X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

antigua concesionaria de la zona azul

Benidorm, obligado a devolver la fianza a Park Control para pagar a los trabajadores

10/08/2017 - 

BENIDORM. Tres años después de que el Ayuntamiento de Benidorm consiguiera quitarle la concesión de la ORA a Park Control 2000 SL, sigue habiendo sentencias y obligaciones para las dos partes. En esta ocasión, es el consistorio el perjudicado. Tanto es así que se ha visto obligado a acatar la sentencia por la que le obligan a desembolsar la fianza que se quedó tras romper el contrato.

De este modo lo informa un decreto de Hacienda firmado el 3 de agosto por la edil del área, Lourdes Caselles, y al que ha tenido acceso Alicante Plaza. Todo esto se remonta al pleno de junio de 2014, cuando acordaron quedarse con la fianza. Tras varios litigios, el Juzgado de lo Social nº1 de Benidorm dictó sentencia el 30 de diciembre de 2016. 

Así, reclama 10.344,4 euros en concepto de indemnización por cantidades a los trabajadores de la mercantil. La sentencia condena solidariamente a la mercantil Park Control 2000 SL y al Ayuntamiento de Benidorm a este pago. Eso sí, reconoce la insolvencia provisional de la mercantil, por lo que lo asume las arcas municipales.

Park Control se encargaba desde 2007 hasta el 2015 de la zona azul de Benidorm, cuando el PSOE consiguió el apoyo de Liberales para quitarle la concesión porque entendían que estaban incumpliendo las condiciones del contrato. Esto terminó por hundir a Park Control, cuyos últimos pasos tienen que ver con las deudas y los embargos.

Los últimos coletazos de la mercantil en Benidorm terminó con numerosos empleados manifestándose en contra de la gestión de su empresa, que no les pagaba las nóminas.

A la mercantil no se le conoce trabajo reciente, pero hay que destacar la importante labor que tuvo en la ciudad de los rascacielos, sobre todo en lo político. Llegó incluso a ser objeto de demanda contra el ex alcalde socialista, Agustín Navarro y, el que fuera concejal de Movilidad, José Bañuls, por un supuesto delito de prevaricación continuada debido a la resolución del contrato de la zona azul y la grúa en 2010. La querella la presentó el PP.

Esto se entendió como consecuencia directa de la moción de censura a los populares, cuyo tránsfuga fue Bañuls, y aupó a la alcaldía a Navarro. Finalmente, la causa quedó archivada.

next