X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

revisión del catálogo de protecciones

El Ayuntamiento corrige las bases del nuevo PGOU para amparar la expansión de los polígonos

11/02/2017 - 

ALICANTE. El Ayuntamiento de Alicante corrige sus propias previsiones y da cobijo a una futura ampliación del suelo industrial en el entorno de sus dos principales recintos empresariales: Las Atalayas y Pla de la Vallonga. Se trata de un cambio introducido en la última versión del llamado catálogo de protecciones, en el que se delimita los suelos susceptibles de quedar preservados de cualquier intervención urbanística (residencial, comercial o industrial) por su valor patrimonial, natural o paisajístico.

Ese documento (ahora en su segunda exposición al público) que sentará las bases del futuro Plan General Estructural (PGE) ampara ahora el crecimiento del polígono de Las Atalayas tras retirar la protección que se había establecido en la primera versión para el entorno de la sierra del Sanxo. Según fuentes municipales, lo mismo sucede por lo que respecta al polígono del Pla de la Vallonga. La nueva versión del catálogo de protecciones también contempla una hipotética prolongación hacia el centro penitenciario de Fontcalent que hasta ahora había sido recogida como zona susceptible de protección.

Como publicó Alicante Plaza, la intención del equipo de Gobierno es proyectar la creación de suelo industrial precisamente en el entorno de los dos polígonos, junto a Mercalicante y en el eje de la avenida de la Universidad de Alicante (UA). 

Noticias relacionadas

ajuste del catálogo de protecciones sobre pino-ruaya 

El tripartito cede ante tres empresas propietarias y saca 470.000 metros de suelo de las bases del PGOU

Por |  - 

Urbanismo suspende la inclusión de suelo del sector de Pino Ruaya en el catálogo de protecciones, al no estar todavía considerado en el PGOU como urbanizable en el PGOU en vigor. El suelo se incorporará al catálogo cuando se acate la sentencia de 1992 que le reconoce esa condición. La corrección en el documento que este jueves se vota en pleno podría allanar el voto favorable de los ediles no adscritos  

next