X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 25 de septiembre y se habla de Torrot Muvi vehículos eléctricos torrot cd agustinos cr la vila

análisis ap

Elche busca reequilibrar su encaje con Alicante: ¿es el Área Funcional la solución?

29/01/2017 - 

ELCHE. ¿Cómo deben ser la relaciones entre Alicante y Elche? Se trata de un debate manido, que aparece y desaparece con los cambios de signo político en los respectivos ayuntamiento, que ha sido plasmado en proyectos estratégicos territoriales, pero que nunca ha logrado, durante los años de Democracia, mejorar la sintonía entre la segunda y la tercera ciudad de la Comunitat Valenciana, separadas por unos 20 kilómetros.

Un grupo de personas de Elche ha retomado el debate ahora bajo la plataforma Elche Piensa y pone sobre la mesa una nueva figura, denominada Área Funcional, ya mencionada por el alcalde ilicitano, Carlos González, cuando recientemente se presentó el último instrumento de la Generalitat, el PAT, para ordenar urbanísticamente la zona comprendida entre Elche y Alicante.

Pero, ¿qué es una Área Funcional? ¿cómo se desarrolla? ¿qué ejemplos sigue? Como explica el documento elaborado por Elche Piensa, se trata de un proyecto común, que debe ser asumido por ambas ciudades y desarrollarse a lo largo de la vigencia de sucesivas corporaciones municipales. Según la definición de la UE, se estaría hablando de "un mercado de trabajo y patrones de movilidad de las personas  que se desplazan diariamente al lugar de trabajo e incluye el sistema urbano más amplio de las poblaciones cercanas que son altamente dependientes económica y socialmente, de un núcleo urbano mayor. Las áreas funcionales pueden ser monocéntricas o policéntricas, según correspondan a redes de ciudades estrechamente vinculadas entre sí o aglomeraciones sin un centro dominante".

Desde este punto de vista, lo que busca el área funcional entre Alicante y Elche es "atraer y absorber nuevas actividades e inversiones públicas y privadas, para lograr equilibrar, en beneficio de todos". Y de ahí generar un proyecto estratégico, que haga de las dos ciudades, Alicante y Elche, consideradas como medias, un núcleo más competitivo; estimular el conjunto de la sociedad hacia la consecución de un horizonte definido y, de paso, lograr el equilibrio entre las dos ciudades. Ese atractivo se debe basar básicamente en las aportaciones que haga Elche, como la potenciación del dinamismo empresarial (calzado); el Medio Ambiente; la Historia plagada de tradiciones, la Cultura; las infraestructuras (aeropuerto, AVE y red de autopistas y autovías) y una sociedad civil participativa. El documento parte con que "Elche ya posee esos rasgos, pero que son insuficientemente valorados e incorrectamente explotados".

Y a ello se añade el déficit inversor que ha tenido la ciudad de Elche, pues la mayoría de las inversiones se han realizado en la zona norte del área funcional (Alicante), como OAMI, Ciudad de la Luz, ADDA, tranvía, Volvo Ocean Race, Marq o Centro de tecnificación, por citar alguna de ellas.

Y entre las razones de todo ello, se especifican seis: ausencia de representantes políticos de Elche en puestos decisorios; la autosuficiencia económica con la que los políticos locales han desarrollado sus proyectos; el desconocimiento que los ilicitanos tiene de su ciudad, lo que les dificulta percibir su realidades; la condición de subordinados que se tiene; la renuncia voluntaria a exigir las inversiones externas, sean públicas o privadas y la falta de reconocimiento de las administraciones supramunicipales de la realidad binuclear, optando por el modelo área metropolitana con la capitalidad en Alicante ciudad.

Caso singular Alicante-Elche

A lo largo del diagnóstico con el que se hace para hacer ver que Elche está en franco desequilibrio con Alicante, se mencionan cuatro ejemplos en España: Gijón-Oviedo; Vigo-Pontevedra; Jérez-Cádiz y Cartagena-Murcia. De todos ellos, el documento de Elche Piensa se centra en el caso de Murcia y los ejemplos de las distintas administraciones para lograr el equilibrio territorial con Cartagena, con importantes inversiones o con la ubicación de parlamento regional en la segunda ciudad. Y de ahí que se insista, en el caso de Elche y Alicante, que la falta de inversiones ha llevado a convertir a Elche en "un territorio alarmantemente poco diversificado comparable con otros de similar problemática". Por ello, se propone que "la zona sur (Elche), dadas sus características, sea capaz de atraer y absorber nuevas actividades e inversiones públicas y privadas para lograr el equilibrio, en beneficio de todos".

