X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

En una compra conjunta de tres centros por unos 50 millones

El centro comercial de Alcoy cambia de manos: Incus completa la venta a Patron y Eurofunds

5/04/2017 - 

ALICANTE. Ya es oficial: el centro comecial Alzamora, de Alcoy, tiene nuevo dueño. Según un comunicado conjunto, los fondos británicos Patron Capital y Eurofunds Capital Partners han completado la operación de compra a su anterior propietario, Incus Capital, en un paquete con otros dos centros comerciales: el Mirador de Cuenca y Los Alcores, en Sevilla. Tal como adelantó Alicante Plaza a finales de octubre, la operación estaba muy avanzada desde el pasado otoño y solo restaba cerrar algunos flecos.

Aunque la cifra de la venta no ha trascendido, fuentes del sector calculan que Patron y Eurofunds han pagado alrededor de 50 millones de euros por el lote de tres centros comerciales, en el que el activo alcoyano es el segundo en tamaño tras el de Cuenca. La operación habría dejado así a Incus una importante plusvalía, puesto que el fondo español adquirió el mismo paquete a Morgan Stanley por 30 millones hace tan solo tres años. En esa operación, el centro comercial Alzamora se valoró en 9,7 millones de euros.

El de Alzamora es el único centro comercial de la ciudad de Alcoy (aunque 'compite' con el centro comercial L'Altet, en la carretera N-340 entre Alcoy y Cocentaina, pero en el término municipal de la localidad vecina). Inaugurado en 2003, dispone de 19.000 metros cuadrados de superficie bruta alquilable distribuida en dos plantas comerciales, y unas 600 plazas en el aparcamiento subterráneo. Actualmente cuenta como inquilinos con una amplia gama de firmas de retail (Zara, Massimo Dutti, Springfield), y de ocio (unos cines multisala de Axion, un gimnasio de Onsen…). Morgan Stanley lo adquirió en 2007, antes de que estallase la burbuja inmobiliaria, y lo vendió a Incus Capital perdiendo dinero en 2014, como parte de un plan de desinversión en España.

Los dos fondos, que ya habían protagonizado otra operación conjunta en España hace unos meses (la compra del centro comercial Dolce Vita Odeón, en Ferrol, donde se está acometiendo una completa remodelación del interior y el exterior), han anunciado que tienen previsto llevar a cabo una inversión en estos tres centros de aproximadamente 13 millones de euros, para renovar su oferta comercial, además de incorporar nuevas firmas nacionales e internacionales de referencia en su sector y aumentar la oferta de ocio y restauración.

Patron Capital, con sede en Londres y oficinas en Barcelona (desde donde el abogado Pedro Barceló dirige sus operaciones en España) es un inversor institucional especializado en activos inmobiliarios. En la actualidad gestiona activos por un valor superior a 5.000 millones de euros pertenecientes a fondos soberanos, universidades, fondos de pensiones, fundaciones privadas e inversores particulares de todos los continentes. Lleva a cabo inversiones de valor añadido en activos tanto en solitario como con socios locales y en los últimos dos años ha desarrollado diversas inversiones en España por valor superior a los 200 millones de euros, según el comunicado.

En cuanto a Eurofunds Capital Partners, posee el centro comercial más grande de Portugal (el Dolce Vita Tejo, en Lisboa) y en España ha establecido una alianza con Intu, el principal operador británico de centros comerciales, para desarrollar una serie de nuevos 'shopping resorts' en varias ciudades (Vigo, Valencia, Málaga y Palma de Mallorca) en la línea del Puerto Venezia de Zaragoza. Precisamente, Intu y Eurofunds son los impulsores del fallido (por el momento) Puerto Mediterráneo en Paterna, y también han mostrado interés por concurrir a la subasta del centro comercial Panoramis, en Alicante. Su última operación hasta esta había sido la compra del centro comercial Xanadú, en Madrid, por más de 530 millones de euros.

La del centro comercial Alzamora no es la única operación inmobiliaria en el sector del retail que se ha producido en las últimas semanas en Alcoy. Tal como publicó este diario, el fondo de inversión de origen israelí MDSR Investments se ha hecho con la propiedad del hipermercado Eroski, que seguirá operando bajo la misma marca. El fondo con sede en Tel Aviv, que también es el dueño del Mercado de Campanar en Valencia, se lo ha comprado dentro de un paquete con cinco hipermercados al fondo Joparny por unos 30 millones de euros. 

Noticias relacionadas

la alianza intu-eurofund presenta la tercera oferta

El gigante británico de los centros comerciales se suma a la puja por Panoramis a expensas del juez

Por |  - 

Los grupos asociados en la compra y gestión de Puerto Venecia y Xanadú registran formalmente su propuesta para participar en la subasta, junto a las de Medimotors y Vilaplana Pérez. El juez debe decidir si la acepta, al haberse presentado fuera de plazo oficial y sin que se haya resuelto sobre la petición de prórroga  

next