X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

de forma subsidiaria

El Ayuntamiento de Elche asumirá el nuevo apuntalamiento de El Progreso tras la negativa de los propietarios

24/01/2018 - 

ELCHE. Finalmente será el Ayuntamiento el encargado de modificar el apuntalamiento de la fachada de Nuevos Riegos El Progreso. Tras la orden de ejecución dictada hace unos días a los propietarios del inmueble para que se hicieran cargo de esta intervención, de forma que se pudiera restablecer el tráfico de una de las principales calles del céntrico, estos han informado al equipo de gobierno que no se harán cargo. Por lo tanto, se lleva a cabo una de las opciones que estaban sobre la mesa, que sea el Ayuntamiento de forma subsidiaria quien proceda con dicha intervención.

A última hora del lunes fue cuando los propietarios entregaron sus alegaciones, en las que como señala el alcalde Carlos González, “renuncian esencialmente a ejecutar la orden de ejecución”. Respecto al resto de las alegaciones, el Consistorio responderá a las mismas a la mayor brevedad posible. Aunque sin duda esta es la cuestión de mayor importancia, tras el desarrollo de los acontecimientos. Ahora que ya saben que será la administración la encargada de realizar el apuntalamiento, se elaborarán informes para poder proceder a la ejecución subsidiaria.

Para ello, el Ayuntamiento procederá a licitar las obras y a contratar a una empresa con un procedimiento negociado sin publicidad, dado que permite un plazo brevísimo de contratación. Por su parte, el alcalde destaca que están trabajando coordinadamente con los propietarios del edificio y que la voluntad municipal “es tramitar con la máxima celeridad todos los elementos relacionados con normalizar la zona, cumpliendo las exigencias legales”. En cualquier caso, la posibilidad de que se tuviera que intervenir subsidiariamente era algo que tenía en cuenta el equipo de gobierno, por lo que paralelamente ya se habían informado de los posibles costes de la intervención, además de sondear a varias compañías.

Según el primer edil, “la obra tiene unas características especiales, que hacen que no pueda ser ejecutado con medios municipales”. Asimismo, el hecho de que los dueños del inmueble no hayan agotado los diez días disponibles que tenían para alegar ha hecho que se ganen unos días para poder pasar a la fase de la ejecución subsidiaria y por lo tanto reabrir la calle al tráfico.


Noticias relacionadas

next