X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

negociaciones con los grupos políticos en la diputación de alicante 

César Sánchez (PP) pone en un brete a PSPV y Compromís: ofrece otro pacto inversor a cambio de ayudas 'a la carta'

3/05/2018 - 

ALICANTE. Nuevo pacto a la vista en la Diputación de Alicante sobre las obras denominadas financieramente sostenibles, sufragadas con los remanentes del presupuesto provincial. Los tres principales partidos con representación en la institución provincial, PP, PSPV y Compromís ultiman un acuerdo aprobar el paquete de ayudas  que permita invertir cerca de 31 millones de euros en los pueblos y ciudades de la provincia. Sin embargo, la propuesta de acuerdo pone a PSPV y Compromís en una delicada situación, pues deben aprobar las ayudas nominativas a los vicepresidentes de la institución, los populares Alejandro Morant (Busot), Sebastián Cañadas (Mutxamel) y Bernabé Cano (La Nucía), que tanta polémica han generado y que han acabado en los juzgados, donde en el caso de Busot ha sido paralizada cautelarmente.

La propuesta sobre la que se negocia incluye, además, subvenciones para municipios que quedaron fuera de otras convocatorias, como Benissa, Calp o El Verger, municipios a los que se comprometieron a incluir todos los partidos en el anterior pacto, el de los planes de obras y servicios. También se incluyen otras ayudas nominativas para Benidorm, Dénia o Pedreguer.

Para cerrar este acuerdo, el presidente de la institución provincial, César Sánchez, del PP, ha mantenido distintas reuniones con los portavoces de la oposición para tratar de consensuar la distribución de las inversiones.   Al término de las conversaciones mantenidas con José Chulvi (PSPV-PSOE), Gerard Fullana (Compromís) y el no adscrito Fernando Sepulcre, el presidente ha destacado que se "trabaja para intentar consensuar la apuesta de la Diputación por el municipalismo, en la que todos los grupos políticos tienen cosas que decir".

Sánchez ha apuntado que "el objetivo es llegar a todos los municipios de la provincia, especialmente a los más pequeños, y que todos sus ciudadanos se beneficien de los planes de inversión" que, ha dicho, "se impulsan sin mirar color político ya que estamos trabajando desde la equidad y pensando en un tratamiento justo para todas las comarcas y todos los municipios".

El acuerdo en el que se trabaja contempla, por un lado, un total de 13.946.851 euros para sufragar el Fondo de Cooperación Municipal, al que ya se había comprometido públicamente la Diputación.
El número de habitantes, la superficie de la población, su densidad y sus núcleos o pedanías son los criterios a tener en cuenta en la distribución de este importante programa que llegará a los 141 ayuntamientos de la provincia.

 Por otro lado, se prevé una partida de 3.033.157 euros para compensar a los municipios que, durante 2017, destinaron más del 90% de las inversiones financieramente sostenibles concedidas a paliar los daños de los temporales. La compensación propuesta es de un 33%.

Finalmente, se plantea ayudas por importe de 13,9 millones de euros para cubrir las peticiones de los ayuntamientos que quedaron fuera del último Plan de Obras y Servicios de la Diputación, así como las necesidades de otros municipios planteadas en el seno de la Junta de Portavoces de la institución. En este apartado es donde aparecen las ayudas antes denominadas nominativas, como las de los municipios de Mutxamel, Busot o La Nucía, o los ayuntamientos que quedaron fuera de otros planes de obras.

Noticias relacionadas

next