X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

cinco alturas menos que en el anterior planeamiento

Benidorm propone que los edificios de Armanello tengan un mínimo de 20 plantas

28/12/2017 - 

BENIDORM. El Ayuntamiento de Benidorm celebró este miércoles la comisión técnica para informar a los grupos políticos sobre el borrador de las bases para la programación del suelo. Hay que recordar que lo hacen después de que los propietarios se unieran en una Agrupación de Interés Urbanístico a través de la cual han pedido promover el programa de actuación integrada para el desarrollo urbanístico del sector, el más importante de la ciudad sin desarrollar.

Entre las líneas que han perfilado y ha podido trascender, destaca que la altura mínima de los edificios será de 20 plantas. Cinco menos que en el anterior planeamiento, que se desprogramó tras quitarle la condición de agente urbanizador a Enrique Ortiz e Hijos Contratista de Obras SA, de la que es administrador único el polémico empresario alicantino Enrique Ortiz.

A grandes rasgos, la constitución del suelo estará dividida en tres áreas: un parque y dos barrios. Cada uno de los barrios tendrán sus manzanas que a su vez se dividirán en diversas calles. Entre las exigencias propuestas, recogen la plantación de un árbol por cada 50 metros cuadrados y 70 por manzana. Asimismo, los comercios tendrán un mínimo de 200 metros cuadrados y no cabe la ubicación de grandes superficies.

El carácter que le han dado los técnicos municipales es mayoritariamente residencial. Así, el uso del suelo se reparte en que el 50% será residencial, y el otro 50% se dividirá entre hotelero y comercial. No obstante, aún quedarían usos por definir, como el dotacional que serviría para servicios públicos como educación o sanitario, que al parecer dejarían a consideración del Consell cuando llegara el momento. Además, hay que añadir que los hoteles también podrían ubicarse dentro del uso residencial.

El parque tendría una superficie de 150.000 metros cuadrados, lo que supone entre el 20 y 25% del total del terreno, que alcanza los 575.000 metros cuadrados. De éstos, sólo 292.000 metros cuadrados son útiles. Finalmente, y teniendo en cuenta la edificación en altura, llegarían a abarcar 600.000 metros cuadrados para construcción.

Todavía en la fase de inicio

Pero, ¿cuáles son los siguientes pasos? Como se decía, lo que tienen ahora es el borrador de las líneas base. El resto de la semana quedará para la consulta de los grupos políticos y se enviará a la Agrupación de Interés Urbanístico. Tras haberlo recibido por parte de ésta, tendrá tres meses para realizar un estudio en el que expresen sus consideraciones.

Una vez cotejadas con los técnicos municipales, se realizarán las líneas bases definitivas que se mandarán al Consell, quien será el encargado de dar el visto bueno al documento y realizará el informe ambiental. Todo ello por la parte del diseño y ambiental. Por otro lado, en referencia a la gestión económica, el consistorio tendrá que elaborar un estudio de costes en base al PGOU y una memoria de sostenibilidad.

Según pudo conocer este diario, el consistorio durante el proceso tendrá en cuenta la opinión de los partidos políticos, como así pidió en su momento el PSOE, y a otros representantes de la sociedad de Benidorm. 

Asimismo, el Consistorio dio a conocer este miércoles que había conseguido el compromiso de los propietarios para ejecutar cuantas acciones necesarias para asegurar la imagen, ornato y seguridad en sus parcelas de Armanello. Por ello, explicaron que no habían tramitado las órdenes de ejecución a los dueños del suelo. Cabe recordar que había unas "cinco o seis" casas pendientes de derribo, tal y como informó en su momento la concejal de Urbanismo, Lourdes Caselles.  

Noticias relacionadas

next