tener en cuenta que la actual contrata es del año 2000, entonces pensada para una población de menos de 200.000 habitantes y que hoy se acerca a los 240.000, por lo que hacen falta más servicios. Además, en esta hay camiones de gasoil de carga lateral que cuestan algo menos de 200.000 euros y camiones más modernos de gas o eléctricos, cuestan entre 230.000 y 240.000-40.000 euros, por lo que sumado a la mayor prestación de servicios, será necesariamente una contrata más cara.

En lo que respecta a la plica, con la nueva ley, esta vez no se va a valorar sólo el precio. La forma de valorar la oferta será de un 51% el aspecto técnico y un 49% el precio —para este caso concreto se anexará el convenio de la empresa—. El objetivo que busca la ley es evitar ofertas irreales con precios sumamente bajos, lo que garantizaba hasta ahora la adjudicación, pero que suponía en el futuro problemas en la gestión porque el presupuesto era insuficiente. De hecho, hay muchas empresas pendientes de este contrato porque será de los primeros que entren en vigor con esta nueva normativa. El primero será el de la contrata de Torrevieja, pero el de la limpieza de Elche será el siguiente, y es un pliego más grande.

Barrido diario, eficiencia y nuevas tecnologías

En lo que respecta a las condiciones técnicas de este contrato, no se sabe aún sin la flota de camiones será mayor, pero sí más eficiente. En la contrata de 1989, que duró 11 años, había menos camiones y acabaron igual de destrozados que los actuales, pero se les dio más recorrido. Por eso se busca una que sea corta pero eficiente. Entre los nuevos servicios que se van a prestar, está el barrido diario como objetivo, tanto en la ciudad como en las pedanías —por lo que puede que haya más contrataciones—, también el cuidado del césped de los jardines municipales, camiones más accesibles, sistemas de GPS para la maquinaria para ofrecer una mejor atención y también se está valorando la posibilidad de instalar contenedores subterráneos.

Además a las pedanías se les modernizarán los contenedores, ya que hay agravio comparativo en comparación con los del casco urbano, más modernos. Por parte de los sindicatos, han pedido a través del comité de empresa es que haya una revisión de precios del Ayuntamiento a la empresa, dependiendo del IPC u otros indicadores periódicos, además de que el personal sea subrogable como pone en su convenio.


Noticias relacionadas

next