X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 11 de diciembre y se habla de ayuntamiento de elche PATIDO POPULAR ELX pla estratégic ensenyament

convocatoria de la comisión específica sobre el proyecto

El tripartito de Alicante reta a la oposición a retratarse sobre el macrocentro comercial de Ikea

20/04/2017 - 

ALICANTE. El culebrón político en torno al aterrizaje de Ikea continúa y sumará un nuevo capítulo este viernes, en la comisión no permanente de pleno creada de manera específica para abordar el proyecto. Esta vez, la convocatoria de esa comisión se produce a instancias del equipo de Gobierno (la última, celebrada en febrero, se celebró a petición de la oposición) sólo un día después de que la multinacional acordase suspender el encuentro institucional solicitado por el edil de Urbanismo, Miguel Ángel Pavón (Guanyar), para trasladar la predisposición del Ayuntamiento de facilitar su implantación en la ciudad. 

PSOE, Guanyar y Compromís acordaron este miércoles que, tras el portazo de Ikea a la celebración de ese encuentro (la multinacional alegó falta de unidad de criterio por parte de los representantes municipales), es el momento de conocer cuál es la posición oficial de Partido Popular (PP) y Ciudadanos (C's) "respecto a la única propuesta que conocemos formalmente por parte de Ikea", según defendió el portavoz del tripartito, Natxo Bellido (Compromís). 

¿De qué propuesta se trata? Siempre según Bellido, de la que los representantes del gigante del mueble expusieron en el breve encuentro que se mantuvo en el verano de 2015: un proyecto sobre una extensión de 125.000 metros cuadrados en el que se reservaría una parcela de 40.000 metros para una tienda de la propia compañía y otros 85.000 para un macrocentro comercial. Todo, en el mismo emplazamiento que se viene planteando desde el año 2008: la partida de Rabasa.

La consulta a la oposición resulta pertinente si se tiene en cuenta que el comunicado oficial difundido por Ikea el martes mantiene su apuesta por la construcción de una tienda y de un centro comercial. En ese comunicado, no obstante, no se detallaba ni las condiciones de ese complejo (es decir, su extensión), ni su naturaleza (pequeñas tienda, medianas superficies, etc). 

"Lo que sabemos hasta ahora", insistió Bellido, "es que este equipo de Gobierno no está dispuesto a permitir un macrocentro comercial como el que se preveía en la ATE de Alicante Avanza". "Lo dijimos desde el momento en el que firmamos el pacto de gobierno", insistió. De ahí que la intención del tripartito sea que la oposición descubra sus cartas: "Que digan si están a favor de ese macrocentro y, en ese caso, que lo expliquen".

¿Qué sucede si PP y C's también se oponen de manera oficial a ese macrocentro? Bellido no quiso adelantar acontecimientos, pero cae por su propio peso que, en ese supuesto, el tripartito tendría pleno respaldo para defender ante Ikea que esa propuesta no cuenta con beneplácito municipal.

Los tres partidos pactaron su posición ante Ikea el martes, pero la entente se quebró por lo que respecta a la composición de la delegación institucional que iba a exponerla en Madrid, cuando el alcalde confirmó que no acudiría  

Lo cierto es que la convocatoria de esa comisión supone un cambio de rumbo en la política de prudencia y discreción seguida hasta ahora. Al menos, por lo que respecta al PSOE y, especialmente, al alcalde, Gabriel Echávarri. El primer edil viene insistiendo en que la negociación con la multinacional debe quedar al margen de la sobreexposición para que la inversión no peligre, tras permanecer casi siete años bajo el foco mediático. En esta línea, ha reiterado en varias ocasiones que "la única noticia" que tiene intención de dar sobre Ikea "es que tenemos un acuerdo cerrado sobre su implantación, y eso será cuando exista ese acuerdo, no antes".  

Así que la segunda convocatoria de la comisión en menos de dos meses, cuando hasta febrero sólo se había reunido en una ocasión (precisamente, con motivo de su constitución), podría quedar vinculada a la anulación, por parte de Ikea, del encuentro previsto para este miércoles. Tanto Bellido como el edil de Urbanismo precisaron a Alicante Plaza que el tripartito debe decidir en los próximos días si solicita o no un nuevo encuentro con la multinacional y en qué términos. Y la reunión de la comisión es un primer paso en esa dirección.

Por lo pronto, ambos insistieron en que los tres partidos aliados en la gestión municipal sí comparten un mismo mensaje y una misma posición política, al contrario de lo que señala el comunicado difundido por la multinacional, el martes. Esa posición común quedó acordada en una reunión celebrada en la misma mañana del martes y, a grandes rasgos, ya quedó esbozada en febrero, cuando el edil de Urbanismo anunció su intención de solicitar una reunión con la compañía. Se trata de reabrir el diálogo para mostrar la predisposición del Ayuntamiento a facilitar la implantación de una tienda en la ciudad, en la ubicación que prefiera la multinacional. Incluso en Rabasa, siempre que su proyecto no contemple un macrocentro comercial.

El desencuentro llegó, no obstante, en la decisión del alcalde de no asistir al encuentro con los responsables del departamento de Expansión, pese a que, en las semanas previas, sí había confirmado a sus socios de Guanyar y Compromís su intención de acudir a la cita.      

Noticias relacionadas

next