X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

pierde la votación en el pleno ante la oposición

El PP, acorralado tras tratar de 'canjear' terrenos de Armanello para adquirirlos en el Salto del Agua

La coalición de Compromís-Los Verdes escenifica su ruptura votando diferente

26/09/2017 - 

BENIDORM. La posición del PP en el pleno de Benidorm quedó este lunes patente: no tienen mayoría, así que necesitan consensos para aprobar sus propuestas. No fue el caso de la relativa al patidrónomo que querían ubicar al lado del Palau d'Esports l'Illa de Benidorm. La moción, defendida por la concejal de Urbanismo, Lourdes Caselles, pretendía dar el visto bueno a un convenio al que habían llegado con los propietarios de la parcela privada en la que querían instalar el espacio lúdico.

De esta forma, conseguían los terrenos "sin coste económico para el ayuntamiento", como insistía Caselles. A cambio, le tenían que dar unidades de aprovechamiento a su dueño en la única zona en la que el consistorio tiene terrenos: Armanello. Esto último es lo que no terminó de cuadrar a la oposición.

Todo ello porque el Plan Armanello, ahora desprogramado, tendría que estar listo en los próximos meses para empezar a sentar las bases de su urbanización. Es decir, se estarían intercambiando por unas parcelas que en teoría, tendrían que aumentar su valor en un futuro, del que se podría aprovechar el dueño de los mismos, ahora, el ayuntamiento, pero que querían canjear por los terrenos en el Salto del Agua, con un valor inferior.

Con todo, la oposición se mostró contraria a dar el visto bueno a este convenio, por lo que finalmente sólo tuvo el voto a favor de PP y CBM, es decir, 10 votos, frente a los 14 en contra (PSOE, Liberales, Compromís-Los Verdes y Ciudadanos), mientras que el concejal no adscrito, como es habitual en él, votó abstención.

Entre otros asuntos del pleno, que tuvo una vez más una jornada maratoniana de unas 10 horas desde su inicio, estuvo la revisión de precios del contrato con FCC por la concesión del servicio municipal de Limpieza Viaria y Recogida de Residuos Sólidos Urbanos. Según dijo el concejal de Limpieza Viaria, Arturo Cabrillo, tras la actualización de los precios desde 2012 hasta 2017, el saldo es positivo para el ayuntamiento en unos 5,5 millones de euros.

Moción para rechazar la tasa turística

Como moción de urgencia entró una propuesta de Liberales para mostrar el rechazo a la tasa turística y apoyo a los empresarios reafirmando las razones que tienen para posicionarse en contra, y por último, darle constancia al presidente del Consell, Ximo Puig. La urgencia prosperó con los votos a favor del PP, CBM, Liberales y el concejal no adscrito, Leopoldo Bernabeu. 

Ante esto, el alcalde de Benidorm y concejal de Turismo, Toni Pérez, se mostró en contra de esta tasa y se posicionó de parte de empresariado, "no sólo del hotelero", sino de los apartamentos, haciendo referencia a la problemática con los apartamentos alegales. Consideró así que era lo peor que se puede imponer a los turistas. "Cualquier céntimo de los que nos visitan es importante para poder gastarlo", dijo.

Por su parte, el PSOE en palabras de su portavoz, Rubén Martínez, dijo que se abstuvo en la urgencia porque es la postura que tienen desde el Consell ya que no lo tienen claro. "No nos sirve de nada decir una cosa en tu pleno y que en Madrid diga lo contrario tu partido", sentenció. Al respecto, sacó a colación la moción en el Senado sobre que Benidorm sea municipio turístico. "Espero que la próxima vez que se hable de municipio turístico, también se abstengan. No tengo ganas de hacer pipí, me abstendré sin salir del pleno", sentenció.

