X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

pliego de condiciones aprobado en el consejo de administración

El Puerto da alas a las naves cerradas para los graneles y renueva los permisos a las estibadoras  

19/02/2018 - 

ALICANTE. Fumata blanca para las naves cerradas. El consejo de Administración del Puerto de Alicante ha dado este lunes su conformidad al pliego de condiciones que debe regir la construcción de una terminal específica para la actividad de carga y descarga de graneles en el Puerto de Alicante en régimen de concesión. La propuesta presentada por el presidente de la Autoridad Portuaria, Juan Antonio Gisbert, marca las bases genéricas para que cualquier empresa interesada presente oferta. 

Así, según las fuentes consultadas, la única delimitación que se llega a introducir entre las condiciones del concurso es la superficie disponible para su construcción. La empresa que opte a levantar esas naves cerradas en depresión para el desarrollo de la operativa dispondrá de una superficie de 22.000 metros cuadrados en el muelle 17, conocido como muelle multipropósito. Como viene informando Alicante Plaza, la empresa que opte a gestionar la terminal específica deberá asumir el coste de la construcción de las naves cerradas. 


Las mismas fuentes señalan que, por el momento, no se precisa ninguna otra especificidad técnica adicional: ni capacidad de almacenaje, ni dimensiones como la altura. Esa cuestión queda aplazada a una fase posterior: la presentación de los proyectos técnicos que puedan registrarse. Con el acuerdo de este lunes se abre el proceso administrativo propio de toda licitación: se permite la publicación del pliego y se abren los plazos para presentar propuestas. En principio, se prevé que pueda aprobarse la adjudicación a finales de año, entre los meses de noviembre y diciembre.

El consejo también ha acordado la renovación de las licencias otorgadas a las empresas estibadoras que ya operan en el Puerto. Se trata de Alicante Port, Cesa Alicante, Bergé Marítima y Terminales Marítimas del Sureste (TMS). Las cuatro compañías prorrogan, así, los permisos para la carga y descarga de las mercancías con las que ya vienen operando: desde bobinas, hasta contenedores y también graneles. Esa licencia se mantendrá durante otros dos años más. Esos permisos son independientes de los que siguen siendo objeto de litigio en los juzgados de lo Contencioso entre tres de esas compañías y el Ayuntamiento de Alicante.

Noticias relacionadas

next