¿Qué se propone para reequilibrar a Elche?

Lo que se plantea es el desarrollo de la ciudad de Elche hacia el este y hacia el oeste. Hacia el este, porque allí se ubican ya infraestructuras como IFA y el aeropuerto, y que allí se generen actividades atractivas para el norte de la provincia; y hacia el oeste, para que se instalen actividades interesantes para la comarca de la Vega Baja, aunque ya existen muchas como El Corte Inglés, el hospital del Vinalopó, Tráfico, estación del AVE o L'Aljub.

En el caso del este, el documento sostiene que Elche se puede beneficiar todavía más de la futura ampliación del aeropuerto y de la OAMI y por el oeste, de los futuros asentamientos industriales. A juicio de Elche Piensa, se trata de un espacio con una enorme superficie de terreno con planicidad adecuada y por tanto apto para la ubicación de nuevas oportunidades estratégicas para el territorio. A ello, contribuye las infraestructuras que ahora dispone, y que permiten una fácil accesibilidad tanto para los habitantes del norte como del sur de la provincia, como el aeropuerto, la autovía del Mediterráneo (y su conexión con el resto de autovías), el tren de cercanías o el cinturón de rondas que circunvala la ciudad.

El desarrollo de estas dos zonas estratégicas contribuirá al desarrollo de una región urbana de un millón de habitantes para el 2030, que debe convertir a Elche-Alicante "en la cabecera urbana de un sistema de ciudad polinuclear y bien vertebrado" y, además, bien comunicado con otra el área funcional de Valencia (a través del AVE), con el norte de África (Puerto de Alicante) y las dinámicas del eje Murcia-Cartagena. A ello se uniría una buena comunicación con Elche Parque Industrial y con todas las universidades integradas en el área funcional.

Propuestas para Elche

El documento recoge un sinfín de propuestas e inversiones que debería incorporar la ciudad de Elche para conseguir el reequilibrio. Estas inversiones se basan en tres ejes: cultural, medioambiental e infraestructuras que mejoren la conexión con Alicante. De la Cultura, se propone la creación de un Museo Nacional de Arte Ibérico, Museo Provincial de Paleontología e inversiones de la Diputación en materia de cultura, con un centro multifuncional de grandes dimensiones, con alternancia de las exposiciones que allí se realizan: de Medio Ambiente, lograra la consecución de Elche Capital Verde Europea; inversiones de otras administraciones en El Palmeral o recuperación ecológica del río Vinalopó, y en infraestructuras, duplicación del túnel del ferrocarril a su paso por la ciudad y la conexión de la red de cercanías con la futura estación del AVE en Matola (o incluso replantearse la estación central del AVE junto al aeropuerto de El Altet) y con Benidorm a través del futuro tren de la costa pasando por el aeropuerto, entre otras muchas que se plantean.

Conclusiones

La plataforma Elche Pîensa plantea la creación de una área funcional para zona sur de la Comunitat, entre Alicante y Elche, con una estrategia de desarrollo económico basada en el apoyo a la diversificación del modelo económico; fomentando la creación de una serie de empresas de diferentes sectores (calzado, tecnología, aeronáutico, audiovisual, medicina y salud, deporte, cultura y sector agroalimentario, entre otros), con equipamientos e infraestructuras de gran calidad y de ámbito supraprovincial.

Y para ello, la ciudad de Elche "debe desarrollar urbanísticamente la zona este y oeste; facilitar la apertura de la ciudad a su entorno próximo; poner en valor de su área urbana y hacer una apuesta fuerte por la diversificación". Como punto de partida del área funcional, "hay que pensar en el territorio con una visión de largo plazo; con un enfoque global, y entendiéndolo como parte importante de una área funcional que necesita estar equilibrada para funcionar eficientemente", resume el documento. Como dice uno de los miembros de la plataforma, debe prevalecer el talento, y el talento, como Messi, no debe estar en el banquillo, como sucede ahora.

Noticias relacionadas

impugnaciones contra la regulación estacional en alicante

El lío de las aperturas en domingo: el gran comercio se blinda con recursos por si no hay pacto global 

Por |  - 

El Corte Inglés, Anged y tres centros comerciales (Plaza Mar 2, Gran Vía y Puerta de Alicante) se suman al Ayuntamiento y recurren el modelo estacional decretado por el Consell para mantener abierta la vía judicial. El pequeño comercio rechaza el preacuerdo autonómico con 40 festivos de apertura y complica el pacto 

next