X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 17 de agosto y se habla de solvia benidorm PANORAMIS la vila joiosa port hotels

hoja de ruta sobre el suelo industrial de alicante

El futuro de los polígonos: ganar ya 70.000 metros en Las Atalayas y modernizar Pla de la Vallonga

27/01/2018 - 

ALICANTE. Tras el diagnóstico, la hoja de ruta y las primeras actuaciones. El Ayuntamiento de Alicante, a través de la Concejalía de Desarrollo Económico, pretende poner en marcha dos proyectos prioritarios para generar nuevo suelo industrial en el polígono de Las Atalayas y mejorar el ya disponible en el Pla de la Vallonga.

En la primera intervención, que afecta a Las Atalayas, se pretende poner en marcha una ampliación de entre 70.000 y 100.000 metros cuadrados (en función de los límites que imponga los desniveles de la orografía) al este del propio recinto industrial para atender las peticiones de parcelas más urgentes. A priori, se trataría de una actuación relativamente rápida para ganar una superficie que, según las fuentes consultadas, estaría prácticamente vendida de inicio. 

Su desarrollo requiere que el Ayuntamiento apruebe una modificación puntual del Plan General para recalificar esa bolsa de suelo, que ahora tiene la consideración de no urbanizable y que debería convertirse en suelo urbanizable industrial. No haría falta iniciar un proceso de adquisición de terrenos, puesto que ya están en manos públicas. Como ha contado Alicante Plaza, se trata de parte del suelo propiedad de la Sociedad Estatal de Promoción Empresarial (Sepes), adscrita al Ministerio de Fomento, que estaría decidida a asumir y ejecutar su urbanización siempre que quedase acreditada la existencia de demanda. Ese fue, como mínimo, el resumen de la entrevista de trabajo mantenida este martes por el alcalde, Gabriel Echávarri, con la directora general de la entidad, Lucía Morales.


Según las fuentes consultadas, ese requisito de demanda se cumple sobradamente: la entidad de conservación de Las Atalayas tiene acreditadas varias peticiones de parcelas que ahora no puede atender. De hecho, así lo habría trasladado el propio presidente de la entidad, Francisco Samper, este mismo viernes durante un encuentro celebrado con el primer edil para activar ese proceso de recopilación de empresas demandantes de suelo.

En una segunda fase, a medio y largo plazo, se podría dar cabida a una ampliación de otros 300.000 metros, también en terrenos propiedad de Sepes en el entorno de Las Atalayas, en función de cómo se acabe articulando las negociaciones entre la Generalitat y la Diputación Provincial sobre el desarrollo de las áreas logísticas de la provincia. Esa actuación debería quedar contemplada en el futuro Plan General y planificada en un próximo Plan Estratégico Integral de Áreas Industriales, previsto en el documento de diagnóstico sobre los polígonos elaborado por la consultora Wolf Project.

La segunda intervención de mayor urgencia consiste en la puesta en marcha de un plan de modernización que actúe específicamente sobre el Pla de la Vallonga con el propósito de renovar y modernizar sus servicios e infraestructuras. Según el informe sobre el estado de los polígonos, el del Pla de la Vallonga corre el riesgo de caer en la obsolescencia si no se emprenden mejoras urbanísticas. De ahí que uno de los objetivos de la Concejalía de Desarrollo Económico sea "planificar ese proyecto de mejora para optar al programa de intervenciones en áreas industriales puesto en marcha por la Conselleria de Economía en la comarca de l'Alacantí para el periodo 2018-2019", según insistió el edil del área, el socialista Carlos Giménez.    

Noticias relacionadas

next