X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

proposición no de ley para que se habilite el mecanismo de 2014 

Compromís peleará en el Congreso que Rajoy iguale Alicante a Madrid con el fin del plan de ajuste  

20/01/2018 - 

ALICANTE. Compromís no se rinde y peleará por el fin de la intervención del Ayuntamiento de Alicante con el despliegue de una acción política en dos frentes institucionales: el propio Ayuntamiento y el Congreso de los Diputados. Como ha contado Alicante Plaza, los nacionalistas defenderán una propuesta en el pleno ordinario de este mes para que los grupos políticos con representación municipal expresen su respaldo a un mecanismo financiero (adicional al destino del remanente de tesorería a la cancelación de la deuda específica de los créditos del plan de pago a proveedores) que permitiría poner fin al plan de ajuste al que Alicante se encuentra sometido desde 2012 hasta 2022. 

El portavoz municipal de la coalición, Natxo Bellido, insistió este viernes en una comparecencia pública en que se trata de una propuesta "técnica y políticamente pulcra" que permitiría al Ayuntamiento cancelar la deuda pendiente con el Fondo para la Financiación de los Pagos a Proveedores. Esa fórmula, explicó, consistiría en la concertación de un préstamo con el que se saldaría la suma pendiente de devolución de los dos créditos que se solicitaron para poder pagar "las facturas que permanecían en los cajones". 

En esos dos procedimientos acordados por el Gobierno central, el Ayuntamiento solicitó dos préstamos por una suma global de 74 millones durante la etapa de Gobierno del PP. Ahora, según Bellido, el Ayuntamiento todavía debe devolver en torno a 45 millones, que se verán reducidos con el remanente de tesorería del ejercicio 2017 que finalmente se destine a cancelar deuda. Así, el Ayuntamiento sólo tendría que concertar un nuevo crédito por la cantidad restante "con unas condiciones mucho más ventajosas de las que impone los créditos ligados al plan de pago a proveedores", lo que, además, de generar ahorros en intereses, conllevaría la posibilidad de extinguir el plan de ajuste. Es decir, que el Ministerio de Hacienda deje de tutelar la gestión contable del Ayuntamiento; que Alicante recupere plena autonomía sobre la aprobación del presupuesto municipal y que se levanten las restricciones sobre el capítulo de inversiones, ahora limitadas a diez millones. 

La coalición impulsará una PNL y enmiendas a los Presupuestos Generales del Estado para que se habilite el mecanismo al que se acogió el PP de Ana Botella

Para ello, eso sí, debe acordarse una medida paralela: que el Gobierno central vuelva a contemplar ese mecanismo. Se trata de la misma vía que ya puso en marcha en el año 2014 y que "permitió que el Ayuntamiento de Madrid se liberase de la intervención del ministerio", insistió Bellido. De ahí que se promueva una segunda iniciativa en el Congreso de los Diputados: una Proposición No de Ley para que se aplique esa misma excepción a la Ley de Presupuestos Generales del Estado (la que se introdujo sobre la Disposición final trigésima primera de la Ley 17/2012, de 27 de diciembre, de Presupuestos Generales del Estado para el año 2013) que permitió en 2014 a las entidades locales concertar nuevas operaciones de endeudamiento para los planes de ajuste con una serie de condiciones. Las mismas que posibilitaron liberarse al Ayuntamiento de Madrid "durante el mandato de la popular Ana Botella".

Así lo remarcó el diputado de Compromís, Ignasi Candela, quien precisó que, además de la Proposición No de Ley (PNL), se presentarán enmiendas a los Presupuestos Generales del Estado de 2018 en esa misma línea. "Pediremos a los diputados del PP y restos de grupos en Madrid que se sumen a esta iniciativa y que digan si entienden que Alicante es una ciudad de segunda o de primera: nosotros no somos ni más ni menos que nadie, y eso lo debe entender y respetar el señor Montoro", insistió. 

Bellido aseguró que el Ayuntamiento de Alicante podría ajustarse a la letra pequeña de estas condiciones especiales, por lo que tan solo se trata de que exista "voluntad política" del Ministerio de Hacienda para autorizar a Alicante, y del actual equipo de Gobierno para sumarse a la iniciativa. Por eso, "el próximo jueves en el pleno del mes de enero pediremos al resto de los grupos municipales que digan si quieren luchar o no para que Alicante deje de ser una ciudad intervenida, y pueda recuperar su autonomía para gestionarse", añadió. Con esta propuesta, según Compromís, el Ayuntamiento debería iniciar la elaboración de los informes y trámites que en su día presentó el Ayuntamiento de Madrid para hacer efectiva la operación.

next