X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

comunica el archivo de algunas peticiones en el síndic

El PP de Benidorm acusa a Compromís de "mentir y saturar a los técnicos municipales" con preguntas

28/03/2018 - 

BENIDORM. El portavoz del gobierno de Benidorm, José Ramón González de Zárate, arremetió este martes contra el edil de Compromís-Los Verdes, Josep Bigorra. El edil del PP llegó a decir que el concejal de la oposición había mentido a los ciudadanos y había tergiversado la información que transmitía. En concreto, se refirió a una rueda de prensa en la que Bigorra pidió al Ayuntamiento que se adhiera a una convocatoria de para subvenciones de la Generalitat con el fin de acondicionar caminos rurales en la localidad.

En base a eso, el popular dijo que el regidor estaba mintiendo y el Consistorio no iba a "hacer el ridículo". Según González de Zárate, estas ayudas estaban destinadas a poblaciones de interior, para senderos de agricultores y ganaderos, algo que para el edil es prácticamente inexistente en la ciudad. 

Al respecto, el regidor de Compromís mostró un informe municipal que aseguraba que sí que se podía presentar a esta convocatoria aunque las posibilidades para que se le otorgaran fueran reducidas.

Otra de las acusaciones por parte del portavoz popular fue que Bigorra estaba saturando a los técnicos municipales con las consultas que realiza a las diferentes dependencias municipales. De este modo, explicó que se había archivado parte de las alrededor de 30 quejas presentadas en el Síndic de Greguges, sin especificar cuántas. Hay que recordar que el edil acudió a esta entidad después de que pasara el plazo de contestación.

De Zárate dijo que “el Síndic de Greuges está para atender a la ciudadanía en caso de indefensión”, una situación en la que “no se encuentra el señor Bigorra”, puesto que “este gobierno es transparente y da absolutamente toda la información y documentación a la oposición”. En este sentido ha incidido en que todos los miembros de la corporación “tienen abiertas las puertas de todos los departamentos y acceso a los decretos que se firman a diario”, y ha ahondado en que “los concejales tenemos una reglamentación y una Ley de Bases de Régimen Local que establece cómo acceder a la información y cómo se nos tiene que facilitar".

A continuación, González de Zárate explicó que el procedimiento marca que las peticiones se tienen que realizar en alcaldía para que sea éste departamento el que lo deriva a su área correspondiente, algo que no estaría haciendo el edil de Compromís: "para Bigorra es más fácil y más mediático eludir este procedimiento, remitir las peticiones directamente a los departamentos –aunque no sean los competentes en el asunto- y recurrir al Síndic de Greuges”. “El Ayuntamiento cumple –ha subrayado De Zárate-, pero lo hace cómo marca la ley".

De Zárate indicó que “la estrategia” de Bigorra, de recurrir por sistema a una figura como la del Síndic de Greuges en lugar de emplear los conductos ordinarios reservados a los miembros de la corporación, responde a “un intento por paralizar la administración local”. “En algunas peticiones tiene razón y se le han contestado, pero en otras no la tiene y lo que hace es marear”. Finalmente, recomendó al concejal que llevara al Síndic asuntos que "merezcan la pena" y afirmó que los funcionarios estaban saturados de responder a "sandeces".

Por su parte, el concejal de Compromís recriminó al popular que considere una "sandez" sus quejas debido a que hay algunas cuestiones como la suspensión del PGMO en sectores como Serra Gelada, de la que en el pleno de este mes se han pedido informes con su beneplácito. "Demuestra de una parte su falta de coherencia y por otra me lleva a pensar que solo quiere descalificar el trabajo de Compromís-Los Verdes". Además, recordó que estuvo tres meses sin respuesta, y también agotaron los plazos de algunas de las quejas que remitió al Síndic y que ha tenido que volver a realizar esta entidad.

"Somos los primeros en respetar el trabajo de los técnicos", dijo Bigorra, quien resumió que bajo su punto de vista, al portavoz del gobierno lo que le molesta es que un grupo "tan reducido en la oposición siga haciendo propuestas por el bien de la ciudad y sigue reclamando transparencia y que se cumpla la legalidad así como los acuerdos plenarios que el gobierno local ha dejado en un cajón".

Noticias relacionadas

next