X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

a un día de cerrar la puja, al menos una oferta alcanza los 19,7 millones

El interés de los fondos por el sector de las residencias 'rescata' la Villa Universitaria

6/07/2018 - 

ALICANTE. Todo apunta a que la segunda subasta de la Villa Universitaria de San Vicente del Rapeig, para cumplir el plan de liquidación de la filial del Grupo Santa Ana, tendrá un final bien distinto de la primera. Como adelantó Alicante Plaza, el administrador concursal y el juez decidieron convocar una segunda subasta al no alcanzar en la primera ninguna puja el valor mínimo de liquidación (14,6 millones), animados por el interés entre inversores potenciales que habían percibido en la recta final del primer proceso. Y el mercado les ha dado la razón.

El interés creciente de los fondos de inversión por este tipo de activos ha impulsado el valor de las pujas recibidas (en este caso, dos, que llegaron el primer día de plazo; en la primera fueron seis, que llegaron al final, aunque alguna quedó inmediatamente descartada), de modo que al menos una ha alcanzado el importe por el que está valorada la Villa: 19,7 millones de euros. Así figuraba en la noche de este jueves en el portal habilitado por la consultora VEO para la subasta online, que se cierra este sábado. Un importe que, de ser aceptada la oferta, permitirá que los bancos (fundamentalmente el Sabadell y la Sareb) recuperen su dinero, y la liquidación de Consorcio Empresarial San Vicente Sur, la SL que promovió la residencia, sea un éxito.


Fundamentalmente, porque la oferta ganadora no solo tiene que llegar a ese umbral, sino garantizar la continuidad de la actividad de la Villa Universitaria y su negocio. No hay que olvidar que se trata de una residencia de estudiantes, que presta un importante servicio a la localidad y a la comunidad universitaria en torno a la UA. Un condicionante que siempre frenó a los bancos a la hora de intentar adjudicársela en la subasta. En realidad, lo que se busca es un inversor que respalde al actual equipo gestor, que se ha encargado de darle la vuelta a la cuenta de resultados de la Villa: ha incrementado su volumen de negocio en casi un 60% desde que entró en concurso.

Un estudio reciente de la consultora JLL (Jones Lang LaSalle) concluye que el de las residencias de estudiantes es un mercado en auge, como sucede con el del alquiler de espacios en centros de coworking. Y, además, España cuenta con una de las rentabilidades más altas de Europa (casi 6% frente al 5 de Reino Unido y Alemania). Por tanto, desde la consultora VEO, que ha colaborado en la elaboración del plan de negocio y la subasta del activo, consideran que "la continuidad de la Villa Universitaria está asegurada gracias a la bonanza del sector".

Formada por un conjunto de edificios sobre una superficie de 8.000 metros cuadrados, con 390 habitaciones y 500 camas, parking propio, restaurante-buffet, salas de estudio, piscina, sala fitness, sala de TV, sala de informática y pistas deportivas, la Villa está situada a 100 metros de la entrada de la Universidad de Alicante. En el último ejercicio alcanzó una facturación de 3,18 millones de euros, según el CEO de Veo Comunicación, Joaquín Oliete. En 2016 se cerró con una facturación de 2,57 millones de euros, lo que supone que los ingresos han crecido un 24% en el último ejercicio.

Como ha venido contando este diario, la Villa Universitaria es el activo esencial de la promotora Consorcio Empresarial San Vicente Sur SA, una mercantil del grupo Santa Ana, que invirtió 26 millones en su construcción junto a dos socios madrileños. En 2012 la mercantil propietaria del complejo entró en concurso y, aunque en 2013 logró aprobar un convenio de acreedores avalado por los bancos, Santa Ana fue incapaz de cumplirlo, lo que llevó a la firma a liquidación. El juzgado de lo Mercantil número 1 aprobó el plan de liquidación y la subasta hace un año, en abril de 2017.


Noticias relacionadas

next