X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

EL DEBATE SOBRE EL MODELO DE NEGOCIO bancario 

El dilema de la banca y su tamaño: entre la digitalización y el servicio de proximidad

22/11/2017 - 

ALICANTE. ¿Cómo han transformado la crisis económica y la innovación tecnológica los modelos de negocio de las entidades financieras para dar respuesta a estas necesidades y contribuido al desarrollo económico? Esta ha sido una de las mesas de debate del Congreso CEDE, y que ha contado como ponentes con el presidente de la Cámara de Comercio de España, José Luis Bonet; con la consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa; el presidente de Caja Rural Central, Manuel Ruiz; y el socio principal de KPMG Abogados, responsable de Sector Financiero, Francisco Uría, como presentador y moderador.

La primera intervención la ha hecho Bonet, quien ha hecho una exposición del estado actual de la economía. Ha valorado que España haya salido de la crisis con un rescate parcial de Europa y que se haya aceptado una devaluación interna, que ha sido muy dura. "Si no hubiera sido por la ayuda de la Unión Europea, hubiéramos caído en el abismo. Los españoles somos especialistas en meternos en líos y salir de ellos", ha dicho. El presidente de las Cámaras de Comercio de España ha reconocido que gracias al sector exterior, con el turismo y las exportaciones, España ha afianzado su economía, y que la internacionalización se ha convertido ya en un cambio estructural de la economía española. "Hay un cambio de tendencia, de mentalidad y de actitud a favor de la internacionalización de las pymes. Bonet también ha mencionado el problema catalán, “un riesgo interno gravísimo que no hemos valorado exactamente hasta dónde nos ha afectado. Debemos volver a la normalidad porque nos estamos jugando Cataluña pero España también”.

La consejera delegada de Bankinter ha asegurado en su intervención que la demanda de crédito en España es buena actualmente. “En el lado de la oferta la batalla es tremenda con la gran competencia existente. Otra cosa son los precios a los que se están dando estas operaciones, precios enormemente competitivos”, ha afirmado. Las empresas crediticias están creciendo, en opinión de María Dolores Dancausca, “en todo lo relacionado con la actividad exportadora de las compañías. Las empresas domésticas han salido fuera y ahora quieren que sus bancos les asesoren y les acompañen en este viaje exterior”.

El presidente de Caja Rural Central, Manuel Ruiz, por su parte, hizo hincapié en cómo las cajas rurales han salido intactas de la crisis económica, manteniéndose las 29 cajas rurales regionales y locales que hay en España sin recibir ninguna ayuda y conservando su independencia. “En el caso de grandes grupos muchos han tenido que ir a procesos de concentración; nosotros somos entidades modestas, locales, pero seguimos estando presentes gracias a varios hechos diferenciales: nuestra cercanía y proximidad; nuestro modelo de banca minoristas y tradicional, muy volcado en aportar valor a las pyme y familias de nuestro sector. Y nuestro tremendo respeto a nuestras magnitudes, manteniendo un equilibrio entre recursos consumidos y generados”.

La superposición de los modelos de Bankinter y de Caja Rural Central ha servido para confrontar los modelos de banca, el industrial-comercial, frente al de cercanía y de ayuda a las pequeñas empresas. Así, frente al reto de la digitalización, Bankinter no considera un enemigo a las fintech, más bien un posible operador al que poder llegar a acuerdos, mientras que Caja Rural hace de la cercanía y la banca de proximidad su gran aval. "No hemos cerrado ninguna oficina durante la crisis", ha afirmado. Pero Ruiz ha aprovechado el foro para reclamar al Banco de España una regulación diferente y no tan vertiginoso como la  que han sufrido las entidades financieras en los últimos años. "Competimos en inferioridad de condiciones con las grandes corporaciones bancarias, y además no han generado altos costes esa nueva regulación", ha afirmado Ruiz.

Así, mientras Ruiz insiste en que una entidad como Caja Rural Central siempre tiene la garantía de que no se moverá del territorio en el que opera y da más valor a su servicios, la consejera delegada de Bankinter ha insistido en que los tiempos actuales pasan por saber adaptarse a un modelo de negocio y saber qué se quiere. "Ahora la tecnología es más barata, hay menos costes, pero hay que ganarse la confianza del cliente. La banca es confianza", ha concluido Dancausca.

Noticias relacionadas

next