X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Análisis AP - presupuesto en benidorm

El Presupuesto de Benidorm: entre la moción de confianza y la confianza de Cs en el PP

12/03/2018 - 

BENIDORM. Benidorm sigue sin presupuesto. Dos meses después de haberse iniciado el ejercicio de 2018, la ciudad tiene el presupuesto de 2017 prorrogado. El del año pasado se aprobó a mediados del mes de marzo, pero en esta ocasión, en la segunda semana de marzo no hay ni borrador entregado a los partidos de la oposición para que se lo estudien antes del pleno de presupuestos, que aún no ha convocado el gobierno del PP y CBM. 

El alcalde de Benidorm, Toni Pérez, a preguntas de este diario, explicó que el motivo tiene dos vertientes, una es técnica, que depende de los funcionarios del Ayuntamiento, y otra es política. Las propuestas de los populares y sus socios de gobierno tienen que pasar por la criba de la "viabilidad", que le tengan que otorgar los técnicos locales, además, hay que hacer sumas.

En la oposición hay un partido que pesa sobre todos: Ciudadanos. El número de concejales que tiene cada grupo hace que la formación naranja tenga la llave del presupuesto, estando fuera del gobierno local. PP y CBM suman 10 ediles (8 y 2 respectivamente), mientras que los que se "presuponen" que votarán en contra del presupuesto también ascienden a 10: PSOE (7), Liberales (2) y Compromís-Los Verdes (1). 

Los otros cinco están repartidos en los dos concejales no adscritos, Juan García y Leopoldo Bernabéu, y los tres ediles de Ciudadanos. En caso de que los dos primeros votaran a favor del presupuesto, aún tendrían que negociar con los de Albert Rivera para que como mínimo se posicionaran en la abstención, y no en contra, puesto que le darían mayoría para que no se aprobara. En caso de que estos cinco concejales se quedaran en la abstención, primaría el voto del alcalde para sacarlos adelante.

De lo contrario, en la oposición advierten que el PP tiene la posibilidad de aprobarlo a través de una junta de gobierno local. Pero claro, darían la razón a aquellos que aseguran que se está retrasando por la "debilidad" de los populares, como así ha afirmado el portavoz de los socialistas, Rubén Martínez, y ha dejado entrever tanto Liberales como Compromís en varias ocasiones.

Retomando la posición de Ciudadanos, hay que tener en cuenta que firmaron con el PP el año pasado un acuerdo por el presupuesto de 2017. Presentaron 29 propuestas, con la obligación de que se cumplieran con 25 de ellas, en caso de que no fuera así, votarían en contra del de 2018. 

Toni Pérez. Foto: PEPE OLIVARES.

Esta misma semana, el portavoz de Cs, Rafa Gasent, aseguraba que aún se tenían que reunir con el gobierno local para determinar qué se ha cumplido, qué no y por qué no. Para determinar si tenían excusa porque hay mociones que son imposibles de ejecutar, pero por lo menos se ha intentado llevar a cabo, como es el espacio gourmet en el mercado municipal o la colaboración con los Cines Colci.

A este respecto, el primer edil reconoció que este aspecto era uno de los importantes que encajaban dentro de la vertiente política que está retrasando el presupuesto. Asimismo, reconoció que había mociones de Cs incumplidas, y elogió el trabajo de la formación naranja para contribuir en la elaboración del presupuesto, de quienes dijo que habían participado en el de 2016 y 2017. "Ciudadanos ha condicionado hasta ahora el presupuesto de Benidorm", llegó a afirmar en conversaciones con este diario el alcalde de Benidorm.

Para que se posicione del todo Ciudadanos, el PSOE se guarda un as en la manga. Como así se han referido en las últimas semanas, Martínez ha llegado a pedir que el alcalde de Benidorm se someta a una cuestión de confianza ligada al presupuesto de Benidorm. Algo insólito en la ciudad, pero que según pase le mes de marzo, será una propuesta más firme por parte de los socialistas.

El PSOE, por otra parte, cuestionó que el retraso no tenga que ver con que se le pueda hacer una moción de censura, ya que está prohibido a un año de las elecciones municipales, es decir, en mayo.

Noticias relacionadas

next