X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

también hubo repunte del alquiler

El precio de la vivienda en Elche creció un 2,85% en 2017

29/01/2018 - 

ELCHE. Dejada atrás la burbuja inmobiliaria, la crisis y cantidad de empresas del sector por el camino, la vivienda empieza a resurgir en Elche, como muestran las promociones de vivienda nueva de las que ha ido dando cuenta Alicante Plaza. A pesar de que aún se pueden comprar pisos a un precio bastante más bajo del de tasación, debido a que algunos constructores siguen sin poder darles salida, la realidad es que el precio de la vivienda ha crecido, fruto de esa recuperación económica. De hecho, según el portal de la inmobiliaria Precio Viviendas, en Elche creció un 2,85%, de acuerdo a la subida generalizada de toda la Comunidad Valenciana, donde los precios llevan creciendo desde el cuarto trimestre de 2016, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Salvo en las pedanías, con la excepción por motivos turísticos como el de Arenales del Sol (+10,52%) —en el que no se ha dejado de construir—, La Marina (+5,63%) o La Foia (+3,28%), en la mayoría de barrios del casco urbano han aumentado los precios de la vivienda. El auge de nuevas promociones es fehaciente en lugares como la parte más nueva de Altabix, donde han aumentado en más de un 17%, aunque también hay aumento en parte del centro de la ciudad, con un aumento del 10% en la zona de Santa Teressa —la parte del centro colindante con el Raval— o el sorprendente +16% de Los Palmerales. En cualquier caso, son las cifras que aumentan la media del resto de barrios, ya sea de aquellos en los que los pisos se han encarecido moderadamente, como Portes Encarnades (+6,35%), como de aquellos en los que ha descendido, el caso del Raval, por ejemplo, con una bajada de más del 3%.  

Eso sí, a la hora de comprar una casa, las más caras están en pedanías como Peña Las Águilas, Arenales o zonas específicas del centro, con precios que pueden ir desde más de 280.000 euros a casi 1.300.000 euros. Los barrios con viviendas más baratas y con precios inferiores por metro cuadrado son Carrús, El Pla o Altabix viejo. El precio medio, en general, es de en torno a los mil euros por metro cuadrad, según la valoración de esta compañía a las más de 100.000 viviendas del parque inmobiliario ilicitano, con un valor cercano a los 11.000 millones de euros.

También creció el precio del alquiler

Asimismo, y según la Sociedad de Tasación Tasibérica, se espera que de cara a 2018, a nivel nacional, el incremento de precios sea algo superior al 5% que puede llegar a más del 10% en grandes ciudades y zonas turísticas. Son cifras que se mueven en una situación de mucho dinamismo en el mercado, donde las operaciones de compraventas aumentarán por encima del 10%, superando las 550.000, debido a la vuelta de la vivienda de obra nueva, algo que ha quedado patente en la ciudad ilicitana. En lo que respecta a Elche, según un informe municipal, ese dinamismo en la vivienda llegó en 2014 con la mejora de la situación del empleo y la economía en general, no sólo por el número de tasaciones realizadas según el informe, sino también por el de las compraventas y los precios.

Por otra parte, a pesar de que el auge de la nueva vivienda parece que ha llegado para quedarse, los años de crisis empujaron hacia el alquiler y no hacia la compra de vivienda, lo que tuvo su reflejo también en el aumento del precio del alquiler en la ciudad. En 2017 la variación anual fue de un 10,1% y la trimestral de un 3,8%, según el portal inmobiliario Idealista. El informe muestra cómo de un precio medio de 4,7 euros por metro cuadrado en diciembre de 2016 se pasó a 5,2 euros en diciembre de 2017. Datos coherentes con el repunte del alquiler a nivel nacional el pasado año, que acabó con un incremento del 18,4%, dejando dejado el metro cuadrado en una media de 9,7 euros al mes. Un ritmo de crecimiento que se frenó el en último trimestre, puede que precisamente debido a la preferencia de una vivienda nueva tras la mejoría económica y la moderación de los precios en comparación con la época pre burbuja inmobiliaria.


Noticias relacionadas

next