X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

informe favorable del impacto ambiental 

El Consell desoye a los pescadores y abre la puerta a ampliar la piscifactoría de La Vila

Estiman que no hay impacto ambiental y supeditan la ampliación a diferentes medidas correctoras del proyecto. Pretenden incrementar la producción actual de 1800 t/año a 3.500 t/año

21/02/2017 - 

LA VILA JOIOSA. La Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural ha resuelto favorable el informe de impacto ambiental para ampliar la piscifactoría de la Vila Joiosa (antes Gramamed). De este modo, abre las puertas a la empresa Niordseas -perteneciente a Andromeda Group- a llevar a cabo su proyecto, con el que pretende instalar 24 jaulas flotantes nuevas, de similares características a las 30 existentes. Todo ello con el fin de incrementar la producción actual de 1800 t/año a 3.500 t/año, entre dorada, lubina y corvina. Ante esto se ha impuesto siempre los pescadores de la localidad, que alegaron ante el Ayuntamiento el proyecto porque verían afectada su navegación y por tanto, su faena en el mar.

El informe que publicó el Consell en el Diari Oficial de la Generalitat Velenciana este lunes, concluye "aceptable, a los efectos ambientales y sin perjuicio de la previa obtención de las autorizaciones sectoriales que le sean de aplicación, el proyecto de ampliación de la instalación de acuicultura". 

Asimismo, lo supedita a diferentes consideraciones, entre las que están la dotación de un cubeto de recogida de lixiviados en la zona, como los envases con residuos líquidos y peligrosos generados por la actividad. También piden la colocación de una red antipájaros de color blanco, para facilitar la visualización por parte de éstas y evitar que queden atrapadas. Así como la inclusión de un programa de vigilancia ambiental.

El proyecto de la empresa, que colea desde mayo de 2014, no es ninguna broma. Con ella quieren extender la superficie del actual polígono de ocupación a casi el doble del actual, llegando a las 54 ha. El Ayuntamiento ya emitió un informe desfavorable con fecha de salida 2 de octubre de 2015. En él recogían las quejas de la Cofradía de Pescadores de la Vila Joiosa. No obstante, la empresa ha presentado un informe favorable emitido por la capitanía marítima de Alicante y otro emitido por la Subdirección General del Ministerio de Defensa.

Sin embargo, los pescadores pedían que se evaluara el impacto medioambiental que supondría la utilización de "material no reciclable, diluyente de posibles partículas contaminantes al medio marino". Ante esto, la empresa ya contestó que "todo el material usado en la construcción de las granjas es reciclable (estructuras flotantes, boyas), excepto las redes y cordelería, cuyo material es exactamente del mismo usado para la pesca de arrastre".

Cabe recordar que en la Vila Joiosa estiman que hay ma´s de 100 familias que viven de la pesca. De ahí que indciaran que "supondría mermar en un 30 % aproximadamente el caladero de las embarcaciones de artes menores inscritas en la cofradía de pescadores de Villajoyosa, con el consiguiente perjuicio económico". Por su parte, la mercantil indicó que la valoración sobre la que se basa esta alegación "carece de todo fundamento" y afirman que sería necesario aportar una información más detallada que permitiera valorar las superficies de los caladeros usados por la flota artesanal por embarcación, por especies y por artes. "Al no aportar esta información el porcentaje del 30 % es, cuanto menos, injustificado", afirman.

Además, la mercantil asegura que "difícilmente la ampliación de la piscifactoría puede suponer un impedimento para la pesca ya que no coincide con ninguna" de las zonas en las que faenan. "De hecho, y teniendo en cuenta que la granja existente dispone de una plataforma en el que hay personal de forma permanente, no tenemos constancia de que los alrededores de la concesión sean un área de pesca ni siquiera esporádica para las embarcaciones de la cofradía en ningún momento del día", recoge el texto.

Por último, los pescadores reclamaron que la ampliación propuesta supondría aumentar en 15 minutos las maniobras de entrada y salida del puerto de las embarcaciones de pesca, con el consiguiente incremento de consumo de combustible. Ante esto, la empresa respondió que «la estimación que realiza la cofradía de los tiempos de navegación es totalmente desproporcionada dado que la longitud de la concesión solicitada es de 500 metros, eso no supondría más de 2 ó 3 minutos de demora a una velocidad de 6-7 nudos".

Todo ello es lo que ha valorado el Consell para estimar que no hay impacto ambiental que suponga un impedimento para la ampliación de la piscifactoría.


Noticias relacionadas

next