X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

pleito por el testamento del patriarca de la familia

El juez rechaza la pretensión de Vicente Sala de impedir a sus hermanas transmitir acciones

30/11/2017 - 

ALICANTE. El juez de Primera Instancia ha rechazado imponer la medida cautelar que solicitaba el empresario Vicente Sala para prohibir a sus tres hermanas la transmisión de acciones del holding familiar, Samar Internacional S.L. Sala había solicitado la aplicación de esta medida cautelar en tanto se resuelve el pleito por la aplicación del testamento del patriarca de la familia y de su viuda, asesinada hace casi un año, para determinar el destino de la acción de oro que permite vetar decisiones de la junta de accionistas.

Cabe recordar que las tres hermanas, Antonia, María del Mar y Fuensanta, suman el 60% de las acciones del holding, por lo que pueden bloquear las decisiones empresariales que adopte su hermano, a pesar de haber sido designado administrador único del entramado familiar por su madre, precisamente gracias a la acción de oro, semanas antes de fallecer asesinada en el concesionario Novocar. De hecho, la decisión del juez al respecto es determinante para que Samar pueda aprobar las cuentas anuales: si Vicente Sala es el depositario de la acción de oro, saldrán adelante; si no, las tres hermanas pueden tumbarlas en la junta de accionistas.

Según han explicado a Alicante Plaza fuentes jurídicas, el juez ha rechazado la pretensión de Vicente Sala de que sus hermanas no puedan transmitir acciones mientras se resuelve el conflicto de fondo. La petición tenía por objeto impedir que el equilibrio accionarial del imperio familiar varíe (un inversor podría hacerse con el 60% de las hermanas y dejar a Sala en minoría en la empresa que fundaron sus padres). Según estas fuentes, el juez ha considerado "innecesaria" la pretensión, al recordar que el juzgado de lo Mercantil aún debe pronunciarse sobre la demanda de las hermanas contra el primogénito a cuenta del uso de la acción de oro, y que el Registro Mercantil tampoco ha resuelto aún la impugnación sobre el último cambio operado por Carmen Martínez antes de fallecer: la disolución de un consejo de administración dominado por las tres mujeres y la designación de su hijo como administrador único.

La vista para pronunciarse sobre la petición de Vicente Sala se celebró el pasado viernes, y la resolución ha sido notificada a las partes esta misma mañana. La decisión no es firme y cabe recurso ante la Audiencia Provincial.

Noticias relacionadas

next