También habló el ex alcalde socialista, Agustín Navarro, quien recordó que su compañero y secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer, recordó en la asamblea de la asociación de apartamentos turísticos Aptur, que era el año en el que más sanciones se habían interpuesto a los no reglados. Navarro defendió la postura de su partido en el Consell: "No es le momento porque hay que consolidar los mercados nuevos que ha habido en los últimos años. ¿Pero por qué no en los próximos cuatro años pagar un euro por turista? Seguramente nos la tendremos que envainar porque el sector turístico se tendrá que sentar para ver cuál es la mejor tasa". Finalmente, dijo que no había que cerrarse en banda a la tasa.

La papeleta fue directa al portavoz de Compromís-Los Verdes, Josep Bigorra. Defendió que será para mejorar le sector turístico, y necesitará del consenso de municipios turísticos como Benidorm. "Yo vería qué, cómo, cuánto y para qué se va a aplicar la tasa. Tengo mis dudas, no puedo votar a favor", dijo el compañero de Bigorra, Juan García.

Ciudadanos, que también se abstuvo en el Consell, siguió los pasos en el pleno de Benidorm. El edil de la formación naranja, Juan Balastegui, recordó que también se tendría que revisar otros impuestos mucho más recaudatorios. Así, reconoció que la solución no es la tasa turística y hay que revisar otras vías. "No sabemos qué tipo de tasa quieren imponer, en nuestro partido no lo tenemos claro. Nos da igual, lo que queremos es que los entendidos se entiendan para no perjudicar el turismo y gestionar bien los recursos de los ayuntamientos. Hay que buscar una alternativa a la tasa", afirmó.

Finalmente, antes de la votación, la edil de Liberales, Ángela Berna, ante la ausencia de Gema Amor, defendió lo que para ella es una tasa injusta, aportando alguna de las razones ya planteadas por los hoteleros y empresarios turísticos. La moción prosperó con los votos a favor del PP, CBM, Liberales y Leopoldo Bernabeu, mientras que el PSOE y el concejal de Los Verdes se abstuvo. El único que votó en contra fue el portavoz de Compromís-Los Verdes y concejal de Compromís, Bigorra.

Compromís-Los Verdes escenifica su ruptura

Semanas antes al pleno, la coalición de Compromís-Los Verdes mostraron su total separación, aunque siguen bajo el mismo paraguas. La escenificación más clara fue este lunes, cuando ni siquiera se pusieron de acuerdo en votar con el mismo resultado las mociones. Es más, el edil de Los Verdes, llegó incluso a propiciar que no se hiciera lo que pedía su compañero, Josep Bigorra.

De esta forma, en el punto 7, que abordaba instar al Consell a modificar los criterios de uso del equipo de autodefensa y armas de Policía Local para que los agentes tengan armas cortas de fuego de uso individual y también armas largas de uso colectivo. En esta ocasión, Bigorra pidió que se retirara el punto, como consecuencia, la votación dependió del edil de Los Verdes, que con su abstención y el voto en contra de Bernabeu, propició un empate que se resolvió con el voto del alcalde, y por tanto, no prosperó la retirada. 

Era la primera vez que funcionaban así, lo que llegó a confundir incluso al secretario a la hora de contar los votos.

Premios de Turismo 

Fuera del orden del día, los concejales secundaros de forma mayoritaria la propuesta de la Junta de la Portavoces en relación a los Premios de Turismo ‘Ciudad de Benidorm’, y que plantea otorgar el galardón en categoría internacional al mercado emisor del Reino Unido. 

La propuesta recoge también premiar en la categoría nacional a Dinapsis, centro de referencia en investigación e innovación vinculado a Hidraqua y Grupo Suez y con sede en Benidorm; mientras que el reconocimiento en categoría local-autonómica es para el proyecto ‘LDV Positive Disrupters’ en el que han participado un centenar de escolares de la provincia y que está encaminado a que las empresas y administraciones públicas implementen medidas que luchen contra el turismo de excesos y a favor de las experiencias sanas. Por último, la moción aprobada concede la Mención Especial de esta edición al cómico y presentador Andreu Buenafuente, por la especial proyección de la imagen de Benidorm al mantener el skyline de la ciudad como fondo principal en el programa ‘Late Motiv’ de Movistar+.

next