X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

varios fondos pujan por goldcar, tras la venta de centauro a portobello

El capital alicantino sale de las grandes empresas de alquiler de vehículos para turistas

27/04/2017 - 

ALICANTE. La provincia de Alicante, que cada año recibe millones de turistas extranjeros por el aeropuerto de El Altet (el año pasado, según la estadística de la Agència Valenciana de Turisme, fueron 3,96 millones de foráneos los que llegaron a la provincia en avión), ha alumbrado un floreciente negocio de empresas de alquiler de vehículos sin conductor a su alrededor, especializadas en atender a ese público. Paradójicamente, cuando el sector atraviesa su mejor momento, con la alicantina Goldcar y la benidormense Centauro como principales exponentes, el capital alicantino ha decidido salir de las citadas empresas.

Como ha contado Alicante Plaza, la firma española de capital privado Portobello Capital ha adquirido una participación mayoritaria en Centauro Rent a Car, fundada hace 40 años en Benidorm y que estaba inmersa de lleno en su plan de expansión en Europa. El resto del capital, eso sí, se mantiene en manos de la familia fundadora, en la que continuará como primer ejecutivo Erik Devesa. Mientras, los fundadores de Goldcar, los hermanos Juan y Pedro Alcaraz, vendieron en 2014 el 80% de la empresa al fondo italiano Investindustrial. Ahora, la familia Bonomi ha puesto a la venta su participación, en una operación que incluye una cláusula de arrastre que obligará a los Alcaraz a vender el 20% que controlaban aún.

Al margen de las dos grandes firmas de alquiler de coches sin conductor, en la provincia siguen operando algunas pequeñas sociedades del sector, con sede en Xàbia (Solmar Selec) y Calp (Victoria). La primera ha atravesado serias dificultades en los últimos años, con concurso de acreedores y venta in extremis, y es ahora propiedad de la familia Sala Martínez, que no ha conseguido reflotarla. En cuanto a Victoria Car Hire, fundada en 2011 por Francisco Parreño, es 'heredera' de la antigua Victoria Rent a Car, también calpina, liquidada en 2014 por Joaquín Ivars. Aún cabría sumar a Rent a Car Giner, una pequeña empresa de Benissa que opera desde 1967.

Las tres empresas anteriores, muy centradas en la costa norte de la provincia (destino de buena parte de los turistas nórdicos que llegan por el aeropuerto, muchos de los cuales tienen fijada allí su segunda residencia), presentan unos niveles de facturación muy alejados de los que manejan Goldcar y Centauro. Así, Rent a Car Giner ingresó 855.000 euros en 2015, Victoria Car Hire facturó 1,4 millones y Solmar Selec llegó a los 10,4 millones. Mientras, el último ejercicio de Centauro se cerró con 66 millones de euros de ventas, y este año espera alcanzar los 80 millones. En otra liga juega Goldcar, con una facturación global para todo el grupo de 214 millones el año pasado.

Crecer en el extranjero

Los planes de Portobello Capital (que tiene en cartera trece participadas y que durante cinco años fue el accionista mayoritario de la valenciana Hofmann, dedicada a la producción de álbumes de fotos digitales) son impulsar la presencia en el extranjero de Centauro, hasta la fecha muy centrada en la costa mediterránea y que acaba de dar el salto a Portugal con la apertura de tres oficinas en aeropuertos lusos (Lisboa, Porto y Faro). Precisamente la firma benidormense, con una flota de 18.000 vehículos, estaba ahora volcada en captar viajeros de AVE, para lo que había invertido dos millones de euros.

La estrategia que seguirá, de la mano de Portobello Capital, consistirá en "consolidar un sector atomizado y crecer en nuevos emplazamientos sobre todo en Europa, lo que le permitirá incrementar significativamente su cuota de mercado", a juicio de sus nuevos accionistas de referencia. "Nuestra intención es aportar el capital y los recursos necesarios para potenciar el plan de expansión iniciado por la compañía", que en un año se ha implantado en cuatro nuevas terminales.

En cuanto a Goldcar, como ha contado este diario, Investindustrial ha puesto en el mercado su participación del 80% y el 20% restante que controlaban aún los Alcaraz, ahora centrados en el negocio inmobiliario con Alcor. Fuentes del mercado señalan que hay al menos media docena de fondos de inversión de origen europeo pujando por la compañía alicantina de alquiler de coches sin conductor, junto con algunas empresas del sector. En este sentido, según El Confidencial, la francesa Europcar, competencia directa de Goldcar, habría lanzado una oferta de 1.000 millones de euros (la firma está tasada en 1.200 millones por Investindustrial, tres años después de que costara 500) para introducirse en el sector del low cost

Entre los fondos que han trasladado su interés por Goldcar a Investindustrial se cuentan, tal como adelantó este diario en su día, el británico Cinven, que sería uno de los mejor posicionados junto a Europcar. No obstante, también hay fondos estadounidenses y franceses entre los que han presentado oferta. Goldcar cuenta con una plantilla de 1.000 empleados y gestiona una flota de más de 50.000 vehículos que se pueden alquilar en sus más de 80 oficinas en todo el mundo. Hace solo unas semanas abría nuevas oficinas en Biarritz (Francia) y Las Azores (Portugal).

Noticias relacionadas

next