X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 11 de diciembre y se habla de actiu ciudad de la luz Ikea benidorm maría jesús pinto

pacto con fiscalía

Condenan por homicidio imprudente a dos exalcaldes de Finestrat con una multa de 5.400 euros

18/09/2017 - 

FINESTRAT (AM / EFE). Los dos exalcaldes de Finestrat, Honorato Algado (PP) y Miguel Llorca (PSOE) junto al que fuera edil de Seguridad Ciudadana, Tomás Gaspar Sellés, han llegado a un acuerdo con Fiscalía por el que no han tenido que celebrar el juicio que estaba previsto que se iniciara hoy hasta el viernes de esta semana. Finalmente, les han condenado a una multa por dos delitos de homicidio imprudente menos grave, por la que tendrán que pagar 10 euros diarios durante 18 meses, alrededor de unos 5.400 euros. Todo ello por la muerte de un matrimonio británico en 2011 a causa de una riada que se llevó por delante el mercadillo del pueblo y las dos vidas de los turistas que lo visitaban.

El ministerio público solicitaba inicialmente para cada uno de los acusados cuatro años de prisión por dos delitos de homicidio por imprudencia grave, otro de lesiones y un delito de daños. Sin embargo, la fiscalía ha modificado sus conclusiones y ha rebajado su petición a la multa mencionada, aunque cometidos por una imprudencia menos grave, tras aplicar una reforma legal de 2015.

El exalcalde socialista Llorca autorizó en 1984 la instalación del mercadillo en el llamado Barranco de la Cala de Finestrat, un cauce de dominio público hidráulico del Estado sin la "preceptiva autorización administrativa" de la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ). Ese mercadillo fue explotado por una empresa con una concesión administrativa hasta que pasó a ser gestionado directamente por el consistorio en 2009, cuando ya era alcalde el popular Algado.

Este último mantuvo la ubicación de los puestos pese a que el mercadillo "seguía careciendo de la correspondiente autorización y de conocer el riesgo que había de riada en caso de lluvia en el referido cauce", según la versión de la fiscalía que han aceptado los políticos.

Tanto Llorca como Algado impulsaron la urbanización de esta rambla, el primero con el asfaltado de 380 metros lineales del lecho del barranco en 2004 y el segundo con la pavimentación de otros 326. Dicho asfaltado impide la filtración de las precipitaciones e influye igualmente en la velocidad de circulación del agua que discurre por la rambla, que es muy alta por la pendiente longitudinal de la zona, incluso con caudales bajos.

La CHJ inició un procedimiento sancionador contra el Ayuntamiento de Finestrat en 2009 por esos trabajos de urbanización, que acabó en una multa y con la obligación del gobierno local de restituir el barranco a su estado original.

El 21 de octubre de 2011 una fuerte tromba de agua descargó sobre la Cala de Finestrat, lo que desembocó en una riada que arrastró el centenar de puestos del mercadillo municipal, los vehículos de los comerciantes y toda su infraestructura. A causa de la fuerza de la avenida de agua, un matrimonio británico formado por Kenneth y Mary Hall falleció y otras dos personas resultaron heridas.

Tanto los herederos del matrimonio fallecido como la mayoría de los afectados por la riada han cobrado ya las indemnizaciones correspondientes y habían renunciado, por tanto, a ejercer la acusación particular en la causa, según las fuentes citadas. Ninguno de los políticos condenado ha querido hacer declaraciones a los medios de comunicación al abandonar el palacio de justicia de Benidorm.

Noticias relacionadas

next