X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

ponencia del chief officer data de telefónica

Chema Alonso: "Hay que conseguir que las decisiones de las empresas se basen en datos"

22/11/2017 - 

ALICANTE. Con un ¡bienvenidos, hackers! Así ha arrancado el Chief Data Officer de Telefónica, Chema Alonso, su ponencia en el Congreso CEDE que se ha celebrado este martes en el Auditorio de la Diputación de Alicante. Alonso ha desgranado los detalles de cómo funciona el programa de inteligencia artificial de Telefónica, el Aura, y ha incidido en la importancia que tienen los datos para tomar decisiones en las empresas, así como lo necesario que es que las empresas estén bien preparadas para la transformación digital.

“La transformación digital no es un proyecto, es un estado real donde las empresas tienen que estar. Debemos coger las olas tecnológicas porque si no vamos a tener un problema en el futuro”, ha afirmado. Para Alonso, “hay que hacer que la compañía vuelva a recuperar el valor de la información y que las decisiones de las empresas se basen en datos”. 

Después de esta aseveración más general, Alonso se ha centrado en el uso del big data y cómo se deben aprovechar las empresas, aunque admite que "sigue siendo un reto para las empresas españolas, sobre todo por el coste que tiene. No vale con un uso menor, hay que hacer una transformación completa de la empresa”, ha defendido. Alonso ha expuesto que hay cuatro niveles de información y a partir de su uso, es como se puede poner en marcha una plataforma con inteligencia artificial. Así, hay detallado, que primero estarían los datos de los  clientes, que son algo sagrado, que está regulado y protegido; después están los datos anónimos, que son los demandan información personal sin nombres ni apellidos; le seguirían los datos agregados, y los insights, que son los conocimientos que se generan con los datos agregados, que garantizan la privacidad de las personas y ayudan a tomar decisiones.

Con estos cuatro elementos, Alonso ha expuesto como funciona la plataforma Aura de Telefónica, a través de una interfaz, que reconoce los sonidos de las personas y que permite acceder a los servicios de la compañía y solicitarlos en función de tus preferencias. "Lo que se trata es de generar conocimientos que te ayudan a tomar decisiones; si el cliente se va, los datos se van con él". El sistema, según el directivo de Telefónica, puede funcionar con el reconocimiento de los gestos, la vista, el oído y la voz.

Ciberseguridad

Tras la exposición de las ventajas que se le puede sacar al big data, y cómo ha sido su aplicación en Telefónica, Alonso ha abordado el tema de la ciberseguridad. Se ha remontado a Windows 95 para con un ejemplo concreto demostrar cómo ha evolucionado esta cuestión y la enorme fragilidad, “aunque si creéis que el mundo de la seguridad ha cambiado mucho estáis equivocados. No puedes garantizar nunca que vayas a tener un fallo de seguridad”, pues los ciberataques cada vez son más complejos y los hackers más preparados, ha expuesto. 

Alonso divide la fortaleza de las empresas según su nivel de maduración en cuanto a seguridad, diferenciando tres fases. La fase uno es donde las empresas tratan de prevenir los ataques; la fase dos y más madura es cuando las compañías asumen que no van a poder prevenir ni evitar todos los ataques e invierten en detectar que están siendo atacados. Así, Chema Alonso ha asegurado que la media de tiempo que tardan las empresas en enterarse de que están siendo atacadas es de 6 meses. Y las empresas más maduras, en opinión del Chief Data Officer de Telefónica, son las que asumen que van a ser atacadas, que los ataques van a tener éxito e invierten en responder cuando sean atacados. “En este momento es cuando detectas que una empresa es madura en materias de seguridad”. 

Preguntado sobre el coste de inversión en estas materias, el ponente confirmó que la seguridad “es cara si la tienes que abordarla de una sola vez. Es muy importante el papel del Chief Data porque tiene que incrementar el nivel de madurez en seguridad de una empresa a lo largo de los años, programar un plan director y que lo vaya aplicando cada año para introducirlo en la compañía y que perdure”. En opinión de Alonso, el nivel de seguridad en las empresas españolas “es bastante aceptable”, pues, a su juicio, "hay compañías –medianas y grandes- llevan tiempo preocupadas por la ciberseguridad y prestando atención y recursos a esta materia".

Noticias relacionadas

next