X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

es la máxima distinción que otorga la ciudad

El microbiólogo Francis Mojica será distinguido Hijo Predilecto de Elche

5/10/2017 - 

ELCHE. No ha podido ser. Finalmente, el científico ilicitano Francis Mojica, tendrá que esperar para recibir el Nobel de Medicina o el de Química a los que aspiraba este año. A pesar de su revolucionario descubrimiento que propició la técnica CRISPR y haber recibido galardones internacionales, como el Albany Medical Center Prize, el más prestigioso de EEUU, estos no han sido suficientes. No obstante, y dada la relevancia de este biólogo de la Universidad de Alicante, el Ayuntamiento de Elche quiere otorgarle la máxima distinción que otorga la ciudad, que es la de Hijo Predilecto de Elche.

Será en la Junta Local de Gobierno del viernes, donde se presentará la moción para que el científico ilicitano Francisco Martínez Mojica, posea esta distinción máxima que contempla el reglamento municipal y con las que han sido reconocidas otras personalidades de la sociedad ilicitana como Sixto Marco, Antonio Martínez Maciá ("PIM") o Pedro Ibarra, entre otros. Estos reconocimientos se entregan a personas que hayan nacido en la ciudad y que por sus destacadas cualidades personales y méritos hayan alcanzado alto prestigio o consideración de orden general, que en su caso, es a nivel nacional e internacional.

Además de ser un investigador de primera línea, el alcalde destaca de él su carácter “afable, humilde y sencillo, atesora valores propio de la sociedad ilicitana como la capacidad de sacrificio, el esfuerzo continuado o el ahínco en la consecución de sus objetivos, así como una gran capacidad para afrontar las dificultades”. Por su parte, la corporación muestra su convencimiento de que el ilicitano conseguirá más pronto que tarde el premio Nobel.    

De la revolucionaria técnica y por qué no llega el Nobel

Mojica descubrió en las salinas de Santa Pola que unos microorganismos cortan y pegan secuencias de ADN para protegerse de manera rápida y eficaz ante ataques de los virus. Esto permitió la aparición de la técnica CRISPR, una técnica genética que permite modificar secuencias de ADN de cualquier célula, lo que supone una revolución para la medicina ya que se puede editar la información genética de cualquier ser vivo y eliminar sus problemas. También permite, por tanto, modificar el ADN humano con una eficacia sin precedentes. Durante una década fue el único que estuvo estudiando esa técnica y se dio a conocer internacionalmente al publicar el hallazgo. Posteriormente, la bioquímica francesa Emmanuelle Charpentier y la química estadounidense Jennifer Doudna fueron quienes recogieron el testigo y demostraron que esta técnica se podía utilizar como herramienta universal para editar cualquier genoma.

En el caso de haber ganado alguno de estos Nobel, hubiera sido el tercer español en la historia en ganar un Nobel de Ciencia, algo que sólo consiguieron Santiago Ramón y Cajal en 1906 y Severo Ochoa en 1959. Acerca de la dificultad de él y otros científicos españoles de hacerse con este galardón, hay varias teorías. En su caso personal, algunos dicen que es por trabajar en la Universidad de Alicante y ser español. E incluso el que no haya recibido el Príncipe de Asturias antes. Y si bien puede que afecte el hecho de que no esté en una universidad puntera mundial, parece que es más cosa de lo segundo, puesto que tradicionalmente han existido dificultades por parte de los científicos españoles para dar a conocer sus investigaciones en el exterior. También puede afectar la poca tradición científica de nuestro país, así como los problemas de financiación que sufre (ahí están los recortes en investigación o la famosa fuga de cerebros). Por no hablar de factores exógenos a la ciencia como intereses geopolíticos o la tendencia a que siempre se lleven los premios los mismos países (aunque suene risible, algo como en Eurovisión). Habrá que seguir esperando. De momento Elche le cuida, porque lo merece.


Noticias relacionadas

next