X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 24 de noviembre y se habla de benidorm isla de benidorm ELCHE ARENALES DEL SOL CONSUM

superó los 100 millones de facturación en 2015

El grupo de CHM volvió a dar beneficios antes de la salida de Rafael y Tomás Martínez Berna

14/02/2017 - 

ALICANTE. El grupo Vallalba, creado por la familia Martínez Berna en 2004 para dirigir todas las empresas nacidas en torno a la constructora Hormigones Martínez (CHM), volvió a dar beneficios en 2015, el último ejercicio completo en el que Rafael Martínez Berna y su hermano Tomás estuvieron al frente del consejo de administración de la mercantil. En realidad, Grupo Vallalba S.L. ya había obtenido un resultado positivo en el ejercicio 2014, pero éste se tuvo que destinar a cubrir pérdidas de ejercicios anteriores, mientras que el beneficio del pasado ejercicio permitió a la firma repartir 500.000 euros en dividendos.

Según el balance consolidado del grupo depositado en el Registro Mercantil, Grupo Vallalba superó en 2015 la barrera de los 100 millones de euros de facturación, tras aumentar su volumen de negocio un 25% respecto al año anterior. Así, la empresa 'holding' de la familia Martínez Berna ingresó un total de 100.071.973 euros, cuando el año anterior esta cifra había sido de 81.208.165 euros. El incremento de la actividad en todas las empresas del grupo (CHM aporta el 80% de la caja) se dejó sentir, entre otras variables, en la plantilla: Vallalba terminó el año con 423 empleados (entre fijos y discontinuos), frente a los 382 de 2014.

Como publicó Alicante Plaza el pasado 6 de enero, Rafael Martínez Berna ha decidido abandonar la presidencia de CHM para centrarse en diversificar los negocios de Vallalba. En lugar de optar por un miembro de su familia como sucesor, los Martínez Berna han 'fichado' a un técnico con amplia experiencia en Carreteras en el Ministerio de Fomento, el  valenciano Vicente Vilanova. Junto al expresidente, ha abandonado su cargo en el consejo de la constructora su hermano Tomás Martínez Berna, aunque ambos se mantienen como miembros del órgano directivo de Grupo Vallalba S.L., presidido en este caso por otro hermano, Francisco Javier Martínez Berna

La decisión de abandonar CHM se adoptó a finales de octubre, aunque se hizo efectiva en diciembre. En un momento en que tanto la constructora como el grupo que la administra habían superado ya el bache de la crisis del ladrillo y sus problemas con Competencia por pactar precios con otras firmas del sector (la sanción inicial fue de casi 5 millones de euros, pero finalmente la empresa abonó 790.000 euros tras aceptarse parcialmente su recurso). 

No se puede decir lo mismo de la situación personal de Rafael y Tomás Martínez Berna. Aunque en su entorno se desvincula su salida de CHM de sus problemas con la Justicia, lo cierto es que ambos han admitido, junto a otros siete empresarios (incluidos Vicente Cotino y Enrique Ortiz), haber contribuido a financiar irregularmente al PPCV. Una confesión que busca atenuar la petición de condena por parte de la Fiscalía en la rama del Caso Gürtel que investiga las cuentas de los populares valencianos.

CHM aporta aproximadamente el 80% de la facturación del Grupo, según las cuentas consolidadas depositadas en el Registro. No obstante, Vallalba administra una decena de empresas, la mayoría relacionadas también con el sector de la construcción o directamente filiales de CHM: Padelsa, Hormar XXI, CHM Arimed, Promotora Alicantina de Urbanización y Conservación, Gestión Industrial de Servicios S.A., Distribución Internacional Levantina, Licmar Obras y Servicios S.L., la polaca Plesmar y la estación de servicio-hostal Los Martínez (en Albatera). La evolución del negocio del grupo permitió obtener un resultado de explotación de 4,2 millones de euros en 2015 (2 millones en 2014), pero los gastos financieros y los ajustes fiscales pendientes rebajaron el beneficio a después de impuestos a 3.345.230 euros.

La familia Martínez Berna posee también inversiones en sectores como el turismo, la hostelería, e incluso los cotos de caza, en algunos casos directamente y en troso a través de las citadas sociedades. A estos sectores es a los que va a dedicar ahora sus esfuerzos el expresidente de CHM, mientras al frente del 'buque insignia' del grupo se queda un gestor de perfil técnico, acompañado en el consejo por tres de los hermanos. Junto a la dimisión de Rafael Martínez Berna como presidente, su hermano Tomás presentó la suya propia como consejero delegado. Ambos mantienen, no obstante, sus puestos directivos en el resto de firmas de la familia, así como en el consejo de Vallalba S.L., del cual el expresidente de la patronal alicantina (Coepa) y de la federación de obra pública (FOPA) es secretario.

Noticias relacionadas

next