X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

DE LA CUÑADA DEL PORTAVOZ DEL PP DE ALICANTE, LUIS BARCALA

Echávarri vuelve a defender el despido, pero admite que se ha equivocado en el momento

23/04/2017 - 

ALICANTE. El alcalde de Alicante, Gabriel Echávarri, ha vuelto a abordar la cuestión del despido de la cuñada del portavoz del PP, Luis Barcala, como personal interino del área de Cultura, después de que los populares presentaran la denuncia por las posibles irregularidades en los contratos del área de Comercio a raíz de las contrataciones por la gala del sector. Echávarri justifica que "la decisión estaba tomada, que la respaldaban todos los sindicatos, que así lo instó a Sindicatura en octubre de 2016". Eso sí, Echávarri dice que se ha equivocado en el momento de materializar la decisión.

En un escrito colgado en su perfil de Facebook, el primer edil de Alicante dice que "errar es de humanos, y eso he hecho yo, equivocarme". Insiste en que esa decisión hace tiempo estaba tomada. "Me equivoqué en el momento de materializar una decisión que hacía tiempo estaba tomada y que por unas cuestiones u otras  no acababa de ejecutarse. Esa decisión no es otra que el cese de personal interino del Ayuntamiento de Alicante, que ocupa puestos en fraude de ley y que accedió al mismo sin superar un proceso selectivo (que no de selección) público y abierto donde primara la igualdad, el mérito y la capacidad", afirma el primer edil. 

Y añade el alcalde: "Y me he equivocado porque la asimilación del cese de una de estas personas -entre ellas, la cuñada del portavoz del PP Luis Barcala, con la interposición por parte de éste de una denuncia contra él en Fiscalía-  era clara y se podía interpretar como una mera venganza, sin motivo alguno, una decisión aleatoria, caprichosa, arbitraria, cuando realmente es una decisión que estaba tomada hace tiempo y que se iba a ejecutar". "No sólo contra la cuñada de  Barcala, sino con una decena de personas, que casualidad o no, son todos hijos, primos, cuñados, vecinos o íntimos amigos de políticos del PP. Esta petición de cese de estas personas es unánime por parte de los sindicatos, o por lo menos lo era. La propia Sindicatura de Greuges nos instó a ello el pasado mes de octubre de 2016", alega el regidor

"La decisión de Barcala de interponer la citada denuncia, no ha influido más que en la aceleración de algo determinado. Porque lo reconozco, lo ha acelerado, y ha hecho que se ejecute una decisión que en todo caso iba a hacerse antes del mes de junio", vuelve a insistir Echávarri. "Teníamos claro que no podíamos atravesar el ecuador del mandato manteniendo estas irregularidades", añade Gabriel Echávarri.

Sobre la relación la denuncia en Fiscalía, el alcalde admite que "a veces el corazón vence a la razón y hace saltar los planes y los plazos, sobre todo cuando ves que una persona interpone una denuncia (a mi entender falsa y ya se verá), y alardea de ello diciendo “sé que no hay nada, pero esto va a hundir al alcalde y a su familia” o “a ver si ahora tiene cojones el alcalde de pasear por el centro de Alicante con sus hijos como si nada”,  pues te replanteas tu prudencia y decides empezar a  mover ese expediente que lleva en tu mesa varios meses y que por una cosa u otra (debate de la ciudad, Navidad, presupuestos) no habías hecho". "No nos engañemos, se hubiera tomado la decisión cuando se hubiera tomado, siempre el PP lo hubiera articulado como algo personal contra el Barcala, porque siempre iba a ser su cuñada", defiende el alcalde.

Según explica en Facebook, "se ha cesado a una persona, que en 2003 fue asesora del PP en el Ayuntamiento (todo legal), posteriormente la hicieron asesora del Patronato de Turismo del Ayuntamiento (todo legal) y más adelante entró en el MACA con un contrato de obra y servicio determinado (todo legal), pero cuando finaliza los servicios para los que ha sido contratada, en vez de acabar su relación laboral, como todo hijo de vecino, la recolocan en otro puesto y así lleva 7 años. Siete años ocupando una plaza en el Ayuntamiento que podría ocupar cualquier alicantino. 7 años colocada en una plaza en el Ayuntamiento sin haber aprobado unas oposiciones". 

"Si alguien defiende que esta persona, por el mero hecho de ser la cuñada de Barcala, debe continuar ocupando ese puesto en detrimento de cualquier alicantino, que alce la voz y lo diga, yo pienso firmemente que no", reitera el edil para defender la decisión. "Y al igual que ella, como he dicho, hay varias decenas de personas en la misma situación, todos cercanos al PP. No se si serán enchufados o no, no seré yo el que los califique, pero realmente su situación laboral es cuanto menor irregular y en muchos casos en fraude de ley y eso el Ayuntamiento ni lo puede ni lo va a permitir", concluye el alcalde.

"Han sido muchos los funcionarios que estos días me han dicho que la decisión la tenia que haber tomado hace mucho tiempo, han sido muchas las personas que me han dicho que ya estaba bien de chiringuitos y mamandurrias, y han sido muchos los compañeros que me han recordado que cuando el PP llega a una institución, despiden el primer día a todo el que no les gusta y a los que no pueden despedir porque es funcionario lo marginan y humillan lo que pueden. Y si hoy en el PP están tan airados, es porque nunca pensaron que nos íbamos a atrever a desmontar sus chiringuitos, hasta ese punto piensan que las instituciones son suyas", describe el también secretario general del PSOE de Alicante.

"Pido perdón a todos aquellos que apoyan y apoyaban que había que acabar con los privilegios en el Ayuntamiento de Alicante, por el momento en que se ha hecho. La forma está haciendo que no nos fijemos en fondo. Me equivoqué en el momento, solo en el momento, y he convertido una decisión justa y legal en un arma para que el PP nos ataque, pero que no olvide nadie que más allá del momento en que se ha iniciado la reestructuración, el objetivo  no es ni venganza ni resquemor alguno, es simplemente devolver la legalidad y la dignidad a la plantilla municipal, para poder sacar cuanto antes plazas en oposición libre para que cualquier alicantino se pueda presentar y trabajar, y donde lo que prime sea la igualdad, el mérito y la capacidad, y no quien es tu cuñado", concluye el alcalde.

Noticias relacionadas

next