X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

El césped artificial es el gran hándicap del grupo III de Segunda División B

Foto: Atlético Baleares
13/08/2017 - 

ALICANTE (EFE). El césped sintético será el protagonista de los partidos del Grupo III de Segunda División B a partir del próximo fin de semana, ya que más de la mitad de los terrenos de juego de este grupo son de ese material, lo que supondrá un hándicap para los equipos históricos de la categoría.

La hierba natural solo estará presente en nueve de los estadios, mientras que la superficie sintética será la habitual de los partidos que jugarán como locales los otros once equipos del grupo.

Se da la circunstancia de que la mayoría de los campos con césped natural está en la Comunitat Valenciana, ya que de sus siete equipos en la categoría solo el recién ascendido Ontinyent y el Atlético Saguntino disputarán sus compromisos en una superficie artificial.

Por su parte, Hércules, Elche, Alcoyano, Mestalla y Villarreal B, cinco de los grandes aspirantes a ocupar una plaza de promoción de ascenso, disputarán sus encuentro ante su público sobre hierba natural.

Otros dos históricos del fútbol español, el Real Mallorca y el Sabadell, así como el Lleida y el Olot, también afrontarán sus choques como anfitriones en campos de césped natural.

La mayor parte de los terrenos de juego sintéticos los aportan los equipos baleares y catalanes. Es el caso de Formentera, Atlético Baleares y el Peña Deportiva de Santa Eulalia, por lo que respecta a los representantes de las islas.

En cuanto a los clubes catalanes, son Badalona, Cornellá, Peralada y Llagostera lo que cuentan con campos sintéticos.

Además, los dos equipos aragoneses que completan el grupo, el Ebro de Zaragoza y el Aragón, filial del Real Zaragoza, también disputan sus compromisos en superficies artificiales, si bien el conjunto zaragozista puede jugar en ocasiones puntuales en La Romareda, de hierba natural.

Se da la circunstancia de que los seis clubes del grupo que tienen precedentes históricos en Primera División (Hércules, Elche, Alcoyano, Mallorca, Sabadell y Lleida) juegan en césped natural

El Grupo III no es el único de Segunda División B con un gran número de terrenos de juego sintéticos, pero sí tiene una peculiaridad, a juicio de jugadores y técnicos, que lo hace especial con respecto a los otros.

En este sentido aluden a las sensibles diferencias en las dimensiones, textura y calidad entre unos terrenos artificiales y otros.

Mientras algunos son de ultima generación, otros cuentan ya con muchos años de uso, por lo que el bote del balón o su circulación es completamente diferente entre todos ellos.

Además, para los equipos que juegan en césped natural, las semanas previas a los partidos en césped artificial son especialmente complicadas en cuanto a entrenamientos se refiere por la necesidad de adaptarse al terreno de juego que deben visitar.

En la primera jornada de Liga jugarán sobre césped artificial el Alcoyano en Llagostera, el Ontinyent y el Atlético Saguntino como locales ante el Cornellá y el Ebro, respectivamente; El Villarreal B en su visita al Atlético Baleares y el Mestalla en su choque ante el Zaragoza.

Sobre césped natural se jugarán los otros dos encuentros, el Hércules-Olot y Sabadell-Elche correspondientes a la jornada del próximo fin de semana.

Noticias relacionadas

next