X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 23 de noviembre y se habla de benidorm isla de benidorm ELCHE ARENALES DEL SOL CONSUM

el juez declara "en rebeldía procesal" a su antigua empresa, gráficas díaz

Condenan al expresidente de la Cámara Fernández Valenzuela a pagar 56.000 euros a un empleado

10/03/2017 - 

ALICANTE. El titular del juzgado de Primera Instancia número 12 de Alicante ha condenado al empresario y expresidente de la Cámara de Comercio Antonio Fernández Valenzuela a indemnizar a un colaborador de su antigua empresa, Gráficas Díaz, con 56.225 euros. El fallo, publicado este jueves en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP), da la razón a Andrés Cremades, actualmente apoderado de la empresa de artes gráficas, en la reclamación de la citada cantidad contra su antiguo propietario.

Según las fuentes consultadas, la reclamación obedecería a facturas impagadas por trabajos realizados para la empresa durante la etapa de Valenzuela como administrador único. El expresidente de la Cámara, que también fue el primer presidente socialista de la Diputación de Alicante tras la Transición, se desvinculó de Gráficas Díaz en 2011, según el Registro Mercantil. Al parecer, ni el antiguo propietario ni la actual empresa se hacían responsables de las facturas impagadas (Cremades, según las mismas fuentes, ejerció como comercial de la firma y cobraba comisión por trabajo conseguido).

De esta forma, Cremades denunció tanto a Valenzuela como a los antiguos gestores de Gráficas Díaz. Ahora, el juzgado de Primera Instancia da la razón al denunciante y condena a Valenzuela y a la empresa a satisfacer "de forma conjunta y solidaria" la reclamación económica de Cremades. Es decir, "56.225 euros más los intereses legales". Además, impone las costas del proceso también a las partes codemandadas. El fallo no es firme, y cabe recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Alicante.

En el anuncio publicado en el BOP se señala, además, que Gráficas Díaz ha sido declarada "en rebeldía procesal", al no personarse en el procedimiento pese a ser citada. El expresidente de la Cámara de Comercio, por contra, sí ha acudido debidamente representado. 

Curiosamente, Fernández Valenzuela y Cremades fueron en su momento colaboradores dentro del PSOE. Ambos, junto a Luis Almarcha, se convirtieron en los principales valedores de Blas Bernal para convertirse en candidato a la Alcaldía de Alicante en las municipales de 2007. La imprenta de Valenzuela (que en esa época era el presidente de la Cámara) fue, además, la encargada de elaborar la publicidad electoral de la formación. Unos trabajos por los que años más tarde, en 2013, el propio Valenzuela reclamaba a su partido 37.000 euros impagados. El juez dio la razón al PSOE.

Fernández Valenzuela, originario de Badajoz, abrió su primera imprenta en Alicante, Gráficas Moscú (el nombre de la capital rusa se convertiría en su apodo el resto de su trayectoria política), en los años 70. Con la llegada de la democracia se afilió al PSOE, y en 1979 se convirtió en concejal. En 1983 sería elegido presidente de la Diputación de Alicante, cargo que ocupó hasta 1991. Tras un paréntesis dedicado exclusivamente a sus negocios (para entonces ya en Gráficas Díaz), aunque nunca dejó de influir en su partido, en 2002 regresó a la primera línea, esta vez como presidente de la Cámara de Comercio. Dimitió en 2009 por iniciativa propia, y en 2011 intentó ser candidato a la Alcaldía, pero perdió en las primarias contra Elena Martín. El PSOE lo dio de baja poco después por no pagar las cuotas.

Noticias relacionadas

next