X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

El hombre que subió una colina pero bajó una montaña

Foto: Rafa Molina
16/03/2017 - 

ALICANTE. Un total de 480.000 euros es la suma que el club blanquiazul presupuestó para el presente ejercicio como ingreso derivado de la disputa del 'play-off'.

La citada cantidad se corresponde con lo que se percibe de la Liga de Fútbol Profesional por la participación en el mismo pero no por la venta de abonos, concepto englobado en otra partida (que incluye también lo que se obtiene por la venta de abonos en verano y en navidad), cuyo importe asciende a 450.000 euros en el presupuesto que se aprobó por los accionistas el pasado mes de diciembre.

Es decir, que estaríamos hablando de entre 550.000 y 600.000 euros lo que el club espera obtener gracias a un 'play-off' del que el Hércules está hoy más lejos que nunca: a siete puntos más el golaveraje, cuando quedan 29 por disputarse. 

Afortunadamente, ese roto económico quedaría cubierto de sobra porque el club no contaba (tampoco lo presupuestó) con ingresar 560.000 euros por haber llegado a los dieciseisavos de la Copa del Rey y especialmente medirse al Barça, ni tampoco lo que se pueda obtener (por el momento, nada) de la ejecución provisional de la sentencia favorable en el litigio contra la Sociedad de Proyectos Temáticos de la Comunidad Valenciana.

No obstante lo anterior, no jugar el 'play-off' seguirá siendo dramático para el club, además de a nivel deportivo, a nivel económico porque equivale a no ascender. Y  el seguir fuera de Segunda División A supone que, solo en concepto de derechos de televisión, el Hércules deja de ingresar anualmente casi siete millones de euros (nada que ver con los 85.000 euros que cobrará este ejercicio y que llegan vía Federación y solo gracias a que se ha participado en la Copa).

DE COLINA A MONTAÑA

A lo anterior hay que unirle tres problemas de gran calibre, de los que dos han de resolverse antes de junio y el tercero es una bomba de relojería que puede explotar en cualquier momento.

Por un lado, tenemos la deuda con Hacienda, pues la modificación del convenio particular con el fisco sigue sin firmarse y el club acumula ya un millón de euros en cuotas impagadas del acuerdo suscrito a comienzos de 2013; por otro lado, pero relacionado con lo anterior, nos encontramos que sigue pendiente también la modificación del convenio con los acreedores ordinarios, pese a que hay un acuerdo para ello, porque el mismo está condicionado a que se logre antes más margen de Hacienda... Encima, este segundo convenio obliga al pago de 1,5 millones de euros a la finalización de este ejercicio, por lo que resulta clave cerrar su modificación para poder esquivar esa obligación a la que el Hércules no puede hacer frente en Segunda B.

Y por si no hubiera bastante, también tenemos el litigio con la Comisión Europea: su reclamación de 6,9 millones de euros puede volver a ser ejecutiva en cualquier momento, si el Tribunal General de la Unión Europea desestima la solicitud de suspensión cautelar o la estima pero condicionada a que se consigne una fianza del mismo importe...

Noticias relacionadas

next