X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

elección de secretario local en la asamblea de alicante

Bellido da el paso para renovar el liderazgo de Compromís y abre la carrera de los alcaldables

24/09/2017 - 

ALICANTE. Natxo Bellido presenta sus credenciales para seguir al frente de Compromís en Alicante. El actual secretario local, además de portavoz municipal, edil de Presidencia, Contratación y Coordinación de Proyectos, se someterá a la reelección en la asamblea prevista para el 17 de octubre ante un censo de unos 530 militantes. Él mismo ya deslizó su intención de postularse en una de las últimas reuniones de la ejecutiva que él dirige desde la formación de Compromís, hace dos años y medio.

Por el momento, Bellido es el único que ha mostrado aspiraciones, lo que no implica necesariamente que tenga el camino despejado. A día de hoy el proceso no se habría convocado formalmente, de modo que ni tan sólo se ha abierto el plazo oficial para que se presenten uno o varios hipotéticos contrincantes. Eso sí, según las fuentes consultadas, todo parece indicar que no habrá contienda y que Bellido podría continuar con sus actuales responsabilidades.

De lo que no cabe duda es de que su probable renovación en el cargo será el primer paso para lanzar sus opciones como candidato a la Alcaldía en las municipales de 2019. Por lo pronto, según las fuentes consultadas, él está dispuesto a intentarlo, aunque todo dependerá del proceso interno de primarias para el que, como mínimo, todavía falta un año. En esa carrera, desde distintos sectores se ha venido especulando con la posibilidad de que también pueda participar el actual conseller de Transparencia, Manuel Alcaraz. Sin embargo, él mismo señala cada vez que se le plantea la cuestión que esa posibilidad no está actualmente entre sus planes. 

Bellido ya fue cabeza de cartel de los nacionalistas en los comicios de 2015, cuando Compromís se convirtió en la quinta fuerza más votada, con unos resultados históricos: 13.582 votos (el 9,03%) y tres concejales. El Bloc, el pivote con más trayectoria electoral entre los tres que componen la coalición (los otros dos son Iniciativa y Els Verds) nunca había logrado hasta entonces representación municipal en la ciudad.

Con esos tres escaños, Compromís se convirtió en fuerza necesaria para la configuración de un pacto de progreso en Alicante, después de 20 años consecutivos de gobierno del PP. En la negociación del acuerdo político con PSOE y Guanyar, los nacionalistas asumieron las competencias de Contratación, Presidencia, Educación, Sanidad, Desarrollo Económico y Memoria Histórica, además de la portavocía del equipo de Gobierno que asume precisamente el propio Bellido.

Sin más candidatos

Lo cierto es que el movimiento de Bellido en Compromís da el pistoletazo de salida a la configuración de los carteles electorales en Alicante. Ninguna otra de las cuatro formaciones con representación en el pleno de Alicante (PP, PSOE, Guanyar y Ciudadanos) ha abordado todavía el debate sobre sus cabezas de lista para dentro de dos años, aunque sí se han producido algunas renovaciones orgánicas en sus agrupaciones locales. 

Es el caso, por ejemplo, del PP, en el que se consiguió pactar una candidatura con respaldo mayoritario -la que acabó ganando la votación frente a Francisco Maestre- para que Toño Peral asumiese la presidencia local y se evitase una confrontación entre los partidarios de dos de los hipotéticos aspirantes a convertirse en alcaldable: Luis Barcala y Carlos Castillo.

También ha habido cambio al frente de EU, la fuerza que asume el liderazgo de Guanyar, con la elección de José Luis Romero en sustitución de José Antonio Fernández Cabello. Eso sí, tras su toma de posesión como coordinador local, no se ha hablado de nombres sobre un posible alcaldable. Sobre todo porque todavía debe dilucidarse si se renuevan los acuerdos por la confluencia que dieron lugar a la configuración de Guanyar en 2015 y cuál puede ser en esta ocasión el papel que decide jugar Podemos, cuatro años después de haber renunciado a presentar un candidato propio y de haber expresado su apoyo a esa plataforma.

De momento, nada se sabe a ciencia cierta sobre los posibles aspirantes a la Alcaldía por parte de PSOE y Ciudadanos (Cs), más allá del descarte del último alcaldable del partido de Albert Rivera, José Luis Cifuentes (que presentó su renuncia al acta de concejal el pasado octubre). En principio, ambos partidos deberían renovar sus ejecutivas locales a lo largo de 2018.   

Noticias relacionadas

next