X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

260 millones de facturación y plantas en medio mundo

Así es Samar Internacional, la empresa que Vicente Sala ha comprado a sus hermanas

19/12/2017 - 

ALICANTE. En su larga etapa como presidente de la extinta Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), Vicente Sala Bello era conocido, además de por su cargo institucional al frente de la por entonces cuarta caja de ahorros de España, por sus negocios en el sector de la automoción. Una imagen que cultivaba él mismo, siempre dispuesto a ofrecer un buen coche a un mejor precio a los empleados de la entidad o a los periodistas que cubrían la actividad de la caja.

Sin embargo, el imperio empresarial de la familia Sala Martínez (pues su esposa, Carmen Martínez, también aportó su fortuna al matrimonio) se construyó sobre una patente relacionada con el sector de los plásticos. El expresidente de la CAM, fallecido en 2011, patentó el sistema de alimentación que utilizan las máquinas de inyección de plástico con la que se fabrican la mayoría de utensilios de este material que pueblan todos los hogares, y en la actualidad sus empresas suministran polímeros a medio mundo. De hecho, el grupo tiene plantas de producción en una decena de países de Latinoamérica, Estados Unidos, Alemania, Reino Unido o Emiratos Árabes Unidos.

Ese grupo, articulado sobre las marcas SM Resinas y Samarlen, es el que controla la empresa holding Samar Internacional, la misma que acaba de adquirir Vicente Sala Martínez a sus tres hermanas, al comprarles el 60% de las acciones que sumaban Antonia, María del Mar y Fuensanta. Como publicó Alicante Plaza el domingo, el acuerdo se cerró la pasada semana, después de un año de negociaciones que incluso llegaron a romperse antes del verano: Vicente Sala se hace con la práctica totalidad de las acciones (su tía Antonia Martínez tiene un porcentaje minoritario) a cambio de su participación en la compañía patrimonial de la familia, la Compañía Española de Resinas, y un pago en metálico.

El control de la empresa familiar había desatado las hostilidades entre los hermanos en verano de 2016, cuando las tres mujeres destituyeron a su hermano mayor como presidente, y luego su madre anuló la decisión de la junta de accionistas, disolvió el consejo y nombró a su primogénito administrador único de Samar. El acuerdo económico pone fin al conflicto mercantil, que salió a la luz tras el asesinato de Carmen Martínez en diciembre de 2016 y que la Policía y la Fiscalía manejan precisamente como móvil del asesinato, por el que está imputado el marido de Fuensanta, Miguel López.

Ahora, la sede de Samar Internacional, Samarlen y SM Resinas está en un edificio de oficinas de la Plaza de los Luceros, en lugar de en el domicilio familiar (donde se celebraban los consejos de administración y las juntas), y Vicente Sala tiene las manos libres para dirigir el imperio del plástico que crearon sus padres. No hay que olvidar que hace solo unos meses tuvo que hacer uso de la 'acción de oro' que le legó su madre para aprobar las cuentas de 2016, ante el voto en contra de sus hermanas (entonces, el 60% de las acciones), en una decisión que motivó un nuevo pleito.

Samar Internacional es la empresa que dirige el resto de filiales del imperio del plástico de los Sala. En el corazón del entramado, la matriz surgió en 2011 de una operación de fusión-escisión simultánea de las sociedades denominadas Samar Internacional S.L., Samar Alquileres y Construcciones S.L, y Compañía Española de Resinas S.L. (que quedó como cabeza de la rama patrimonial, para gestionar la ingente cantidad de activos del holding, y que ahora es de las hermanas Sala). La firma matriz posee el 100% de SM Resinas Europa S.L., SM Resinas Logística S.L., Pomir S.L. y Samarlen S.L.U. En todos los casos es además la administradora única. Como también de la propia SM Resinas S.L.

SM Resinas tiene filiales participadas al 100% o como socio mayoritario en Brasil, Perú, Marruecos, México, Uruguay, Colombia y Argentina. A a su vez, Samarlen mantiene también filiales en Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, y de nuevo México y Argentina. Tal es la dimensión mundial de la empresa de materias primas para la industria de transformación de plásticos y cauchos creada por Vicente Sala Bello hace más de medio siglo.

Según las cuentas de 2015, las últimas que se conocen, Samar Internacional facturó 256,7 millones de euros a través de todas sus sociedades dependientes, y arrojó un beneficio de 8 millones de euros. Así, el holding vendió un 6% más que el año anterior (242,2 millones de euros), mientras que el beneficio obtenido por la familia Sala pasó de los 5,92 millones de euros de 2014 a los citados 8,14 millones: un 37% más. Buena parte del negocio de Samar Internacional está en el extranjero: en 2015 facturó 66,2 millones de euros en España, otros 8,2 en el resto de la Unión Europea, y nada menos que 182,2 millones de euros en el resto del mundo, donde creció casi un 9%.

Noticias relacionadas

next