X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

en un paquete JUNTO Al palacios DE NOVELDA Y EL TANO RESORT DE GANDÍA

Banco Sabadell traspasa al fondo Bain Capital la deuda del hotel Agir de Benidorm

23/02/2017 - 

ALICANTE. La deuda bancaria del Hotel Agir de Benidorm cambia de manos. El Banco Sabadell ha colocado el crédito del conocido establecimiento de cuatro estrellas en la avenida del Mediterráneo de la ciudad de los rascacielos (a apenas tres minutos de la playa de Levante) en un paquete de deuda hotelera que acaba de traspasar al fondo inversor Bain Capital. El paquete, conocido como 'Proyecto Traveller', incluía deuda hotelera por valor de 360 millones de euros aproximadamente, según fuentes conocedoras de la operación.

La entidad que preside Josep Oliu puso a la venta este paquete de deuda hotelera a principios de otoño, con el objetivo de deshacerse de parte de los créditos de dudoso cobro del sector, según publicaron diversos medios especializados en ese momento. Junto al conocido hotel de Benidorm se incluía la deuda de otros dos establecimientos de la Comunitat Valenciana: el Hotel Palacios, de Novelda (un pequeño hotel de tres estrellas y de inspiración rústica en el centro de la ciudad) y el Tano Resort de Gandía, propiedad de la conocida familia de empresarios Gomar. De los tres, solo el último se encuentra inmerso en un proceso de liquidación concursal, que se tramita en Valencia.

La deuda de los tres hoteles valencianos, y la de otros varios establecimientos de toda España, muchos de Barcelona (en total, el 'Proyecto Traveller' incluía los créditos de 13 empresas del sector), asciende a unos 360 millones de euros, según las mismas fuentes, aunque la compra por parte de Bain se ha cerrado con una importante quita, como suele ser habitual en estos casos. Si bien el importe final de la transacción no ha trascendido, distintas fuentes calculan que puede estar en el entorno de los 140 millones.

Bain Capital Credit es el mismo fondo norteamericano que adquirió al Sabadell el 'Proyecto Chloé', en el que se incluían tanto activos como créditos de diversos promotores inmobiliarios. La operación se cerró a finales de 2015, cuando el fondo de Bain Capital se conocía como Sankaty, y supuso para la entidad financiera deshacerse, entre otros, de los activos que aún mantenía de la promotora murciana Polaris World, hoy en concurso de acreedoers y a la que la CAM había refinanciado una importante deuda (y asumido activos) justo antes de ser intervenida por el Banco de España y luego vendida al Banco Sabadell. El precio de venta se cerró por entre 200 y 250 millones, según fuentes del sector, con un descuento sobre el valor nominal de alrededor del 30%.

En el caso del paquete que incluye la deuda de los hoteles Agir, Palacios y Tano Resort, el fondo norteamericano se impuso a otros habituales de este tipo de operaciones como Cerberus y Deutsche Bank, que también habían pujado por el 'Proyecto Traveller'. La operación, de hecho, atrajo el interés de otros fondos. Además de los proyectos 'Chloé' y 'Traveller', Bain Capital también ha comprado recientemente al Banco Sabadell el 'Proyecto Pirene', una cartera de créditos promotores por valor de 400 millones de euros.

Pero al mismo tiempo que el Banco Sabadell se deshace de los créditos dudosos vinculados al sector vacacional, su filial de gestión hotelera HI Partners busca oportunidades para ampliar la cartera de establecimientos de alta gama que ya tiene en su portfolio, a base de cerrar acuerdos para quedarse con la deuda de los hoteles. Al margen de gestionar la cartera 'heredada', HI Partners ha comenzado una estrategia de adquisiciones respaldada con 500 millones de capacidad inversora aportados por el fondo Starwood Capital. Una de sus primeras adquisiciones en esta estrategia (y la primera que se produce en la provincia de Alicante) es la compra del 80% de Xeresa Golf S.A., propietaria del hotel Villaitana, adelantada en exclusiva por este diario. Meliá seguirá explotando el complejo a pesar del cambio de propietario, mientras que la familia Cremades mantendrá un 20% de la sociedad.

Noticias relacionadas

next