X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

reducción en los pagos mensuales por la prestación del servicio

Alicante sancionará a la UTE de la basura por los residuos no recogidos: un 25% de los contenedores

5/09/2017 - 

ALICANTE. Las tres jornadas de huelga en el servicio de recogida de la basura (con paros de una hora en el inicio de la jornada de viernes, sábado y lunes) tendrán consecuencias económicas para la UTE concesionaria, participada por FCC, Ferrovial y Cívica (Enrique Ortiz). El Ayuntamiento de Alicante continúa recabando datos sobre el grado de cumplimiento del contrato desde la madrugada del sábado para aplicar las penalizaciones que correspondan. ¿Bajo qué fórmula? La de la reducción o minoración de los pagos mensuales por la prestación del servicio en la cantidad proporcional que se ajuste al trabajo efectivamente no prestado. 

La Concejalía de Limpieza Viaria que dirige el edil Víctor Domínguez (Guanyar) trabaja ya con una primera valoración estadística del servicio comprometido por contrato que no se ha llegado a ejecutar. De acuerdo con la labor inspectora desarrollada en las dos primeras jornadas de huelga, se habría dejado de retirar los residuos depositados en cerca de un 25% de los contenedores. Gran parte de esos desechos acumulados se podían apreciar todavía este lunes (el domingo no hubo paro) en algunos puntos de afluencia turística del Casco Antiguo, como el entorno de la Concatedral de San Nicolás.

Según las fuentes consultadas, la estadística no puede traducirse directamente en el porcentaje de deducción de esa futura sanción. Es decir, la UTE no va a dejar de ingresar un 25% de lo que percibe mensualmente (algo más de 730.000 euros), ya que en la certificación mensual no sólo se incluye el pago de los costes derivados de la retirada de residuos, sino también los de la limpieza viaria, los del tratamiento de los desechos y los de su eliminación. La aplicación de esa penalización no será instantánea, ya que el proceso contempla la apertura de una fase de alegaciones para que la UTE pueda exponer su propia posición. Eso sí, las mismas fuentes confirmaron que lo que resulta indiscutible es que, por una suma u otra, la sanción acabará materializándose como garantía de preservación del interés público.

Los paros se repetirán a partir del próximo viernes si no se retoma la negociación

Entre tanto, el conflicto laboral que dio lugar a la convocatoria de los paros sigue enquistado a expensas de que la dirección de UTE Alicante y los representantes de los trabajadores puedan alcanzar un acuerdo en el Tribunal de Arbitraje Laboral (TAL), este miércoles. En principio, también se ha concertado una reunión de los representantes de la plantilla con el alcalde, Gabriel Echávarri, el jueves. Si no existe acuerdo, la previsión de la plantilla es retomar los paros de una hora a partir del próximo viernes y continuará durante el fin de semana. 

Como ha contado Alicante Plaza, el origen del conflicto, entre otros puntos como el estado de deterioro de la maquinaria, es la disputa sobre el incremento salarial que se discute en la negociación de su convenio respecto al año 2016. Los trabajadores piden un aumento del 1,6% para toda la plantilla; la UTE está dispuesta a llegar a un 1,2% (0,4% para todos y otro 0,8% ligado a la antigüedad). La negociación está paralizada desde que la UTE decidiese mantener los expedientes sancionadores abiertos contra varios de los operarios (sólo se ofreció a dejarlos en suspenso, sin anularlos).

El PP habla ya de problema de salud pública

Por su parte, el portavoz del PP, Luis Barcala, instó este lunes al alcalde a convocar "un gabinete de crisis para encontrar una solución a la huelga de basura y sus consecuencias". "No estamos hablando sólo de la pésima imagen que ofrece la ciudad sino que nos encontramos ante un problema de salud pública".

"Resulta vergonzosa la imagen de suciedad en la ciudad durante todo el fin de semana y como ha amanecido Alicante esta mañana de lunes, pero lo que resulta aún más vergonzosa es la absoluta pasividad del tripartito", señaló a través de un comunicado. "Alicante y los alicantinos no se merecen que su fotografía estos días sea la de una ciudad con bolsas de basura y desechos por todas partes, y ni el alcalde ha movido un dedo ni el concejal de Limpieza, Víctor Domínguez, parece querer cambiar de actitud, pase lo que pase", subrayó. 

"A estas alturas, desde el grupo popular exigimos al alcalde que convoque inmediatamente este gabinete de crisis y que aborde la situación generada por esta situación de la limpieza en la ciudad", ha insistido. "Es necesario que se estudien las medidas que se van a tomar para evitarla y solucionar los problemas de salud pública que empiezan a plantearse", concluyó.   

Noticias relacionadas

next