X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

ajuste de las denominaciones de vías a la ley de memoria histórica

El tripartito consuma la 'purga' del callejero de Alicante al margen de los recursos de PP y C's 

31/12/2016 - 

ALICANTE. Año nuevo, nuevo callejero. Alicante estrenará 2017 con 42 denominaciones de calles renovadas, en cumplimiento del acuerdo alcanzado a finales de octubre por la comisión mixta por la recuperación de la Memoria Histórica, creada en abril de este año. Todo sin que se hayan resuelto los recursos contra el procedimiento seguido para la aprobación de esos nuevos nombres presentados por parte de PP (un contencioso ya admitido por el juzgado en el que se pide la suspensión cautelar de los cambios hasta que se resuelva el fondo del litigio) y de Ciudadanos (un recurso de reposición en el que se pide que la redenominación sea aprobada por el pleno, y no en Junta de Gobierno). La paralización de ese proceso fue, además, una de las diez condiciones que C's impuso al equipo de Gobierno (PSOE, Guanyar y Compromís) para permitir la aprobación del presupuesto de 2017. 

El departamento municipal de Estadística (el área competente para aplicar el cambio de nomenclaturas) ejecutó este viernes la sustitución de dos nuevas placas de especial trascendencia simbólica. La primera fue la que sustituye a la calle García Morato por la denominación de Miquel Grau dedicada al joven que falleció en 1977 tras recibir el impacto de un ladrillo lanzado por un militante de Fuerza Nueva, Miguel Ángel Díaz Panadero, desde un balcón de la plaza de Luceros. Grau se encontraba entonces colocando carteles por el 9 d'octubre en una concentración en la que la ciudadanía reclamaba el Estatuto de Autonomía, según explicaron fuentes municipales a través de un comunicado. El actual equipo de Gobierno instaló tras su llegada al poder un monolito en dicha plaza a modo de recordatorio sobre el suceso. En 2015, el ayuntamiento también concedió a Grau la medalla de oro de la ciudad.   

La segunda fue la que renombra la plaza de Calvo Sotelo como plaza de la Puerta de San Francisco. El cambio generó contestación por parte de un grupo de vecinos y comerciantes que se canalizó a través de una campaña de recogida de firmas después de que se hubiesen resuelto las alegaciones presentadas a la propuesta de cambios. 

Tras la instalación de esas nuevas placas sólo quedarían otras tres pendientes de sustitución: la Plaza Feminario (la glorieta frente a la antigua estación de Murcia), la calle Adrián López (antes Luis Bellido) y el Pasaje Angelita Rodríguez (antes Pasaje Teniente Luciáñez). Tanto el edil de Estadística, Daniel Simón (Guanyar), como la concejal de Memoria Histórica, María José Espuch (Compromís), detallaron que los tres cambios se producirán en los primeros días de enero para hacerlos coincidir con otros actos de reconocimiento, a petición de diversos colectivos. Los dos ediles añadieron que las placas con los nuevos nombres se acompañarán, en una fase posterior, de otros rótulos explicativos sobre la identidad de esos personajes y los motivos que justifican las nuevas denominaciones.

El proceso se cerrará en enero con las tres últimas calles: Plaza Feminario, Adrián López y Angelita Rodríguez

La renovación del callejero queda, así, prácticamente completada al margen de la resolución de los recursos de los dos partidos de la oposición. Fuentes municipales precisaron que el plazo para responder al recurso de reposición de C's finaliza el 2 de enero y que los servicios jurídicos del Ayuntamiento trabajan para responderlo en ese término. Sobre el recurso del PP, tanto Simón como Espuch señalaron que se está trabajando en la correspondiente respuesta. "Estamos en manos de la asesoría jurídica municipal", aunque auguraron que que esa iniciativa del PP no tendrá "ningún recorrido jurídico", según recoge la agencia Efe. 

Las fuentes consultadas por Alicante Plaza apuntaron que hasta ahora lo que sí ha hecho el ayuntamiento es remitir al juzgado todo el expediente seguido sobre la renovación de las nomenclaturas tras ser requerido para hacerlo. El PP ya ha advertido de la posibilidad de que los ediles del equipo de gobierno incurran en responsabilidad personales por mantener el proceso de cambio de denominaciones sin esperar a que el juzgado resuelva sobre su petición de suspensión cautelar de esas sustituciones.

Noticias relacionadas

next