X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

eliminación de barracones

El Consell pide el cambio de titularidad de las obras del Pere Maria de Benidorm para iniciar los trabajos

La Generalitat aprueba el proyecto de ejecución para finalizar las obras, que ascienden a 1,7 millones de euros y pasará por reparar partes afectadas por el tiempo en los edificios nuevos

4/01/2017 - 

BENIDORM. Parece que es algo más que una promesa de la Conselleria de Educación. Ésta ha solicitado ya el cambio de titularidad y la actualización de la licitación de las obras del instituto Pere Maria Orts i Bosch de Benidorm. Un centro que lleva años estudiando en barracones debido a que Ciegsa dejó los trabajos a medio terminar. Por lo tanto, se está dando un paso más para acabar con la ampliación del instituto, como ya prometieron al Ayuntamiento el pasado mes, tal y como adelantara este diario.

Se trata del paso previo y necesario para que se liciten las obras, y como consecuencia, eliminar los barracones. Así pasaría a titularidad de la Conselleria de Educación, según recoge la solicitud a la que ha tenido acceso este diario. Por ello, la Generalitat asume "todos los compromisos y condiciones a que se sujetó el otorgamiento de la misma y, en su caso, constituye idénticas garantías a las que tenía" Ciegsa desde 2009 y que aún está vigente.

Seis meses. Ese es el tiempo que dan para terminar las obras, según costa en el informe técnico que avala el proyecto, al que ha tenido acceso este diario. Éste indica que el total de los trabajos están valorados en 1,7 millones de euros, con IVA incluido.

El proyecto de finalización de las obras, para el que han tenido en cuenta las obras pendientes de ejecutar incluidas en lo que se aprobó en 2008 con Ciegsa, así como el Proyecto Modificado nº1 aprobado por dicha mercantil en el 2013. Incluye las reparaciones en las obras de la Fase 1, encaminados a subsanar las incidencias de la obra ya ejecutada. Lo mismo que en lo que se llegó a ejecutar de la Fase 2, además de trabajos complementarios, tanto en el edificio existente como en su urbanización motivados por la paralización de la obra y su deterioro. Por último, la legalización de todas las instalaciones completas, las ya ejecutadas como las que se quedaron sin terminar.

Además, resume la trayectoria con las obras, que tal y como indica, se proyectó en un principio en dos fases. La primera contemplaba la construcción del edificio-aulario (ampliación) y del edificio del gimnasio. El documento señala que en la actualidad están ocupados para su uso desde el 18 de octubre de 2010. La segunda fase preveía la adecuación del edificio existente y urbanización de toda la parcela. Esta fase se inició y posteriormente "se paralizó al ser abandonada por la empresa constructora en marzo de 2011", reza el escrito.

Por último, indica que en julio de 2013 "se produce la resolución por mutuo acuerdo de las partes del contrato de obra existente, la cual vino motivada por la situación concursal que atravesaba la contratista".

Un acto del Consell que aplaudieron los grupos locales de Compromís y PSOE. "Con este cambio de titularidad de las obras de Ciegsa a la Conselleria conforme al proyecto de obras, Conselleria de Educación da un pequeño paso más pero necesario para hacer realidad la finalización del IES Pere Maria", comentó el portavoz de Compromís, Josep Bigorra, que coincidía con el portavoz socilaista, Rubén Martínez. Bigorra quiso destacar que "esa ha sido la vocación del nuevo Consell desde sus inicios: acabar con las obras inacabadas de nuestro instituto".


Noticias relacionadas

next