X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

DESESTIMA EL RECURSO PRESENTADO POR EX EL alcalde DEL PP

El juez respalda la retirada de la Cruz de los Caídos de Callosa de Segura por no ser un símbolo religioso

18/11/2017 - 

CALLOSA DE SEGURA. El juzgado de lo contencioso número de 1 de Elche ha desestimado un recurso presentado en su día por el ex alcalde del PP, Javier Pérez, y ha dado la razón al Ayuntamiento de Callosa de Segura (gobernado por PSPV, Esquerra Unida y Somos Callosa) en su propósito, aprobado por el pleno, de retirar la Cruz de la Caídos que está ubicado en la plaza del consistorio, en frente de la iglesia. El juez basa su argumento para desestimar la pretensión del PP, que pretendía paralizar la medida, en que la plaza es pública, titularidad del ayuntamiento; que no se trata de un símbolo religioso, sino que se erigió para conmemorar una sublevación militar y que la decisión del pleno de la corporación está amparada por la Ley 52/2007 de 26 de diciembre, por la se reconocen y amplían derechos y se establecen medidas en favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la Guerra Civil y la Dictadura y por tanto, se entiende que el acto recurrido se ajusta a lo dispuesto en la norma. 

Asimismo, la juez considera que el pleno ostenta las competencias como órgano de máxima representación política de los ciudadanos para debatir, votar y en su caso aprobar o no, las mociones que se presentan y que han sido fijadas previamente en el orden del día de las sesiones que celebra, conforme a las reglas y principios democráticos.

El PP argumentó que la Cruz de los Caídos estaba en suelo que era propiedad de la Iglesia Católica. Pero según recoge la sentencia, la plaza de España del Ayuntamiento de Callosa "está debidamente inventariada como bien de uso y dominio público". Sobre el carácter religioso de la Cruz de los Caídos, la juez considera que "se ha desechar ese extremo, a pesar del simbolismo cristiano que representa la cruz en la religión católica". Además, añade, no se encuentra la cruz en un lugar de culto, sino en una plaza pública del municipio de Callosa y porque se erigió para conmemorar una sublevación militar y honrar a los vecinos de la localidad pertenecientes a la facción ganadora que murieron durante la Guerra Civil España con la inscripción ¡Presentes! ocupando un lugar destacado el nombre de José Antonio Primero de Rivera.

Por todo ello, recoge el auto, "se ha de descartar su simbología religiosa, dado su marcado carácter político y de exaltación del “alzamiento nacional”, como así dan fe de ello las manifestaciones que se han celebrado en el lugar por grupos de falangistas que han tenido lugar  cuando supieron del posible traslado/demolición del monumento". El fallo, que no es firme, impone las costas de 400 euros a la parte de demandante.

El fallo se produce la misma semana en la que el alcalde de Callosa de Segura, Fran Maciá (PSOE), había interpuesto una denuncia ante la Guardia Civil por las amenazas recibidas a través de comentarios en las redes sociales -ya han sido eliminados- donde se animaba a "pegarle un tiro" o a "torturar" a ediles del municipio.

Maciá pretende que se determine si los comentarios publicados en el perfil de la Defensa de la Cruz. Plataforma Ciudadana a raíz de una información compartida de un medio de comunicación sobre la intención del gobierno local (PSOE, IU y Somos Callosa) de retirar la Cruz de los Caídos de la Plaza de España pueden ser constitutivos de los delitos de odio e incitación a la violencia. En declaraciones a Efe, el regidor precisó en su momento que "no" conoce a los autores de esos comentarios y que entiende que no pertenecen a la plataforma en defensa de la Cruz.

La polémica en torno a la Cruz de los Caídos de Callosa surge tras la aprobación de una moción en pleno a principios de año acerca de la retirada de este monumento de mármol blanco, situado junto a la parroquia arciprestal de San Martín, para cumplir así con la Ley de Memoria Histórica que prohíbe símbolos franquistas.
Bajo el nombre de 'José Antonio Primo de Rivera presente', este monumento fue levantado en la década de 1940, tras la Guerra Civil Española, para rendir homenaje a los callosinos que perdieron la vida durante este conflicto y que estaban al lado del bando que ganó la contienda. No obstante, la placa 'José Antonio Primo de Rivera Presente' y aquellas sobre Falange Española fueron retiradas por la parroquia en septiembre de 2016, quedando únicamente el listado con el nombre de los callosinos fallecidos. Ahora, tres días después de ésta polémica, el fallo da la razón al consistorio.

Noticias relacionadas

next