X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 27 de julio y se habla de ELCHE CF SANTA POLA UNIFORMES congreso pspv EMPRENDEDORES

56 peticiones sin contestar

El Consell investiga a funcionarios de Puertos por no dar información sobre Benidorm, Dénia y Calp

La asociación que lucha por descubrir qué hay detrás del bar de la "isla pirata" de Benidorm consigue que Transparencia investigue por qué no contestan a 56 solicitudes de información de 12 empresarios sobre tres puertos de las Marinas

22/02/2017 - 

BENIDORM. La Inspección General de Servicios, ligado al Consell, ha abierto una investigación a los funcionarios del Servicio de Explotación de Puertos de la Conselleria de Habitatge, Igualdad y Transparencia. Ha sido tras la denuncia de la asociación Costa Blanca Marine, radicada en Benidorm, pero formada por empresarios de toda la provincia de Alicante. Éstos reclaman que no se les haya contestado por parte de este departamento a 56 peticiones para conocer expedientes e información pública, solicitada por 12 empresarios.

Según han confirmado fuentes del Consell, la investigación está en marcha por parte de este servicio independiente, pero se encuentra en fase de "información reservada". Por lo cual, aún habrá que esperar a qué trasciende de este caso, que está ligado a la ahora famosa como "la isla de los piratas" de Benidorm, conocida como "isla de los Periodistas" en la ciudad. Si bien es cierto que, a instancias de Transparencia, Puertos les envió este martes una resolución donde les dicen que negociarán con ellos un calendario para poder tener acceso a la información solicitada. Eso sí, una vez iniciada la investigación.

La asociación que reclama a Transparencia que le contesten a estas peticiones, algunas de ellas desde hace 10 meses, también está liderando la lucha por legalizar la isla de Benidorm. Costa Blanca Marine ha denunciado en múltiples ocasiones que el negocio está abierto a pesar de no contar con licencia y sabiendo que está en un parque natural, cuya protección obligaría a desalojarlo y eliminar cualquier actividad para no dañar al ecosistema.

Entre sus muchas peticiones sin resolver, solicitan información sobre el puerto de Benidorm, para saber cómo se adjudicaron las casetas, que entre otras cosas, están vendiendo los billetes para hacer las excursiones a la isla. Empresa que pertenece al mismo dueño del bar del lugar, cuyo servicio se inició en la época franquista por parte de la familia Cervera

También denuncian que en agosto les obligaron a retirar del Club Náutico de Benidorm sus barcos a dos asociados por pertenecer a la Lista Sexta, es decir, las embarcaciones deportivas o de recreo que se exploten con fines lucrativos. Ellos lo atribuyen a represalias por las denuncias de la asociación, ya que indican que era un acto totalmente legal en toda la Comunitat. Asimismo, critican que el Servicio de Explotación de Puertos contestara mediante una comunicación a las alegaciones, sin abrir un procedimiento administrativo. Además, denuncian amenazas y extorsión administrativa por parte de los funcionarios.

La ilegalidad en torno al servicio prestado en la isla era conocido por cualquier vecino de la ciudad de los rascacielos, cuesta imaginar que no lo supieran las administraciones competentes en el área. Y eso es lo que tratan de demostrar desde Costa Blanca Marine. Sus pasos empiezan a dar frutos en las últimas semanas, entre otros por parte del Consell. Tal y como publicara este diario, el 10 de febrero dos agentes Medioambientales de la Conselleria de Medio Ambiente de la Generalitat Valenciana acudieron a la isla para investigar el chiringuito y sus consecuencias en el Parque Natural de Serra Gelada.

La asociación ha recabado toda la información disponible y lo ha unido a un informe de detectives privados que dan cuenta de todo el entramado que se esconde en la explotación de la isla.

Los hechos se extienden hasta Calp o Dénia. En esta última afirman no entender lo que ocurre en el varadero ocupado por Náutica Noguera, emplazado en la localidad desde 1967. Según pudo saber este diario, se les ofreció trasladarles al nuevo muelle, a cambio de que el antiguo lo destruyeran. Pero a día de hoy, estaría utilizando ambos.

Todos estos hechos que denuncia Costa Blanca Marine, han servido para que el Consell se ponga en alerta y abra una investigación sobre los funcionarios responsables, contando con el testimonio de la asociación en los próximos días.

Noticias relacionadas

next