X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

juan bautista roselló

Dimite el alcalde de Benissa Juan Bautista Roselló tras 18 años en el cargo

19/12/2016 - 

BENISSA. El alcalde de Benissa, Juan Bautista Roselló, del Partido Popular, ha presentado este lunes su renuncia al cargo tras más de 17 años -18 cumplirá cuando la renuncia sea efectiva- como primer edil. En una carta publicada en su perfil de Facebook. El actual número dos de la lista y concejal de Urbanismo, Arturo Poquet, será el nuevo munícipe. Rosello asegura haber cumplido sus objetivos, una vez adjudicada la obra de la variante de la N-332, la principal asignatura pendiente del municipio, y tras haber inaugurado la nueva casa de cultura Bernat Capó y el museo Salvador Soria. También cita como principales logros haber dejado la deuda del ayuntamiento a cero y haber bajado los impuestos.

Roselló llegó a la Alcaldía en 1999 sin tener mayoría absoluta y ha revalidado el cargo hasta 2015, que repitió los ocho concejales que le mantuvieron como la fuerza más votada. Desde entonces, ha sido uno hombres fuertes del PP en la comarca de la Marina Alta y hombre de confianza del presidente provincial, José Císcar. Durante dos mandatos, 2007-2015, fue diputado provincial, primero de Arquitectura y después de Cultura. Actualmente, es también asesor del presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez. En sus más de cuatro años de mandato sólo tuvo mayoría absoluta en uno y la perdió a finales de legislatura por la marcha de una concejala.

En su carta de despedida, Roselló asegura que cree que ya ha llegado el momento de un relevo en la Alcaldía de Benissa y por ello, deja el cargo en manos de Arturo Poquet, el número dos de la lista, "una persona preparada, con experiencia y con sentido común". También hace un repaso a sus últimos logros, del que destaca la implantación del centro de excelencia de formación y empresas en el antiguo seminario Franciscanos y que la gestión del servicio de limpieza y recogida de basuras sea público, gestionado por la empresa municipal Benissa Impuls.

Sobre la cuestión contable, defiende que se encontró con un ayuntamiento en 1999 con una deuda de 2,7 millones de euros y lo deja a cero. En su momento, la tesorería era de 2,4 millones y ahora es de 11 millones. Sobre el patrimonio inventariado por el ayuntamiento era de 27 millones y ahora de 45 millones, según los datos que figuran en la carta hecha pública por el munícipe.

Por último, Roselló también hace gala de la reducción del Impuesto de Bienes Inmuebles, que entrará en vigor el próximo año.

 

Ver comentarios

Noticias relacionadas

next