X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

pendiente de la orden de embargo del servef

Coepa cancela los créditos subordinados: ya solo quedan por cobrar los exempleados y el Fogasa

2/12/2017 - 

ALICANTE. La patronal alicantina, Coepa, ha logrado cancelar todos los créditos pendientes del concurso de acreedores, excepto la deuda que mantiene con los exempleados afectados por los ERE y con el Fogasa (por el mismo motivo). Apenas una semana después de que trascendiera la reactivación del procedimiento de embargo de sus bienes para cubrir la reclamación del Servef por unas subvenciones que ahora considera irregulares, Coepa ha pagado este viernes los créditos subordinados que quedaban pendientes.

Según fuentes de la patronal, la cantidad era muy poco significativa, apenas unos cientos de euros. Al cancelarse estos créditos esta semana (los créditos ordinarios ya se cancelaron al cumplirse seis meses de la aprobación del convenio, tal como estaba previsto), Coepa solo mantiene la deuda con los exempleados, que han cobrado solo una parte de la indemnización pactada, y con el Fogasa. Asimismo, cabría sumar la cantidad correspondiente para la Seguridad Social. Tal como explicó el presidente de la patronal, Francisco Gómez, en declaraciones a Alicante Plaza hace unos días, se trata de 21 afectados.

En este pago, la principal beneficiada era, paradójicamente, la patronal autonómica extinta, Cierval, con la que Coepa ya compensó el crédito ordinario en su propio concurso (en su momento, la antigua patronal autonómica fue el principal acreedor ordinario de la alicantina, y determinante para aceptar la inédita quita del 95% que permitió sacar adelante el convenio). Así, las mismas fuentes señalan que la cantidad se ha consignado en una cuenta del juzgado, para dar por cumplido el pago. El resto eran algunas facturas de pequeño montante de distintos proveedores.

Al margen de los créditos ordinarios (compensados y pagados) y los subordinados, que se han cancelado esta semana, Coepa tiene todavía que 'cumplir' con un acreedor: el IVF. Dado que el banco del Consell tenía una garantía hipotecaria sobre el Centro de Oficios de Coepa, cuya construcción había generado la deuda, el juez adjudicó dicho bien al organismo que dirige Manuel Illueca. Pese a que la sentencia se dictó hace prácticamente un año, el edificio sigue en el balance de Coepa, que lo ha ofrecido en dos ocasiones al IVF. Desde el Consell han respondido que su recepción está pendiente de que el Servef (el mismo que ha pedido ejecutar el embargo contra la patronal alicantina) decida cómo dotar de contenido al inmueble.

Como ha contado este diario, la AEAT ha puesto en marcha el procedimiento para embargar a Coepa sus cuentas y bienes, para cubrir la reclamación de 2,3 millones de euros del Servef por vía administrativa (la Generalitat perdió en la vía penal y sigue abierta la contenciosa), a cuenta de las subvenciones concedidas precisamente para el Centro de Oficios. Un embargo que, de llevarse a cabo, abocaría a la patronal a la liquidación, al impedirle cumplir su plan de pagos con los exempleados y el Fogasa. Coepa intenta que el juez de lo contencioso ante el que tiene recurrida la reclamación del Servef paralice la orden de embargo, puesto que en caso contrario la sentencia ya no tendrá valor el día que se dicte, con la patronal extinguida.

El servicio provincial de Recaudación de Alicante (IVAT), a partir del informe elaborado por el Servef en el que se desestimaban las pretensiones de la patronal, ha rechazado la impugnación que presentó Coepa contra la providencia de apremio que se le envió hace unas semanas. De esta manera se ha reactivado la vía ejecutiva que, en caso de no pagar o avalar la cantidad reclamada (cosa imposible en ambos casos) terminará en embargo de las cuentas de la patronal, dado que ya no le quedan bienes. La providencia de apremio se ha formalizado por los 1,9 millones de euros más el recargo del 20% por la vía ejecutiva, lo que eleva el importe a satisfacer hasta los 2,3 millones de euros.

Noticias relacionadas

next