X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 20 de enero y se habla de fundesem CASO GÜRTEL SERIES seguridad vial

rechazo a la nueva regulación con 38 festivos hábiles 

El pequeño comercio de Alicante se desmarca del pacto autonómico sobre las aperturas en domingo  

12/12/2017 - 

ALICANTE. La Conselleria de Economía tendrá que redoblar los esfuerzos para lograr un respaldo global sobre su última propuesta de regulación de las aperturas en domingo para el conjunto de la Comunitat, en la que se incluyen 38 festivos hábiles para las ciudades de Alicante y València. Como poco, el pequeño comercio de Alicante comunicó este lunes al director general de Comercio, Natxo Costa, que no piensa respaldar ese nuevo modelo en los términos en los que se plantea hasta ahora, lo que -en último término- da al traste con una de las principales aspiraciones del Consell: que se logre una pax romana estable, sin nuevas impugnaciones en los juzgados.

Los minoristas confirmaron su "no rotundo" a la propuesta de Economía en un encuentro organizado por el Colectivo de Comerciantes por Alicante con el propio Costa. La cita contó con la presencia de representantes de Fecoema, Corazón de Alicante, Más que Centro, Facpyme y de las asociaciones de comerciantes de Virgen del Remedio y de La Florida. También acudieron portavoces del sindicato con representación mayoritaria en el sector, Fetico, pero no con responsables de CCOO y UGT (los dos sindicatos que ya han expresado su rechazo al pacto autonómico) pese a que, según el presidente del Colectivo de Comerciantes, Domingo Martínez, también habían sido invitados a participar en la cita. Al parecer, no informaron sobre los motivos de su ausencia.

Los representantes del sector escucharon de primera mano los pormenores de la propuesta de regulación: como viene informando este diario, se pasaría de la autorización estacional actual limitada a verano (15 de junio-15 de septiembre) a otra regulación igualmente estacional pero por un periodo más amplio (desde el 15 de junio al primer domingo de enero después de Reyes, además de la Semana Santa). Se trata de un modelo que Economía considera equilibrado, a medio camino entre la libertad total que podría llegar a imponerse en caso de que prosperase un hipotético recurso impulsado por el gran comercio, y la regulación estacional de mínimos ahora en vigor. Sin embargo, las explicaciones de Costa no convencieron a los minoristas, quienes le expresaron su hartazgo ante la petición de más cesiones. "Los pequeños comerciantes nos oponemos a que el gran comercio pueda abrir en domingo porque no podemos competir en igualdad de condiciones: ya cedimos con la regulación estacional sólo durante el verano y ahora se nos pide que asumamos 38 días", resumió Martínez.


¿Significa esa oposición que los minoristas de Alicante recurrirán el posible pacto en los juzgados? Es probable, pero está por ver. De momento, el acuerdo autonómico no está firmado ni aprobado y los comerciantes no tienen por ahora una posición fijada sobre ese hipotético recurso. Además, algunas de las asociaciones de minoristas de Alicante forman parte de organizaciones autonómicas como Cecoval o Covaco, que sí aceptaron el nuevo modelo durante la última reunión del Observatorio de Comercio. ¿Cuál es la situación esperable entonces? En principio, según Martínez, "el director general de Comercio nos ha pedido más tiempo" para tratar de modular la propuesta con los representantes del gran comercio con el objetivo de recortar algunos días entre esos 39 domingos y festivos de apertura.

Lo cierto es que, según fuentes de la conselleria, la hoja de ruta con la que se trabaja es precisamente esa: cerrar los flecos de la negociación con todos los actores del sector de la Comunitat en un margen de dos semanas. En ese ámbito se incluye a grandes superficies, minoristas y sindicatos. Sólo cuando se cierre esa fase, según las mismas fuentes, se dará participación a los ayuntamientos para que también expresen sus posiciones y sus particularidades locales. Así lo contempló el propio conseller, Rafa Climent, al dar cuenta del acuerdo, cuando subrayó que la propuesta quedaba abierta a pequeños ajustes posteriores en los casos concretos de Alicante y València.

Hasta la fecha, el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Alicante sí ha expresado su malestar ante la exclusión de la ciudad en la reunión del Observatorio en la que se iba a debatir sobre la nueva regulación comercial. Lo cierto es que en esa convocatoria tampoco participó ningún representante del Ayuntamiento de València. 

El alcalde, el socialista Gabriel Echávarri, reiteró este lunes que la intención de su gobierno es abrir una ronda de contactos con todos los actores del sector en Alicante para conocer cuál es su posición sobre la nueva propuesta del Consell y que la asumiría si contaba con un respaldo mayoritario.        

Noticias relacionadas

next