X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

residencial siglo xxi ya no tiene actividad y está en liquidación

Benidorm vuelve a intentar sacar del PAI Médico Residencial al actual agente urbanizador

18/01/2018 - 

BENIDORM. El Ayuntamiento de Benidorm ha iniciado los trámites de nuevo para desbloquear otro de los planes urbanísticos parados durante la crisis económica. Se trata de la Ciudad Médico Residencial, que según ha podido saber este diario, tendrá un nuevo empujón después de que el gobierno local haya propuesto a pleno que se le quite la condición de agente urbanizador a la empresa Residencial Siglo XXI, que está en fase de liquidación desde hace años y no tiene ningún tipo de actividad.

Tal y como figura en la moción de la edil de Urbanismo, Lourdes Caselles, proponen que se declare caduco el procedimiento, tras querer resolver el expediente por el cual se le adjudicó la urbanización de la Actuación Integrada del Sector de Suelo Urbanizable Plan Parcial 4/1 Ciudad Médico Residencial. 

Hay que recordar que en 2016, el pleno del Ayuntamiento inició los trámites para quitarle la condición de agente urbanizador. De esta manera, el 30 de mayo aprobaron el inicio del procedimiento de resolución de la adjudicación del programa. Así, le otorgaron un plazo de audiencia previa al urbanizador, al administrador concursal, a la entidad avalista y a los interesados que constan en el expediente a efectos de alegaciones. 

En ese plazo, alegaron tanto la administradora concursal, como Conselleria de Medio Ambiente. La primera reclamaba la garantía suplementaria y no se oponía al procedimiento, mientras que la segunda hacía diversas consideraciones respecto al tratamiento e integridad de las vías pecuarias afectadas por el sector. 

No obstante, pasados los seis meses de audiencia, y vistos los informes técnicos, el consistorio zanjará este periplo urbanístico que no terminó de salir bien, llevando de nuevo a pleno la resolución de la adjudicación, toda vez que se ha declarado caduco, y teniendo en cuenta todas las consideraciones y actos que se han sucedido en este expediente. 

Por ello, vuelven a pedir la resolución del convenio urbanístico "cancelando y liquidando el contrato suscrito entre el agente urbanizador, la mercantil Residencial Siglo XXI SL y el Ayuntamiento en fecha 26 de junio de 2003, para la programación y desarrollo del sector".

Asimismo, proponen incautar la fianza constituida por el en dos avales: uno en Caixa Catalunya por 1.082.088 euros y otra de la misma entidad en 125.945,65 euros. Éstas servirán de indemnización por parte de la mercantil. Por otro lado, se aprobará la devolución del aval suplementario a la administradora concursal por importe de 601.012 euros.

Por último, recogen que se mantenga la ordenación aprobada en su momento, así como que se siga gestionando de forma indirecta, con la posibilidad de que sean los propietarios los futuros agentes urbanizadores. Hay que tener en cuenta que gran número de parcelas ya están en manos de los bancos, como publicara este diario en su momento.

Subastas desiertas

El historial de este plan tiene idas y venidas. Tras la aprobación por parte de la Conselleria en 2003, las obras fueron suspendidas tras la denegación por la Confederación Hidrográfica del Júcar de la pertinente autorización debido a diferencias en cuanto a la canalización de barrancos. La empresa terminó perdiendo en el contencioso administrativo.

En los últimos coletazos del plan, se llegaron a sacar a subasta las parcelas por parte del fiscalizador de esta empresa, pero se declararon desiertas por el bajo precio que presentaron.

Noticias relacionadas

next